5 tips para proyectar seguridad y liderazgo con tu vestimenta

La imagen es sumamente importante, pues solo tienes 7 segundos para dar una buena impresión.
5 tips para proyectar seguridad y liderazgo con tu vestimenta
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Una buena imagen es asociada con eficiencia, dice Álvaro Gordoa, experto en branding personal, y ésta se relaciona automáticamente con calidad, seriedad y poder. En el mundo de los emprendedores, y no solo en éste, sino en todos, necesitas de una buena imagen para tener éxito. La acumulación de los pequeños buenos detalles es lo que construyen una gran imagen.  

Hoy te daré cinco sobre apariencia y vestimenta que debes de poner en práctica para proyectar una imagen de impacto y alcanzar tus objetivos. 

1. Aprende a vestir de acuerdo con tu tipo de cuerpo 

Reconocer tu silueta es imprescindible para proyectar una imagen poderosa, de esta manera, conocerás qué corte de ropa te favorece. 

Existen consejos de ilusión óptica que ayudan a cada silueta a potenciar su imagen. Por ejemplo, si eres un hombre delgado y de talle corto, un traje de dos botones será tu mejor aliado; mientras que, para un hombre de baja estatura, uno de tres botones será la mejor opción. 

Si eres una mujer y el volumen de tu cuerpo se concentra en el abdomen, debes de tratar de no marcar la cintura. ¿Cómo? Desviar la atención con prendas por arriba de la línea del busto, por ejemplo, con pashminas, aretes grandes, collares, etc. 

2. Identifica los colores que mejor te quedan de acuerdo con tu tono de piel, ojos y cabello

Aquí entra en juego la cronometría o colorimetría, tiene que ver con el estudio de color aplicado a la persona cerca del rostro, es decir, a la armonía que guardan los colores que se usan cerca de la cara con el tono de nuestro cabello, ojos y piel. 

La intención de usar los colores que te favorecen es que te veas siempre bien. De hecho, el color en la imagen masculina es más poderoso que en las mujeres, debido a que los hombres no usan maquillaje, ni se tiñen el cabello (salvo algunas excepciones); únicamente cuentan con el color de la ropa para lograr una apariencia estética y atractiva. 

“El mundo del color representa por sí solo uno de los códigos de comunicación no verbal más certeros”, explica Víctor Gordoa, en su libro El poder de la imagen pública.

Por ejemplo, los trajes de negocios de color azul marino o gris denotan autoridad y generalmente los ocupan las personas con un rango de poder, mientras que los trajes de color café se relacionan con posiciones de poder medias, como los burócratas o incluso bajas, como las de choferes.

A veces nos toca usar colores que no van con nuestras características y la solución está en el maquillaje o cuestión de prendas para lograr ese balance. ¡El secreto está en la armonía! 

3. Conocer los códigos de comunicación que emiten las prendas

La ropa en sí misma en un código de comunicación no verbal. Por la vestimenta de las personas, se sabe qué profesión tiene, inclusive su jerarquía en la empresa, su nivel educativo y social. En este punto hay que tener muy en cuenta que no tiene nada que ver con el precio de la ropa. 

Por ejemplo, el uso de mancuernillas emite un mensaje de autoridad, las cuales no necesariamente tienen que ser de marca lujosa, lo importante es que comunican poder.
Las prendas lisas comunican mayor poder a diferencia de prendas estampados y colores brillantes; los patrones rayados o de cuadros comunican accesibilidad; las telas delgadas son más elegantes que telas gruesas como la pana. 

Conoce estos códigos de comunicación no verbal y lograrás proyectar la imagen que deseas: autoritaria o más accesible.

4. Tu apariencia y vestimenta debe ir ad hoc a tu rol o posición laboral

Debe de existir coherencia entre lo que eres y pareces, imagínate tener muchos años de estudio y preparación y que tu imagen no lo proyecte. Si ejerces un puesto de autoridad y liderazgo, tu imagen debe respaldar tu capacidad y experiencia. 

5. Tu higiene personal debe ser impecable 

La pulcritud es indispensable en el mundo de los negocios, y aún más si tu objetivo es proyectar seguridad y liderazgo. El aliño personal incluye tu peinado, uñas cortas y limpias, salud de tu piel, aroma, aliento, mano cuidadas, barba afeitada… en general cualquier aspecto de tu persona que requiera tratamiento y cuidado para lucir impecable. 

No olvides siempre tener congruencia entre lo que eres y transmites. La imagen debe de ir de la mano de la esencia de la persona, de ahí la necesidad de aprender a comunicar esto a los demás por medio de la imagen. 

Una imagen coherente abre muchas puertas. A mayor imagen, mayor poder de influencia.

Aplica estos 5 consejos de la imagen personal y proyectarás una imagen distinguible y con poder.

@fernandameort

Para vernos más arregladas con un outfit básico

Keep Reading

Latest on Entrepreneur