My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Productividad

12 errores que puedes estar cometiendo en los primeros 10 minutos de tu día laboral

Aquí te decimos cómo evitar esos inconvenientes y prepararte para triunfar.
12 errores que puedes estar cometiendo en los primeros 10 minutos de tu día laboral
Crédito: Getty Images vía BI
8 min read
This story originally appeared on Business Insider

Los primeros minutos de tu día laboral son críticos para la productividad de las siguientes ocho horas de trabajo.

Si llegas tarde a la oficina, o pierdes demasiadas horas respondiendo correos, puede que pierdas el rumbo y te cueste más trabajo concentrarte a lo largo del día.

Investigamos un poco y encontramos 12 trampas comunes en las que podemos caer en esos primeros diez minutos de trabajo. Sigue leyendo para descubrir cómo evitar esos inconvenientes y prepararte para triunfar.

Yu Han contribuyó a una versión anterior de este artículo.

1. Llegas tarde a la oficina

You're showing up late to work.

Imagen: Flickr / cvogle

Puede que estés saboteando tu día laboral, incluso antes de que empiece.

Un estudio citado por el Huffington Post reveló que los jefes suelen creer que los empleados que llegan tarde son menos conscientes, y suelen calificarlos con un menor desempeño, independientemente de si esos mismos empleados son los últimos en irse.

Sabemos que no es justo, pero es la realidad, así que intenta llegar a la oficina lo más temprano que puedas.

2. Se te olvida saludar a tus compañeros

You forget to say hi to your coworkers.

Imagen: Getty Images

Es muy sencillo crear un ambiente agradable para ti y los que te rodean si te das un par de minutos para saludar y platicar con tus compañeros.

Según Lynn Taylor, experta en ambientes laborales y autora del libro “Tame Your Terrible Office Tyrant: Hot to Manage Childish Boss Behavior and Thrieve in Your Job”, si eres el jefe no puedes llegar y sólo decir “hola” a tu equipo sin prestarles atención porque aparentas una falta de habilidades sociales que pueden permear en tus competencias técnicas.

En incluso si no eres el jefe de nadie, hacer una entrada silenciosa a tu escritorio puede hacerte parecer menos amable ante tus compañeros.

3. Tomas café demasiado temprano

You drink coffee too early in the morning.

Imagen: Koichi Kamoshida/Getty

Si no eres el tipo de persona que se toma una taza de café justo al despertar, lo más probable es que te la tomes en cuanto llegas a la oficina.

Pero las investigaciones sugieren que el mejor momento para beber café es a las 10 de la mañana porque el cortisol, la hormona del estrés que regula nuestra energía, suele tener su momento más alto entre las 8 y las 9 de la mañana. Si tomas café en ese momento, el cuerpo empieza a producir menos cortisol y empieza a depender más de la cafeína.

Una vez que tus niveles de cortisol empiecen a decaer, a eso de las 9:30 de la mañana, entonces es cuando realmente necesitas ese empujón de la cafeína.

4. Empiezas tu día contestando cada correo

You start your day answering every single email.

Imagen: iStock

Una vez que te acomodas en tu silla, lo más tentador es meterte de lleno en los correos que llegaron durante la noche.

Pero según Michael Kerr, orador internacional y autor de “You Can’t Be Serious! Putting Humor to Work”, los primeros 10 minutos de tu día deberías emplearlos en hacer un análisis rápido de los correos para priorizarlos. Así puedes saber si hay algo urgente que responder y luego crear un plan para contestar los demás a lo largo del día.

“Contestar correos puede convertirse en una de esas tareas que te hacen sentir que estás logrando cosas, pero el verdadero riesgo está en que no ponerle atención a las cosas que demandan una acción inmediata, y permites que sean los demás los que dicten tu agenda del día” le dijo Kerr a Business Insider.

5. Olvidas crear una agenda tentativa antes de ponerte a trabajar

You forget to make a tentative schedule before launching into your work.

Imagen: Getty Images

Antes de meterte de lleno en el trabajo, Taylor sugiere tener una idea de hacia donde debe ir tu día, y esto incluye escribir tus prioridades y lo que debes terminar en la jornada, así como revisar bien tu calendario.

Debes tener en mente los eventos que ocurrirán durante el día y si necesitas prepararte para alguna llamada o reunión. De otra forma pueden tomarte por sorpresa y sólo recibir un recordatorio 10 minutos antes de que tengas que reunirte con tu equipo, justo cuando estás más concentrada haciendo una propuesta para un proyecto.

6. Empiezas con las tareas más fáciles

 

You dive into your easiest tasks first.

Imagen: Westend61 | Getty Images

Las investigaciones sugieren que la energía y las ganas tienden a disminuir a lo largo del día, por eso es sumamente importante hacer las cosas más relevantes al inicio.

Algunas personas se refieren a esta estrategia como “comerse la rana” basándose en una cita de Mark Twain que decía: “Lo primero que debes hacer al iniciar el día es comerte una rana viva, después de eso no puede pasarte nada peor”.

7. Haces muchas cosas a la vez

You multitask.

Imagen: Estrada Anton/Shutterstock

Como tienes mucha energía en la mañana, es fácil creer que puedes hacer muchas cosas a la vez.

Pero las investigaciones sugieren que el multitasking puede dañar tu desempeño en la tarea más importante, por lo que es mejor hacer una sola cosa a la vez. Si empiezas tu día atendiendo a diferentes prioridades, puedes retrasar tu progreso durante la jornada.

Mejor empieza con el pie derecho y concéntrate en una sola tarea durante los primeros 10 minutos de tu día.

8. Te hundes en pensamientos negativos

You dwell on negative thoughts.

Imagen: Rido/Shutterstock

Puede que te haya tocado un pésimo traslado en el metro, o que te hayas peleado con tu pareja antes de salir de casa.

No permitas que esas experiencias te distraigan de las cosas que tienes que hacer.

Taylor sugiere compartamentalizar poniendo esos pensamientos negativos en una “caja mental” y revisarlos en otro momento de tu semana.

9. Agendas reuniones muy temprano

You're scheduling early morning meetings.

Imagen: Heather Wines/CBS ©2015 CBS Broadcasting Inc. All Rights Reserved.

Las reuniones matutinas pueden ser un gran desperdicio de tus recursos cognitivos.

Según Laura Vanderkam, autora de “What the Most Successful People Do Before Breakfast”, las primeras horas de la mañana deberían reservarse para las tareas que requieren de mayor concentración, como la escritura.

Si puedes decidir sobre los horarios de las reuniones con tu jefe y compañeros, asegúrate de agendarlas para los momentos de menor energía, como a medio día (a menos que sepas que requerirás de toda tu concentración para una junta en específico).

10. Tienes ambiciones demasiado altas para lo que necesitas hacer

You have ambitious plans for what you want to get done.

Imagen: Getty Images

Uno podría pensar que empezar tu día queriendo lograr grandes objetivos es fuente de motivación, pero la ciencia dice que si lo haces tienes mayores probabilidades de procastinar.

Según el neurocientífico cognitivo Sahar Yousef, la raíz de la procastinación es el miedo. Cuando tienes una gran tarea frente a ti te sientes asustado y empiezas a dudar de tu capacidad para hacerla.

Para evitar la procastinación, divide tus tareas y enfocas en lo que sabes que puedes lograr en una cantidad específica de tiempo.

11. No te das tiempo para reflexionar

You don't take time to reflect.

Imagen: Getty Images

Según Mark McLaughlin, neurocirujano, la mejor forma de evitar la fatiga, de mejorar tu salud mental, impulsar tu creatividad e incluso dormir mejor, es meditando. Ésta es la razón por la que McLaughling incluye la meditación en su rutina de las mañanas, y asegura que es el secreto de su éxito.

“Intenta meditar por lo menos 10 minutos al iniciar tu día y descubrirás cómo tu vida mejora” nos escribió McLaughlin.

12. Te sientas lejos de las ventanas

You're not sitting next to a window.

Imagen: Getty Images

Según un estudio realizado en 2014 por el Journal of Clinical Sleep Medicine, la exposición a la luz natural del sol al inicio del día puede mejorar la salud y el humor de los empleados.

Abrir tus cortinas por la mañana puede darte energía para el resto del día. Y si no tienes forma de sentarte junto a una ventana, considera la opción de invertir en una lámpara SAD.

Keep Reading

Mexico Desconocido

7 propiedades medicinales de la miel que debes conocer

Descubre los maravillosos beneficios que trae consigo el consumo de la miel para nuestra salud y bienestar.
Nupcias Magazine

Luna de miel en París

Pasarán los mejores días en la ciudad más romántica del mundo.
Cine Premiere

Boo de Monsters Inc. tiene un cameo en Toy Story 4

La pequeña Boo hizo su aparición en la nueva cinta de Woody y Buzz Lightyear. ¿Lo notaron?
Altonivel

Estos son los 5 retos del Plan de Negocios de Pemex

Las primeras reacciones de los mercados, tras la presentación del Plan de Negocios de Pemex, no favorecen un escenario positivo en el largo plazo

More from Entrepreneur

Jon Horowitz is dedicated to helping brands with grow their social footprint by aligning with influencers and creating innovative content.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur