Guía rápida para entender la 'Ley de pago a 30 días' y en qué te beneficia

Seguramente te ha pasado: un cliente no te ha pagado desde hace meses, mientras que un proveedor te cobra una deuda que tienes de apenas semanas. Mientras tanto, tu negocio se ahoga.
Guía rápida para entender la 'Ley de pago a 30 días' y en qué te beneficia
Crédito: Depositphotos.com
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Con información de Xóchitl Austria

Seguramente te ha pasado: uno de tus clientes no te ha pagado desde hace más de tres meses, mientras que uno de tus proveedores se empieza a poner impaciente porque le debes una cuenta atrasada. Entonces, ¿qué haces? Pides prestado a un banco o a un familiar para poder llegar a fin de mes y te endeudas. Y así el ciclo se repite cada 30 días. 

Si formas parte del ecosistema emprendedor mexicano, es muy probable que el escenario anterior te sea muy bien conocido y te haga sufrir para mantener el flujo de efectivo en tu empresa. Pero esto podría estar a punto de cambiar a partir de este año.

De acuerdo con el Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera, en México los pagos a las micros, pequeñas y medianas empresas (Pymes) llevan un promedio de 60 días, pero hay casos donde tardan hasta 120 o incluso seis meses, dependiendo del sector o actividad económica donde se desenvuelvan. 

Por eso, actualmente se discute en el Senado el proyecto Ley de Pago a 30 días, una iniciativa que busca que el plazo medio para los pagos a emprendedores sea de un mes. Dicha legislación podría entrar en vigor en la segunda mitad de 2019, según estimaciones de la Asociación de Emprendedores de México (ASEM), entidad que es la principal impulsora del proyecto. 

"Son iniciativas que favorecen el emprendimiento; los plazos de pago que hay ahogan a cualquier empresa, principalmente a las pequeñas y medianas", dijo al respecto Luis Miguel Beristain, director del Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera Región Sur.

Por su parte, Fernando Mendívil, expresidente de la ASEM, mencionó en entrevista con Entrepreneur en Español que esta propuesta "permite se pongan de acuerdo las empresas y que se erradique el abuso”, mencionó Fernando Mendívil, expresidente de la ASEM.

Oxígeno para los pequeños comercios

El proyecto favorece al ecosistema emprendedor, pero también al Sector Privado en su conjunto -medianas y grandes empresas-, lo que tiene un efecto dominó.

La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope) indica que el nuevo marco legal de cobro de facturas daría también poder de negociación a las micro, pequeñas y medianas empresas frente al Sector Público. 

“Les permitirá hacer viable su negocio”, afirmó Ada Irma Cruz, presidenta de dicha cámara. 

Un registro de Canacope indica que más del 50 por ciento de sus afiliados atribuye el cierre de sus establecimientos a la falta de flujo de efectivo para operar el día a día, derivado principalmente por el retraso en pagos.

El organismo estima que los impactos de esta ley se traducirían en un crecimiento de medio punto porcentual del Producto Interno Bruto (PIB) del país, debido a la certeza que supone en los rubros de planeación de gasto, inversión y generación de empleos.

Mendívil, hoy vicepresidente de la Asociación de Emprendedores de América Latina (Asela), destaca que la ley trae beneficios ya que dejará de afectar los flujos de efectivo, pues hoy el microempresario debe acudir a fuentes de financiamiento costosas para dar salida al largo camino de los pagos. 

Puntos que planeta la ley (o por qué te beneficia)

Estos son los principales puntos que contemplará la Ley de acuerdo con un comunicado de la ASEM.

1. Plazo máximo de pago 30 días naturales. A partir de la recepción de la factura, aunque durante los primeros 12 meses a partir de su entrada en vigor, el plazo sería de 60 días corridos (para ajustar el mercado y las cadenas de pago).

2. Sanciones por incumplimiento en el sector privado. En caso de que no se cumpla el plazo de pago, se podrían aplicar comisiones a favor del proveedor por cada día de retraso y una multa sobre saldo insoluto que la empresa deudora tendría que pagar al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

3. Sector público. El plazo máximo de pago sería igualmente de 30 días naturales desde la recepción de factura (salvo excepciones legales, en bases de licitación y contratación directa). Habría sanciones administrativas para el funcionario público encargado del servicio que no cumpla con los plazos de pago.

4. Casos excepcionales. Entendiendo que existen ciclos económicos muy particulares que no podrían someterse a un plazo de pago de 30 días, como en la agricultura o ventas a consignación, la propuesta ciudadana estipula casos excepcionales.

5. Transparencia. En cuanto a los casos excepcionales o acuerdos entre privados, se registrarían en un portal de la Secretaría de Economía, en un plazo no mayor a 5 días hábiles a partir de la celebración del contrato, con el fin de visibilizar estos acuerdos para evitar plazos de pago abusivos, dando pie además a generar un índice de plazos de pago en México.

 

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur