My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Consultoría empresarial

Las 7 cualidades de la gente que es altamente respetada

El respeto es algo que no se da automáticamente. Se debe ganar. Cuando estás en una posición de liderazgo es imperativo que las personas con las que trabajas te respeten.
Las 7 cualidades de la gente que es altamente respetada
Crédito: Depositphotos
4 min read

El respeto es algo que no se da automáticamente. Se debe ganar. Cuando estás en una posición de liderazgo es imperativo que las personas con las que trabajas te respeten. Ellos pueden respetar tus hábitos en el trabajo, tu inteligencia, o tu habilidad para cerrar un trato. Incluso, hay más que respetar que eso. Si puedes ganarte su respeto como persona, entonces has ganado realmente el juego.

Aquí algunos tips para ganar más respeto.

1. Sé amable

Siempre sé educado con cualquiera con quien convivas durante el día, desde los miembros de tu familia hasta tus compañeros de trabajo, hasta la persona en la entrada del supermercado. Dales a los demás el mismo respeto que te gustaría recibir. Busca acciones que puedes tomar para ofrecer amabilidad. Abre la puerta en la cafetería a la persona detrás de ti, o deja a la persona que sólo tiene un producto delante de ti en la fila del supermercado. Di 'por favor' y 'gracias' siempre que sea posible.

2. Actúa respetuosamente

Elimina los comportamientos irrespetuosos tal como mover tus ojos, interrumpir o hablar negativamente de alguien. No sólo estas acciones no respetan a la persona con la que estás interactuando, sino que impiden o previenen mayor participación o resolución de problemas, y crea un calce que puede volverse permanente. En vez de fomentar un ambiente de escucha respetuosa. Todo el mundo merece ser escuchado, incluso si no estás de acuerdo con los puntos de vista u opiniones de la gente. Considera cómo te gustaría que te trataran si tú tuvieras algo que decir, especialmente si es un tema importante a tratar.

3. Escucha bien

Escuchar en un proceso activo y no pasivo. Piensa antes de hablar. Muy frecuente en las conversaciones de hoy, los comentarios de una persona "desencadenan" pensamientos en el oyente, quien entonces trae su historia en las mismas líneas. En vez de contar tu cuento, haz preguntas a las personas para alentarlas a decirte más. Muchas personas estarán contentas de que te importe.

4. Sé servicial

Las personas se ganan el respecto siempre estando listos a dar una mano o un oído cuando se necesite o se note una oportunidad de ayudar. Busca oportunidades de ayudar que podrías haber previamente ignorado. ¿Un colaborador necesita ayuda con un gran proyecto? ¿Puedes llevarle una taza de café a alguien? Esfuérzate por ser servicial varias veces al día.

5. No pongas excusas

Tus acciones están basadas en tus decisiones y, a menos que se una circunstancia imprevista, no hay razones para excusas. Hazte dueño de tus acciones. Por ejemplo, si constantemente llegas tarde, no des excusas aburridas. Aduéñate de tus errores y en vez de vivir en ellos, busca oportunidades de hacerlo mejor la siguiente vez. En vez de enfocarte en tus fallas, pregunta: “¿Cómo puedo rectificar mi comportamiento o esta situación?”.

6. Suelta la ira

Teniendo ira o resentimiento no hiere a nadie más que a ti mismo. Si te sientes decepcionado, permítete sentirte enojado momentáneamente, después muévete y rectifica la situación o ponla detrás de tu. Date a ti y a los demás un descanso. Perdona, y después olvida.

7. Ten voluntad de cambiar

Ser intratable no te llevará a ningún lado. Date cuenta que el proceso de evolución incluye cambio. Haz un esfuerzo para crecer como persona; aprende nuevas habilidades, intenta actividades nuevas, y especialmente, re-examina tus comportamientos automáticos. Y no olvides felicitarte a ti mismo del progreso que has hecho en tu camino hacia convertirte en una mejor persona.

5 claves para que las empresas grandes piensen como startups