El nuevo 'TLCAN' y su afectación con manzanas

Entonces, ¿por qué castigar al consumidor final si es quien paga los platos rotos?
El nuevo 'TLCAN' y su afectación con manzanas
Crédito: Depositphotos.com
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Las conversaciones para establecer de la "nueva versión" del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) culminaron la semana pasada. Pero si bien has escuchado sobre estas pláticas, posiblemente no sepas con certeza qué parte del comercio afecta o cómo te puede afectar a ti.

Primero que nada, es importante que sepas que cada país tiene un impuesto denominado arancel a las importaciones. Este impuesto se ha ido diluyendo en forma histórica en la mayoría de los países conforme se ha impulsado la globalización y el libre comercio. Eliminar aranceles tiene la ventaja de que un país exportador tiene acceso a más mercados, pues este impuesto no representa una barrera de entrada a los países donde quieres exportar; pero tiene la “desventaja” de que la industria local queda expuesta a competencia global.

Para explicarlo más a detalle, vamos a explicarlo con manzanas. O bueno, con ventiladores.

Supongamos que quiero importar un ventilador de uso doméstico, para luego venderlo en México. Como algunas de mis opciones, estoy analizando comprarlo en México, importarlo de China, o importarlo de EU. Puedo entrar al Sistema de Información Arancelaria Vía Internet (SIAVI) de la Secretaría de Economía, y encuentro que la “fracción arancelaria” de los ventiladores domésticos es 84145101. Cada producto tiene una fracción con la cual se identifican las reglas de importación y exportación. Para este caso, el arancel a la importación es de 15% de países con los que México no tiene tratados de libre comercio; otros países, como Panamá, tienen un arancel preferencial para esta fracción arancelaria que va disminuyendo con los años (en 2018 es del 9%). En el caso de Estados Unidos, al existir el TLCAN, el arancel es 0%. El producto hecho en México, al no requerir importarse, también tendría 0% de arancel.

Entonces, mis opciones ya con arancel son las siguientes (todos los precios están en pesos para simplificar la comparación, y supongamos que el ventilador es idéntico).

Hay otros costos y valoraciones subjetivas que deben de considerarse según el origen, pero para efectos de este artículo quiero reflejar y explicar el impacto del arancel, pues representa uno de los efectos más importantes en un tratado de libre comercio.

En la tabla anterior, se evidencia que me conviene comprar el producto hecho en México. Si no existiera arancel del producto chino, éste me saldría más barato (y posiblemente se presionen las fábricas de ventiladores mexicanas), pues me convendría comprar el chino. El arancel lo pago yo, como importador del producto por el “derecho” de traerlo a México. Así que, si bien no lo paga el fabricante, éste último se ve afectado cuando existen aranceles porque puede impactar su venta.

Por ejemplo, el fabricante chino de ventiladores perdió una venta por el arancel, pues fue este factor que me impulsó a comprar el producto mexicano. Entonces los aranceles protegen a la industria local, y en ocasiones protegen a los países donde existen acuerdos comerciales. Si bien el producto de Estados Unidos es más caro que el chino, me conviene comprarlo antes que el chino gracias al TLCAN.

¿Entonces por qué dicen que los aranceles (tariffs) los termina pagando el consumidor final si es el importador quien hace el desembolso? Supongamos ahora que no hay industria de ventiladores en México y China, y tengo que importar el norteamericano. Si se mantiene el TLCAN, mi costo sería de $160 (0% de arancel), pero si se cancela y el arancel a este producto de EU es del 15%, el costo sería de $184:

Como importador, tengo que vender el ventilador más caro para poder tener una ganancia, así que este incremento de $24 pesos en mi costo, lo voy a trasladar al consumidor final. Por ejemplo, si quiero mantener un margen del 30% (precio de venta – costo / precio de venta):

Al cancelar el TLCAN, el ventilador costaría $34.29 pesos más.

Entonces, ¿por qué castigar al consumidor final si es quien paga los platos rotos?

Trump prefiere proteger la industria local, aun cuando los productos salgan más caros.  Si en México puedo producir ventiladores muy baratos (mano de obra barata, excelente productividad), entonces podría exportar mis ventiladores a EU sin arancel y afectar en forma importante la industria de ventiladores en EU; inclusive eliminarla por completo. Claro, al final los estadounidenses pagarán más por sus ventiladores, pero el concepto es que se protegerán trabajos en Estados Unidos (en este caso, los que producen ventiladores y los que forman parte de su cadena de valor).

Keep Reading

Latest on Entrepreneur

Entrepreneur Media, Inc. values your privacy. In order to understand how people use our site generally, and to create more valuable experiences for you, we may collect data about your use of this site (both directly and through our partners). By continuing to use this site, you are agreeing to the use of that data. For more information on our data policies, please visit our Privacy Policy.