7 consejos para equilibrar la vida personal y profesional

México es el país en donde se trabajan más horas y, en contraste, también es uno de los países con menor productividad laboral.
7 consejos para equilibrar la vida personal y profesional
Crédito: Anthony Mapp vía Unsplash
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En la época actual, donde estamos acostumbrados a la inmediatez, es común que en el trabajo se nos exija esta misma velocidad para los procesos. La tecnología ayuda en gran parte a cumplir estos encargos, pero por diferentes factores, también se puede transformar en algo excesivo.

Esto provoca un desequilibrio entre la vida personal y la profesional, que es bastante común entre los trabajadores mexicanos. De acuerdo con cifras de la OCDE, México es el país en donde se trabajan más horas y, en contraste, también es uno de los países con menor productividad laboral. Esto se debe en gran medida a la falta de equilibrio entre vida profesional y laboral, donde el trabajo consume y domina el tiempo libre de las personas.

Para ayudar con este problema y darte una guía de cómo lograr un mejor equilibrio en este sentido, Glassdoor, plataforma de reclutamiento y desarrollo de carrera, presenta 7 consejos para evitar que el trabajo domine tu vida.

1. No hay que ser perfeccionista

No cabe duda de que en nuestro trabajo siempre debemos buscar los mejores resultados posibles para desarrollarnos, destacar y crecer. Nadie quiere hacer un mal trabajo, pero obsesionarse con la perfección puede consumir tu tiempo y deteriorar tu calidad de vida. Todos tenemos una curva de aprendizaje en la cual nuestro trabajo se vuelve mejor con el tiempo, y en algún momento lograrás que tu trabajo tenga una buena calidad con constancia y empeño; no te preocupes en exceso por pulir demasiado cada detalle si a cambio debes sacrificar tu tiempo libre.

2. Delega y apóyate con tu equipo

Trabajar en equipo significa no sólo cooperar con tus compañeros, sino el compartir responsabilidades, metas y logros.  Tu equipo está ahí para ayudarte en lo que necesites, así que aprende a delegar y establecer prioridades para que obtengan los resultados esperados. Recuerda que nadie puede ocuparse de todo por sí mismo: siempre necesitamos de la ayuda de los demás.

3. Aprende a decir “no”

Cuando las responsabilidades se acumulan y los tiempos de entrega son poco realistas, la saturación provocará que además de no poder cumplir con las fechas establecidas tu rendimiento no sea el mejor, y encima que el estrés te consuma. Debes ser asertivo para decir “no” cuando ya tienes una carga de trabajo considerable, y poder comunicar a tu equipo que no es un asunto de pereza o desidia.

4. Respeta horarios

Comenzar la jornada laboral desde que te levantas, atender llamadas y correos antes de salir de casa o terminar pendientes en casa después de pasar todo el día en la oficina, son prácticas que algunos ven como positivas, pues demuestran que el trabajador “se pone la camiseta” de la empresa. La realidad es que este hábito demuestra una falta de organización que impacta de manera negativa en la salud y el rendimiento. Procura terminar tu carga laboral dentro de tus horas hábiles, y tómate la libertad de no atender llamadas o correos electrónicos que no sean urgentes de resolver.

5. Destina tiempo a tus hobbies

Recuerda que tienes una vida personal y debes dedicarle algunas horas de tu día a realizar las actividades que amas. Salir a caminar, cocinar, leer un libro, reunirte con tus amigos, cenar con tu pareja, visitar a tu familia, practicar un deporte, ir a conciertos o cualquier otra cosa que te haga sentir bien debe estar incluido en tu rutina diaria para que puedas relajarte y recargar energía.

6. Ejercítate

Es común que por dedicarle tiempo al desarrollo profesional se descuide el estado físico, justificándose con que no tenemos tiempo para hacer ejercicio. El estilo de vida sedentario deteriora rápidamente la salud, impactando en el desempeño laboral y la satisfacción con la vida personal; para evitarlo, establece una rutina física que se adapte a tu estilo de vida. Puede ser salir a correr, ir al gimnasio, practicar un deporte o hacer danza; lo importante es que se convierta en un hábito regular, y que progresivamente incrementes su frecuencia e intensidad. Los resultados te motivarán a continuar y mejorar.

7. No dejes de aprender

Así como es importante mejorar físicamente, mantenerse entretenido intelectualmente también es necesario. Inscribirte en cursos de capacitación de tu trabajo, estudiar una especialización, aprender nuevos idiomas o dominar un nuevo software no sólo te ayudarán a despejarte del trabajo, también te convertirán en un mejor profesional y en una persona mejor preparada.

Siguiendo estos consejos podrás observar un impacto positivo en tu estilo de vida, estado de ánimo y salud mental. También te abrirá nuevas puertas profesionales e incluso le darán un impulso a tu carrera, así que no desaproveches la oportunidad de poner estas prácticas en marcha.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur