Las 10 llaves que utiliza Carístico (antes Místico) para vencer a sus contrincantes. ¡Úsalas para enfrentar a tu competencia!

El campeón mundial histórico medio de la NWA reinventó la forma de ver la lucha libre en México y logró acercarla a nuevas generaciones. Esta es la forma que utiliza para vencer a sus contrincantes.
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La primera vez que Carístico luchó arriba del ring fue el 18 de junio de 2004 bajo el nombre de Místico (el primero de la historia) en la Arena México con un lleno casi total. Nunca imaginó que con ese personaje lograría lo que ninguna otra estrella pudo en los 85 años que tiene la lucha libre en México: se convirtió en un luchador mediático que reunió a todos los estratos sociales en las funciones de lucha libre mexicana, un deporte que representa la identidad de los mexicanos considerado como Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México

Cuando Carístico era un adolescente, soñaba con ser una estrella de fútbol. Empezó a jugar de manera profesional desde los 16 años de edad, de hecho fue parte de la selección mexicana de fútbol Sub-17 y Sub-20. Le encantaba patear el balón y sentir la adrenalina de anotar un gol, pero también empezaba a despertar otra pasión que se convirtió en su profesión: la lucha libre.

Y es que desde niño estuvo rodeado de este deporte, pues su abuelo fue el primer Doctor Caronte y su padre el Doctor Caronte Tercero, dos luchadores que brillaron en la época de oro de la lucha libre mexicana en la década de 1950 y 1960, además de su tío Tony Salazar quien se ha dedicado a formar nuevos luchadores. Su familia y otros luchadores le decían que tenía potencial para luchar y convertirse en un ícono de este deporte, pero Carístico quería ser futbolista.

Entrenaba lucha libre y también fútbol, hasta que cumplió 20 años de edad cuando decidió dedicarse a ser un luchador profesional inspirado por su padre. Cuando asistía a las luchas como aficionado se imaginaba peleando arriba del cuadrilátero.

“Mi sueño ya era luchar en la Arena México, dar funciones los viernes y subirme al ring para demostrarle al público mi talento”, recuerda Carístico.

Tiempo después lo cumplió, pues debutó en ese mismo lugar con la máscara de Místico y se enfrentó con la Triada del Terror integrada por los luchadores Mephisto, Ephesto, y su rival más grande en el cuadrilátero: Averno, quien una vez le dijo que algún día llenaría la Arena México. Tuvo la oportunidad de ser apadrinado por el luchador Volador Junior, uno de sus ídolos a quien le aplaudía desde las butacas cuando iba a las luchas como aficionado. No esperaba que años más tarde iba a estelarizar carteleras junto con figuras como Atlantis.

Místico se volvió un personaje mediático que aparecía en telenovelas, comerciales y video clips, una situación que puso los reflectores sobre la lucha libre mexicana y aumentó los ingresos del Consejo Mexicano de Lucha Libre (CMLL), la empresa pionera de este deporte en México y propietaria del nombre de este personaje bajo un esquema de licensing, en el que por medio de un contrato otras personas o empresas pueden usar y aprovechar la imagen de la estrella, por ejemplo en un spot de televisión o una película. Además de generar ingresos con la taquilla de las funciones.

Pero eso no fue todo. Místico transformó la manera de ver la lucha libre en el país, la acercó a nuevas generaciones y pudo convocar a diferentes clases sociales en cada función, pues durante muchos años fue calificada como un entretenimiento para personas de bajos recursos como la clase obrera, y a los luchadores los llamaban ‘nacos’ de forma despectiva, relata Carístico. “Vine a revolucionar la lucha libre mexicana, algo que nadie había hecho en mucho tiempo”.

¿Cómo lo logró? Fue gracias a su desempeño en el ring con acrobacias aéreas, pues a diferencia de otros luchadores, Carístico puede quedarse suspendido en el aire hasta dos segundos. Ese es el estilo que caracteriza a la lucha libre mexicana y también ha sido una manera de reinventar este espectáculo para venderle al espectador experiencias memorables, únicas e irrepetibles en cada una de las funciones que brinda el CMLL con más de 120 luchadores.

Aunque Místico ha sido representado por varias personas, Carístico construyó este personaje desde cero. Antes de ser luchador profesional trabajó como seguridad en la Arena México, vendía fotos instantáneas y máscaras. Lo único que necesitaba para subirse al ring era atreverse y prepararse formalmente con entrenamientos. Al igual que todo emprendedor, sabe que llegar a la cima del éxito cuesta esfuerzo y dedicación, incluso llegó a trabajar como barrendero en un deportivo para pagar sus estudios y la mensualidad del gimnasio.

Tiene estudios hasta nivel secundaria, pero nunca ha dejado de capacitarse profesionalmente. Ahora tiene una certificación en nutrición deportiva, es personal trainer, forma fisicoculturistas, opera un gimnasio propio, tiene una escuela de lucha libre y es un ícono de la lucha libre mexicana.  

Considera las caídas como una oportunidad para mejorar y estar un paso adelante de sus oponentes, aunque dice que las derrotas más grandes que ha tenido es cuando el público lo abuchea, pero aprovecha para analizar qué está haciendo mal y entrenar más duro. “Soy un luchador que cambia los abucheos por los aplausos y los silbidos por los gritos. Reto al público para demostrarle lo contrario arriba del ring con mi trabajo”, dice Carístico.

Desde niño siempre fue una persona con buena conducta, pero se defendía y le hervía la sangre cuando alguien trababa de hacerle daño, una cualidad que utiliza en el cuadrilátero. Él mismo comparte las 10 llaves que utiliza para vencer a sus rivales, mismas que puedes aplicar para enfrentar a tu oponente: la comptencia de tu negocio en el mercado. Recuerda que no se trata de eliminarla, sino de saber enfrentarla y no rendirse primero.

 

Un buen empresario, inversionista, emprendedor o hasta profesionista sabe cuándo retirarse del juego. Carístico tiene presente que llegará ese momento y aunque dice que será dentro de unos nueve años, quiere hacerlo cuando su cuerpo todavía tenga buena salud. Cuando eso pase, el siguiente paso será construir un semillero de luchadores de nueva generación para darles la oportunidad de empezar desde cero y brillar en el cuadrilátero, justo como él lo hizo.

“Soy una persona que no para hasta conseguir lo que me propongo”, dice Carístico, “tengo la lucha libre en la sangre, me llena de orgullo decir que soy luchador y aún más que soy mexicano”.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur