My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Apple

Apple ya tiene más de 50 vehículos de conducción automática

El programa de autodirección de la compañía tecnológica continúa floreciendo.
Apple ya tiene más de 50 vehículos de conducción automática
Crédito: Depositphotos.com
3 min read
This story originally appeared on Engadget

Apple ha duplicado con creces el número de sus vehículos de conducción autónoma, confirmó el Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV). Desde la obtención de su primer permiso para probar vehículos autónomos, el tamaño de la flota de la compañía de Tim Cook ha crecido de forma constante, desde apenas tres coches de prueba en enero hasta 55 máquinas inteligentes al momento de escribir estas líneas. Si el programa sigue en curso, los consumidores podrían relajarse en el asiento del conductor para 2019.

Estos autos vienen acompañados por 83 conductores que probarán los vehículos. En esta etapa, Apple no ha sido autorizado para probar estos autos inteligentes sin supervisión humana; para eso, la compañía deberá presentar un permiso por separado al DMV, algo que Waymo hizo el mes pasado. El DMV también reveló que una segunda compañía sin nombre había solicitado la aprobación para comenzar pruebas sin conductor, pero no se ha dado algún detalle adicional.

Sabemos que la escena del automóvil autónomo se está calentando: Tesla y Drive.Ai se están quedando atrás de Apple, pero el también nativo de California, GM Cruise, lidera el grupo con 104 vehículos con capacidad de conducción autónoma. Aún así, uno de los mayores problemas inherentes a la tecnología automatizada es la seguridad. Un conductor de prueba no pudo detener a tiempo el vehículo en un reciente accidente fatal que involucró a uno de los prototipos autónomos de Uber, aparentemente debido a un software mal alineado.

Esto indica un margen de error que vale la pena considerar antes de precipitarse a hacer pruebas sin supervisión humana; antes de que el público pueda aceptar vehículos autónomos como una alternativa confiable de transporte, las compañías necesitan ganar su confianza. Siempre existe el riesgo de que se presente una falla mecánica y tampoco se puede ignorar el error humano. Pero si las empresas identifican problemas y desarrollaron medidas de prevención adecuadas con anticipación, el número de accidentes podría experimentar una caída notable. Eso retrasaría las salidas al mercado de estos autos, pero la seguridad debería ser la principal prioridad.

Cómo el Apple Watch le salvó la vida a un hombre