My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Ecosistema emprendedor

¿Cómo Disney se ha ido apoderando del mundo del entretenimiento?

La más reciente adquisición de la Casa del Ratón fue una parte importante de 21st Century Fox.
¿Cómo Disney se ha ido apoderando del mundo del entretenimiento?
Crédito: Depositphotos.com
9 min read

The Walt Disney Company ha crecido exponencialmente a partir de la que fue idea original: ser una generadora de cortos animados. Su diversificación ha sido tal, que es el segundo conglomerado más importante del mundo en términos de ganancia después de Comcast, y tiene injerencia en empresas tecnológicas, de internet, transmisiones televisivas, radiofónicas, parques temáticos y, en algún momento, hasta fue accionista de equipos deportivos. Vamos, se ha apropiado de empresas que llegaron a ser su competencia… Definitivamente es uno de los reyes del entretenimiento. ¿Pero cómo comenzó todo?

Los primeros años

Poco después de que los hermanos Walt y Roy O. Disney fundaron Disney Brothers Cartoon Studio en 1923 comenzaron su consolidación como líderes de la industria animada. En 1926 rebautizaron sus esfuerzos bajo el nombre de Walt Disney Studio, porque en aquel entonces sólo era un estudio, no todos los que la marca engloba hoy en día.

Su primer personaje animado original fue Oswald, the Lucky Rabbit, el cual les generó nimias ganancias porque Universal Pictures era dueña los derechos, fue hasta que crearon a Mickey Mouse que las cosas comenzaron a revirar. Desde su inicio la compañía se caracterizó por utilizar la tecnología disponible para generar asombro en el público. Por ejemplo, el corto Steamboat Willie, protagonizado el buen Mickey, cosechó un primer gran éxito: era la primera animación con sonido de la historia, una acertada decisión estratégica que lo catapultó todo.

Para 1929 el nombre cambió a Walt Disney Productions, Limited, que además ya contaba con una división de merchandising (Walt Disney Enterprises), y dos subsidiarias (Disney Film Recording Company, para la filmación de películas, y Limited y Liled Raealty and Investment Company, para propiedades de bienes raíces). El crecimiento era paulatino, pero también fue el momento en que los hermanos dieron el salto al papel, porque se publicó la primera tira cómica de Mickey Mouse en el New York Mirror –hoy en día la marca cuenta con revistas, libros, cómics y hasta videojuegos–.

¿Otra de sus acertadas decisiones? Tres años después firmó un contrato exclusivo con Technicolor para realizar cintas animadas a color –fue otra de las iniciativas que la diferenciaron de la competencia y nuevamente la tecnología estuvo involucrada–. Sin embargo, desde el principio Disney se vio en la necesidad de distribuir sus lanzamientos a través de otros: Pat Power’s, Columbia Pictures, Universal Pictures y United Artists, porque aún no contaba con una división propia para la distribución.

Foto: Hulton Archive | Getty Images

Un crecimiento a cuenta gotas

La expansión y el crecimiento natural los llevaron a trabajar en su primer largometraje animado: Blancanieves y los siete enanos (1934), que inició toda una nueva industria. Con las ganancias de aquel filme se construyó en Burbank, California, las que hoy son sus oficinas y para 1940 se convirtieron en empresa pública en el mercado de valores.

Lamentablemente, tras la crisis generadas por la Segunda Guerra Mundial, el éxito de los filmes animados de fue a la baja. ¿Qué hizo Disney? Dar sus primeros pasos en la producción de películas de acción real y documentales, pero cuando el mercado lo permitió regresaron a las animaciones. Se acercaba el momento de crear su propia distribuidora, lo cual ocurrió en 1953 con Buena Vista Distribution.

En los 50 también dio el salto a la televisión –pero sería hasta los 80 y 90 que produciría series animadas propias como Las patoaventuras o Chip y Dale: ardillas al rescate– y en aquellos primeros años tanto NBC como ABC transmitían contenido de Disney. Gracias al estreno de Disneyland, una de las series en horario primetime más longevas de la historia, se afianzó una alianza entre la Casa del Ratón y ABC, que como socios financiaban y desarrollaban proyectos en conjunto. Cuatro décadas más tarde, Disney adquiriría Capital Cities/ABC en 1995; la compra incluyó propiedades del canal como A&E Televisión Networks, así como ESPN.

Los parques y el inicio de la consolidación

A mediados de los 50 nació uno de los más lucrativos negocios de la empresa, uno que incluso ha llegado a generar el 70 por ciento de los ingresos de la compañía: los parques temáticos. Comenzaron en terreno estadounidense con Walt Disney World inaugurado en 1971 y más tarde EPOCOT, pero eventualmente llegaron al extranjero gracias a las sedes de Tokio, Hong Kong o Shanghai –actualmente se ubican en más lugares– e incluso expandieron sus temáticas.

Con el auge del videocassette ochentero surgió Walt Disney Home Video, para expandir el negocio y The Walt Disney Productions se convirtió en Walt Disney Pictures. Un año más tarde, ya con Michael Eisner como CEO, se creó Touchstone Films, una rama dedicada a lanzar películas para un target adulto, entre ellas Mujer bonita y La sociedad de los poetas muertos, por ejemplo. En aquellos días también se lanzó The Disney Channel, en el cual se revivían programas y películas del catálogo de la empresa, pero también se creó contenido original.

Disney se ha diversificado en el mundo editorial y musical, pues es dueño de Hyperion Bookstore y de Hollywood Records, mientras que la colonización de un público más adulto los llevó a comprar Miramax –la empresa original de los hermanos Weinstein–. Incluso crearon el equipo de hockey Mighty Ducks of Anaheim, y adquirieron acciones del de béisbol Anaheim Ángeles, las cuales venderían más tarde en época de crisis. Dentro del mundo de internet es dueño de Starwave e Infoseek, y lanzó el portal Go Network en 1999.

Además de los parques temáticos, cuenta con una línea de cruceros llamados Disney Magic y un barco de nombre Disney Wonder. Pero la conquista de su competencia arrancó con la compra de Fox Family Worldwide –que incluía las franquicias de Power Rangers y Digimon– y se apropió de los derechos de Los Muppets y Bear in the Big Blue House, originarias de The Jim Henson Company, años atrás Disney lo había intentado, pero la repentina muerte de su creador Jim puso punto final a la negociación.

Foto: Depositphotos.com

La consolidación del dominio

Ya en la era de Bob Iger, actual mandamás de la empresa, y quien tomó su puesto en 2005, se cerró DisneyToon Studios Australia, pero tuvo lugar otra de las adquisiciones más impactantes de la Casa del Ratón: la compra de Pixar por 7.4 billones. Steve Jobs, quien tenía 50.1 por ciento de la compañía pasó a la junta directiva de Disney con un 7 por ciento de acciones, convirtiéndose en el accionista con más activos en solitario. Aún más, una de adquisiciones que más lucrativa le ha resultado es la de Marvel Entertainment, obtenida por 4.24 billones en 2009, y convertida en el más exitoso emporio de superhéroes en la historia del cine.

En 2010 Disney vendió Miramax y todo su catálogo de 700 filmes, y redujo el tamaño de Touchstone, se deshizo de Image Movers Digital, estudio que habían levantado junto con Robert Zemeckis, y de la disquera Lyric Street; también minimizó el tamaño de Disney Interactive Studios. Sin embargo, obtuvo la empresa india de entretenimiento UTV Software Communications.

Otra de las bombas mediáticas cortesía de la Casa del Ratón ocurrió en 2012 con la compra de Lucasfilm por un valor de 4.05 billones de dólares, tras lo cual se revitalizó la saga de Star Wars.  Pero no se detuvo ahí, unió a sus filas Maker Studio, un multifacético canal en YouTube que le costó 500 millones, pero le sirvió para transformarla en Disney Digital Network. También cuenta con el 75 por ciento de las acciones de BAMTech, un proveedor de streaming de la liga de béisbol.  ¿Cuáles son sus planes? Convertirlo en un sistema de video-on-demand por suscripción que le permitirá hacer su propio sistema de streaming en sustitución de Netflix, donde se dejará de transmitir su contenido.

Por si fuera poco, en diciembre de 2017, Disney anunció que compraría 21st Century Fox por 52 billones, aunque eso solo incluye las divisiones de entretenimiento, cine, cable y trasmisiones televisivas y satelitales. Sin embargo, esta fusión está siendo revisada por el Departamento de Justicia estadounidense para evitar la creación de un monopolio anticompetencia. El veredicto se dará a conocer en unos  12 o 15 meses.  

El que comenzó siendo un pequeño estudio de cortos animados hoy en día es un emporio mundial dominante de varios mercados operados a través de sus tres grandes divisiones Walt Disney Parks and Resorts, Disney Media Networks y Disney Consumer Products and Interactive Media. Según los datos que se tienen hasta ahora, en 2017 generó 17.6 millones de dólares hasta el mes de septiembre y sus ingresos en taquilla rebasaron los 5 mil millones de dólares. ¿Y sabes qué? En 2018 la compañía irá por más…

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

¡El evento de marketing digital más grande de América Latina llega a México!