Emprender en una época de incertidumbre, duda e inestabilidad económica: la idea menos loca del día

No es normal que, en tiempos de inestabilidad económica decidas emprender y consolidar tu empresa, pero tal vez, lo normal está sobrevalorado. Aquí te contamos por qué hacerlo es mejor de lo que crees.
Emprender en una época de incertidumbre, duda e inestabilidad económica: la idea menos loca del día
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Empezó un nuevo año y, a pesar de ser la perfecta oportunidad para nuevos comienzos, continuamos con problemas latentes que no podemos ignorar. El consumo desmedido de recursos naturales, el creciente aumento de la brecha entre clases sociales, el calentamiento global, la amenaza de un nuevo virus, entre muchos otros, nos hace dudar de nuestro futuro y pone a prueba nuestra seguridad. Podemos afirmar que, a ciencia cierta, no hay manera de predecir nuestro futuro.

Pero ¿qué tan cierto es que debemos caer en desesperación y frenar nuestros proyectos? Si tienes una idea que lleva rondando tu cabeza por un tiempo y no la has ejecutado por temor a la incertidumbre de lo que vendrá, este artículo es para ti.

Las cifras no mienten

Si el miedo de emprender está influenciado por la creencia de que la industria está monopolizada y no existe lugar para tu empresa, en un trabajo de investigación publicado en el 2015, en la revista internacional de fronteras, territorios y regiones, Frontera Norte, se analiza el crecimiento exponencial de micros y pequeñas empresas de Baja California, “en un escenario de crisis económica global donde la producción y el empleo en la gran empresa se restringen y el trabajador es sustituido por procesos más tecnificados”.

Esto, se puede explicar ventajoso de la siguiente manera: en un escenario de inconstancia económica, hay menos competencia directa entre grandes compañías y nuevos emprendedores. Así, puedes eliminar la competencia más grande ya que todos van a estar enfocados en encontrar soluciones baratas y buenas en vez de competir contigo.

Imagen: Depositphotos.com

Además, con más y más gente cuidando su patrimonio, los gastos administrativos deberían ser más económicos. Por ejemplo, los espacios para rentar deberían ser menos costosos, tendrías descuentos en equipo y material o al menos, habrá un espacio para que desarrolles la habilidad de negociar un descuento que seguirá beneficiándote incluso si vienen mejores épocas de estabilidad monetaria.

Hay que tener en cuenta que los tiempos de crisis también son una oportunidad para innovar. Un artículo publicado en Harvard Business Review, habla de cinco cosas que puede hacer una empresa en recesión. De las cinco, añadir nuevos servicios que de pronto no habías contemplado antes y darle la vuelta a tu modelo de negocio, pueden resultarte muy útiles. 

¿Cómo?, si ya tienes un emprendimiento andando siéntate a revisarlo y pregúntate qué te funciona y por qué, qué puedes ofrecer que nadie más está ofreciendo por minimizar costos, cómo puedes innovar tu modelo de negocio y qué necesitas para hacerlo. Revisar y analizar no cuesta dinero, ejecutar seguramente sí, pero los beneficios serán más grandes.

Si tu emprendimiento existe solo en tu cabeza, es una gran ocasión para tomar esto en cuenta. Piensa y re piensa cómo le das una vuelta y teniendo en cuenta el sentimiento de incertidumbre colectivo, qué nuevo vas a ofrecer.

Si pones en práctica estas recomendaciones, aprenderás a construir un lean startup donde no se gasta dinero en cosas innecesarias. Mantener este hábito cuando se recupere el mercado te ayudará a tener mejores márgenes.

La experiencia hace al maestro, por eso, préstale atención a las áreas de oportunidad que se presentan en tiempos tormentosos y aprende y prueba. Probablemente falles o no, pero habrás ganado experiencia útil para tu vida empresarial.

Imagen: Depositphotos.com

Si no quieres lanzarte completamente al vacío

Las cifras son fundamentales para conocer por qué es una buena opción consolidar una empresa en la que invertiste tu tiempo y dinero, pero, si buscas arriesgarte con una cuerda de seguridad, en esta nota de Entrepreneur, se mencionan algunos negocios que, en tiempos de incertidumbre, son menos probables de verse afectados. Entre ellos están:

  • Licores: Si bien las personas con dificultades económicas no tienen como prioridad salir a consumir licor en un bar,
  • Cosméticos: Los cosméticos siguen siendo productos accesibles que tienen un mercado significativo. Para el 2020, se espera que la industria cosmética adquiera 429.8 billones de dólares.
  • Veterinarias: Tener una mascota es lo más parecido a tener un hijo. Aunque puedes desistir si ves que ya no tienes la capacidad de mantenerla, lo más probable es que limites otros gastos antes que su comida.

Bonus tip

Sumado a las ventajas ya mencionadas, invertir en la bolsa a precios bajos es un plus de la incertidumbre de nuestro destino. Dale nueva vida a tu dinero invirtiendo cuando poca gente lo está haciendo. Así, tendrás una recuperación importante cuando suban los precios y podrás reutilizar los nuevos ingresos para mejorar tu empresa y tener opciones de mantenerte dentro de la competencia.

Lo bueno es que, una idea de emprendimiento no tiene parámetros, ¡ese es el punto de una idea! Aprovecha los tiempos de crisis y míralos como una oportunidad, al final, no podemos estar seguros de cómo van a salir nuestros proyectos, no podemos asegurar los próximos cinco años exitosos de nuestra empresa y tampoco podemos evitar tiempos difíciles. Buena suerte emprendiendo en la nueva década.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur