¿Puedes manejar un negocio exitoso sin tener experiencia?

Hay muchas formas en la vida diaria de adquirir experiencia empresarial y muchas maneras de compensar la falta de ella.
¿Puedes manejar un negocio exitoso sin tener experiencia?
Crédito: Westend61 | Getty Images

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Leadership Network Contributor
CRO of SEO.co
5 min read
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Algunos de los empresarios más exitosos, los que dirigen corporaciones multimillonarias, tienen que agradecer su experiencia por sus triunfos, al menos en parte. De hecho, la mayoría de los emprendedores "exitosos" han fracasado al menos una vez en iniciativas comerciales anteriores.

No es sorprendente. Pasar tiempo como líder de una empresa te presentará una gran cantidad de nuevas ideas, habilidades y recursos. Con el tiempo, aprenderás a administrar mejor a las personas, comprenderás cómo tomar decisiones importantes y encontrarás nuevas fuentes de conocimiento para aprovecharlas como mejor le parezca. También experimentarás errores de primera mano, por lo que nunca los volverás a cometer.

Con suficiente experiencia, puedes tomar incluso una idea de negocio aceptable y desarrollarla para convertirla en una empresa próspera.

Pero, ¿y si no tienes experiencia? ¿Es posible dirigir un negocio exitoso?

La respuesta corta

Comencemos con la respuesta corta: .

Hay dos formas de pensar en esta cuestión. En primer lugar, ¿es posible impulsar el éxito de tu primer negocio, incluso si nunca antes has dirigido uno? Debido a que tenemos innumerables anécdotas en las que basarnos, podemos demostrarlo de manera palpable. Por ejemplo, Mark Zuckerberg no tenía ninguna experiencia empresarial o de gestión cuando fundó Facebook, que ahora es una compañía de 788,000 millones de dólares (aunque sí tenía mucha experiencia en programación). Es hipotéticamente posible que un emprendedor sin experiencia siga un camino similar.

En segundo lugar, ¿qué consideras “éxito”? La naturaleza de esta pregunta cambiará dependiendo de tu respuesta. Si tu objetivo es construir un gigante tecnológico de un billón de dólares desde cero, tu falta de experiencia disminuirá en gran medida tus posibilidades de lograr el "éxito" debido a tu falta de familiaridad con el campo y de escalar un negocio desde la nada. Sin embargo, si tu definición de "éxito" es simplemente mantener un negocio a flote, con un flujo de caja positivo y muchas oportunidades de aprendizaje, tu falta de experiencia puede tener poca importancia.

Las advertencias

Hay algunas advertencias importantes aquí, por supuesto. En primer lugar, la experiencia se presenta en muchas formas y una "verdadera" falta de ella puede ser devastadora para tus posibilidades de éxito empresarial. Por ejemplo, es posible que nunca hayas tenido experiencia en la creación y gestión de una startup desde cero, pero ¿tienes experiencia en la gestión de un presupuesto personal? ¿Tienes experiencia liderando un equipo de personas? ¿Tiene experiencia leyendo emociones y negociando?

Algo de experiencia es una necesidad práctica para dirigir un negocio, incluso si no proviene de esfuerzos empresariales anteriores.

En segundo lugar, cualquier experiencia que te falte debe tenerse en cuenta de alguna manera en tu estrategia comercial. Si no sabes lo que está haciendo, no puedes asumir que vas a tomar todas las decisiones correctas. Debes compensar tu falta de experiencia de una manera significativa para brindarle a tu negocio las mayores posibilidades de éxito.

Compensando la falta de experiencia

Afortunadamente, existen varias estrategias que pueden ayudarte a compensar la falta de experiencia empresarial natural:

  • Asociarte. Si no tiene mucha experiencia comercial por tu cuenta, considera asociarte con alguien que sí la tenga. Obviamente, existen pros y contras de iniciar un negocio con un socio, pero si tu socio tiene más experiencia empresarial que tú, podría funcionar a tu favor.
  • Contratar consultores. Considera la posibilidad de contratar consultores en áreas en las que tengas experiencia limitada o para que te ayuden a resolver problemas difíciles que no puedes resolver con fuerza bruta por tu cuenta. Por ejemplo, podrías contratar a un consultor comercial general para que te ayude a planificar el futuro de la empresa o trabajar con especialistas en áreas que no conoces, como marketing, finanzas o ventas.
  • Subcontratar trabajo. También puedes confiar en empresas externas o contratistas independientes con la planificación estratégica y la ejecución operativa. De esta forma, puedes delegar parte de la toma de decisiones de alto nivel de tu empresa en una organización con más conocimientos.
  • Contrata expertos. Crea un equipo lleno de expertos. No siempre es necesario ser un especialista experimentado para tomar una buena decisión; a menudo, solo se necesita información y asesoramiento de especialistas experimentados. Puedes aprender de ellos en el camino.
  • Trabaja con mentores y asesores. Si es posible, busca mentores y asesores en quienes confíes y respetes. Hazles muchas preguntas y escucha sus consejos. Te brindarán perspectivas complementarias que pueden ayudarte a compensar tu falta de experiencia.
  • Mantente ágil. Lo más importante es que comprendas que tu experiencia es limitada y que vas a cometer errores. Siempre que permanezcas ágil y estés dispuesto a adaptarte sobre la marcha, puedes compensar esos errores y hacer que el negocio siga avanzando.

 Entonces, ¿puedes dirigir un negocio exitoso incluso si no tienes experiencia en liderazgo empresarial? Sí, pero necesitará al menos algo de experiencia para completar sus habilidades sociales y prepararte para un entorno empresarial. También necesitarás algunas estrategias para compensar tu falta de experiencia. Si haces esto, puedes compensar tus debilidades naturales y preparar tu negocio para el éxito a largo plazo.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur