Vida emprendedora

Así es como la ciencia te puede ayudar a tomar mejores decisiones

Aquí te dejamos seis métodos respaldados por la ciencia que pueden ayudar a los emprendedores a tomar decisiones más inteligentes y mejor informadas.
Así es como la ciencia te puede ayudar a tomar mejores decisiones
Crédito: Vladislav Babienko vía Unsplash
Guest Writer
Entrepreneur; Founder and CEO, JotForm
11 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

¿Café cargado o ligero? ¿Ventana o pasillo? ¿Pan blanco o integral? Cada día trae consigo un sinfín de nuevas decisiones, según algunos estudios, alrededor de 35,000 para un adulto promedio. Si quitamos siete horas que estamos dormidos, eso nos deja con un promedio de 2,000 decisiones por hora, una cada dos segundos.

La gran mayoría de nuestras decisiones diarias son inconsecuentes, desde darle like a una foto en Instagram hasta cerrar una oferta que te aparece en Internet. Sin embargo, las decisiones complicadas pueden ser abrumadoras, y tener un gran dilema suele indicar que hay algo importante en juego. Cuando sufrimos para elegir pareciera que todo está en riesgo, nuestro estilo de vida, nuestras relaciones, hasta nuestro bienestar. Afortunadamente, la ciencia está aquí para ayudarnos.

El autor Steven Johnson escribe: “En las últimas décadas, un creciente campo de investigación multidisciplinario, con áreas tan diversas como la ciencia cognitiva, las teorías administrativas o estudios literarios, nos ha dado una serie de herramientas que podemos utilizar para tomar mejores decisiones”.

Ahora, es importante señalar que la palabra clave aquí es “mejores”. Ninguna de estas herramientas puede elegir por ti. “Son trucos, guías y atajos” explica Johnson. Sin embargo, las técnicas para tomar decisiones pueden ayudarte a tener una perspectiva diferente de las cosas y a imaginar posibilidades totalmente nuevas. Y lo que es mejor, las investigaciones muestran que te puedes hacer cada vez mejor tomando decisiones. Esto es una gran noticia para los emprendedores, porque yo diría que el hecho de arrancar y hacer crecer un negocio implica aún más decisiones diarias, muchas de las cuales sí tienen consecuencias reales.

Como CEO suelo decirle a mis equipos que tomen decisiones rápidas, que avancen y hagan los ajustes necesarios sobre la marcha. Sin embargo, a pesar de llevar 13 años dirigiendo mi empresa, JotForm, sigo batallando para tomar decisiones difíciles. He intentado muchas técnicas diferentes a lo largo de los años, algunas me han funcionado y otras han sido una gran pérdida de tiempo. Aquí te dejo seis métodos a los que suelo regresar cuando tengo que tomar decisiones complejas, tanto en mi vida personal como en los negocios.

1. Pon tus valores sobre la mesa

Imagina que estás considerando crear una nueva línea de productos. Parece que es una gran oportunidad, pero también implica más gastos, tiempo e incluso personal. Toma una hoja de papel y escribe la clásica lista de pros y contras. Ahora, a cada punto asígnale una calificación del 0 al 1, basándote en tus valores personales y como empresario. Por ejemplo, si llegar a nuevos mercados es un objetivo fundamental para tu negocio, ponle a eso un 0.9 o 0.95.

Si en la lista de pros pusiste “tener un nuevo desafío”, pero estás intentando trabajar menos horas para darle prioridad a tu descanso, entonces eso llevará una calificación de 0.2 o 0.3. Y haz lo mismo con el lado de contras. Por ejemplo, contratar gente nueva podría tener un 0.8 de calificación, sobre todo si ya no te cabe más gente en la oficina y a ti te gusta trabajar en silencio o en un ambiente tranquilo. Tener un número alto de cosas en el lado de contras significa que sería un retroceso. Una vez que tengas calificado cada punto, súmalos, multiplícalo por 100 y ve qué opción gana.

También puedes hacer otra lista de pros y contras de no lanzar una nueva línea de producción. Habrá ocasiones en las que ese simple cambio te ayude a ver las cosas desde otro ángulo para darle claridad a tus valores. Y toma nota de esto: ¿Cómo te sientes sobre el resultado del ejercicio? Si el número final te emociona o te decepciona, vale la pena analizar las razones detrás de ese sentimiento.

2. Evita las decisiones en blanco o negro

La lista de pros y contras proyecta un mundo muy simple de cosas buenas o malas, y por lo general eso clarifica muchas cosas, pero también deja fuera la cantidad de grises que hay en medio. Hay situaciones en las que nuestras opciones no se limitan a lanzar la nueva linea u olvidarnos del proyecto por completo.

Por ejemplo, podrías lanzar un sólo producto nuevo, en lugar de una línea entera de producción. Podrías meterte más a profundidad en la investigación y encuestar a tus clientes para evaluar las ganas que tienen de que te expandas. O puedes dejar el proyecto de lado durante un par de meses y regresar a él con ojos frescos. Por lo general, la mejor decisión no es una de dos opuestos, sino una solución creativa que está en un punto medio entre ambos, proyectando lo mejor de cada lado.

3. Adelántate al futuro

Cuando tenemos una decisión súper compleja frente a nosotros, es normal imaginar escenarios en los que todo puede salir bien o todo puede salir mal. Por ejemplo, ¿qué pasaría si la nueva línea de producción es un rotundo éxito financiero? ¿O qué pasaría si no despega, drenando a tu compañía de sus recursos y llevándolos a la quiebra? Piensa en ambas posibilidades y analiza cómo te sientes.

Después, ve un poco más allá. El psicólogo Gary Klein recomienda una técnica que él llama “premortem”, que es el opuesto hipotético del informe de término de un proyecto. “En un entorno médico, el informe postmortem es lo que le permite a los médicos y familiares conocer la causa de muerte de un paciente. Esto beneficia a todos, excepto al paciente, claro. En los negocios, un premortem entraría al inicio de un proyecto, no al final, para que éste pueda ser mejorado en lugar de tener que sufrir una autopsia”, escribió Klein en 2007.

Visualiza ese escenario en el que todo salió mal. Luego rétate a explorar todas las razones posibles del fracaso. Haz una lista de lo que salió mal, y luego trabaja hacia atrás para crear los pasos y tácticas que eviten este resultado. Las investigaciones muestran que este proceso hace mucho más por tu cerebro que sólo tranquilizarlo, y al final, te hace sentir mejor sobre la decisión tomada. Los premortems, que también suelen ser llamados “retrospectiva prospectiva”, pueden mejorar nuestra capacidad para identificar resultados a futuro en un 30 por ciento.

El método premortem también funciona para decidirte por resultados menos desastrosos. Visualiza el mejor escenario posible y analiza cómo te sientes. Si no te emociona esta perspectiva, analiza la razón. Puede que termines reconsiderando la decisión, pero no sólo porque pueda salir mal, sino porque no te llevará a un destino al que realmente quieras ir.

Como nota aparte, Amazon usa una variante del método premortem. Antes de empezar a programar, los desarrolladores tienen que escribir un comunicado de prensa hipotético del lanzamiento en el que van a trabajar. Este proceso hace que los equipos identifiquen los obstáculos, enfrentándolos a decisiones complicadas desde antes de haber empezado el proyecto. Además pone nuevamente sobre la mesa la propuesta de valor. “Si el equipo no puede crear un comunicado de prensa atractivo e interesante, lo más probable es que el producto no vaya a funcionar y no valga la pena trabajarlo” escribió Jillian D’Onfro.

4. Busca consejos de un experto

Cuando estamos batallando para tomar una decisión, lo más común es buscar consejo con nuestros amigos y familiares. No hay nada malo en esto, pero vale la pena recordar que tu círculo íntimo no es imparcial, y que incluso pueden tener cosas en juego dentro de tu decisión, por lo que podrían inclinarse más hacia un lado o hacia el otro.

En lugar de dejarlo todo en manos de tu gente cercana, busca el consejo de una persona que haya tenido que tomar una decisión similar. Pregúntales la razón por la que decidieron lo que decidieron, el resultado obtenido y cómo se sienten al respecto. Si pudieran, ¿volverían a elegir lo mismo? También hay consultores que pueden ser sumamente útiles en esto, busca gente que tenga mucha experiencia en el área que necesitas y aprende todo lo que puedas de ellos.

5. No te precipites

Probablemente hayas visto frases motivacionales para emprendedores que dicen algo como “brinca y la red de seguridad aparecerá” o “déjate caer en tu pasión”. Todos necesitamos un empujón de vez en cuando, pero dar un salto al vacío rara vez funciona a la hora de tomar una decisión difícil.

Antes de iniciar JotForm, trabajé como desarrollador para una empresa de medios en Nueva York, y tenía varios proyectos a los que les dedicaba mi tiempo más allá de las horas de oficina. Eventualmente, esos proyectos estaban pagando las cuentas de manera regular y el dinero que gané con esos productos digitales excedió a lo que ganaba con mi sueldo. Sin embargo, todavía me tardé otros dos años antes de decidirme a dejar mi trabajo para dedicarme a mis proyectos de tiempo completo. No brinqué al vacío, sino que ya había construido una red que me iba a sostener.

Todos somos diferentes. Para algunas personas, esos dos años pueden parecer una eternidad, o representar meses perdidos que pude haber invertido en hacer crecer mi empresa. Pero para mi, el hecho de tomarme mi tiempo me hizo sentir poderoso. Habrá momentos en los que tengas un tiempo límite para tomar una decisión, o que sea algo que tengas que decidir en ese momento. Pero también hay ocasiones en las que el sentido de urgencia nos los imponemos nosotros mismos. Cada vez que sea posible, date tiempo y espacio para tomar la decisión más inteligente.

6. Sé consciente de las decisiones ocultas

Darte el suficiente tiempo para decidir tiene un valor, pero procastinar y evitar tomar una decisión también es una elección, y una que rara vez resulta bien, incluso si te estás intentando convencer de que estás dejando abiertas tus opciones. “Es difícil verlo en el momento, pero la variedad de opciones tiene un precio” dice Brian Halligan, co-fundador y CEO de HubSpot.

“Conforme la empresa ha ido creciendo, he aprendido a escuchar con atención cada opinión, a involucrarme en debates sanos con mi equipo, a darme mi tiempo, a tomar una decisión y luego, a ‘dejar ir el barco’. Dejar que el barco se vaya significa que las decisiones no tienen vuelta atrás.”

El hecho de no tomar una decisión tiene las mismas consecuencias potenciales que una decisión. No dejes las grandes decisiones en manos de la suerte. Y si eres un emprendedor ahogándote en las decisiones de las primeras etapas de tu negocio, déjame decirte que cada vez se hace más fácil. Una vez que tengas puestos todos los ladrillos, llega un equilibrio y podrás volver a respirar. Además, cada vez se vuelve más fácil tomar la decisión correcta, así que sigue construyendo y trabajando tus músculos de toma de decisiones.

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

Corene Summers helps clients advancing their health, careers and lives overall through reducing stress, tension and optimizing sleep.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur