El museo de marcas en el que invirtió un tiburón de Shark Tank

El Museo de la marca inició como un acervo personal, pero la colección creció tanto que el proyecto interesó a Rodrigo Herrera, quien decidió hacer la mayor inversión de la noche en el programa Shark Tank México.
El museo de marcas en el que invirtió un tiburón de Shark Tank
Crédito: Depositphotos
Entrepreneur Staff
5 min read

Francisco González Zeledón creció rodeado de publicidad. Desde niño se enamoró de esta materia porque su padre era publicista. Ese amor lo llevó a coleccionar objetos y piezas publicitarias que formaron un acervo histórico digno de compartir en un museo dedicado a las marcas.

Y ese proyecto del Museo de la marca lo llevó a Shark Tank México, donde el tiburón Rodrigo Herrera invirtió 2 millones de pesos por el 45% de la compañía. La mayor inversión de la noche del treceavo capítulo de la tercera temporada.

Lo que parecía quedarse como un acervo personal, quizá pronto sea una colección que el público entero pueda admirar en la Ciudad de México, pues hace cinco años, un amigo le dijo a González que su selección de objetos publicitarios era en realidad un proyecto de museo.

La colección de González consta no sólo de piezas publicitarias, explica, pues además se dedicó a juntar las piezas que complementaran los anuncios, por ejemplo: si tenía un comercial de una pasta de dientes de 1950, buscaba la pasta de dientes físicamente.

Desde hace 20 años González trabaja en esta colección, pero fue apenas hace cinco años que inició en forma con el proyecto del Museo de la marca, cuyo objetivo es retratar la evolución de la publicidad y los objetos durante el siglo XX.

Desde entonces, este emprendedor que se ha desempeñado como publicista y servidor público, ha viajado por todo el país y algunos países del mundo. “Yo buscaba casas de antigüedades y bazares para armar su colección”, dice. Luego también sus amigos comenzaron a ayudarle a completarla.

En todo este proceso, su padre fue pieza clave para armar esta colección, pues él era quien poseía el conocimiento y dominio publicitario.

Hoy el acervo se compone de más de 120 mil piezas publicitarias y 25 mil artículos que las acompañan. “La colección es tan vasta que alcanza para armar dos museos”, asegura el emprendedor.

Museo autosustentable

González sueña con un Museo de la marca interactivo donde los visitantes quieran regresar la próxima semana. Para lograr este objetivo planea la creación de pabellones de marcas patrocinadoras en los que habrá actividades para niños y adultos. “Para que además de ser un museo, sea un negocio y sea autosustentable, no como los museos tradicionales”, aclara.

Además, también quiere ser una plataforma que impulse el trabajo de los emprendedores. “Todos los emprendedores del país van a tener un espacio para exponer sus artículos de manera gratuita. Eso también va a generar un bien social”.

González argumenta que “un emprendedor que está empezando no tiene 50 mil o 100 mil pesos para rentar una sala en un hotel”, por eso quiere ayudarlos en ese sentido. Esta iniciativa le pareció interesante a Marcus Dantus, quien aunque no invirtió, dijo que se sumaría al proyecto por medio de Startup México.

Dentro del tanque

Un momento de mucho nerviosismo, fue el que precedió la entrada de González al set de grabación de Shark Tank México. “Me la pasé repasando mi pitch para no olvidar ningún detalle de mi proyecto”, confiesa.

La tercera era la vencida. El amante de la publicidad había intentado entrar al programa de Canal Sony desde la primera temporada, pero no había sido seleccionado. “Un día entró la llamada de Shark Tank para decirme que estaba invitado a participar”, recuerda.

Su sueño se estaba haciendo realidad. González comenzó con la explicación de su proyecto, el cual, asegura, le pareció interesante a todos los tiburones porque me hicieron varias preguntas sobre la colección.

Francisco González, creador del Museo de la marca/ Foto: cortesía Canal Sony

Les llamó la atención que no hay museos de este tipo en el mundo, sólo hay uno similar en Londres y otro en Tokio, opina este fanático de Shark Tank.

Rodrigo Herrera fue quien decidió apostar por el proyecto y darle a González lo que pedía: 2 millones de pesos por el 45% de la compañía para iniciar con la apertura del museo.

El tiburón experto en marcas sugirió abrir este Museo de la marca en la Ciudad de México, pues el proyecto original era hacerlo en el estado de Querétaro.

Luego de cinco años, la participación en Shark Tank y “la inversión de Rodrigo es lo mejor que me ha pasado, pues este proyecto de mi vida se materializará de su mano”, asevera González.
 

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur