Transformación digital de las Pymes: un camino más fácil de recorrer de lo que se cree

Las Pymes digitales aumentan los ingresos y las ganancias hasta dos veces más rápido que sus contrapartes fuera de línea.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Depositphotos.com

Pagar un café a través de una app en el celular o comprar un producto por medio de una tableta en tiendas departamentales ya es algo habitual en las grandes ciudades. Sin embargo, la mayoría de las pequeñas y medianas empresas, que son el motor y la columna vertebral de la economía local, aún tienen un camino por recorrer para migrar a estar en línea por completo. 

Muchas pequeñas y medianas empresas (Pymes) tienen la impresión de que la transformación digital está fuera de su presupuesto, pero es probable que estén pasando por algún método de transformación digital sin siquiera darse cuenta. Ésta se encuentra en una gran variedad de acciones y formas, desde agregar botones de chat a su sitio web, hasta perfeccionar las estrategias de gestión de contenido digital.

De acuerdo con un estudio de Google y KPMG, las Pymes digitales aumentan los ingresos y las ganancias hasta dos veces más rápido que sus contrapartes fuera de línea. La inducción de plataformas digitales les permite descubrir nuevas oportunidades de mercado, impulsando el crecimiento general. Esto no sólo se refleja en las ganancias del negocio, sino que además emplean hasta cinco veces más personas en comparación con las que están fuera de línea. 

Ahora bien, las Pymes están atravesando por un nivel de madurez tecnológica en etapas y velocidades distintas, desde tiendas familiares con productos sin códigos de barras, hasta aquellas empresas más conocedoras de la tecnología que utilizan datos para optimizar su logística o el inventario. Y también nos encontramos con aquellos negocios que han adoptado tecnología básica en la nube, pero que aún no aprovechan los datos que ésta provee, lo que les ayudaría a aumentar sus ganancias. Dicho esto, hoy por hoy no importa cuál sea el tamaño de la empresa, su ubicación o su giro, la tecnología es una aliada para el éxito de todas las empresas. A continuación, algunas recomendaciones para cruzar la brecha digital que permitirá a las Pymes tener un alcance global.

Primero, es clave tener en cuenta la necesidad del negocio. Cada estrategia de transformación digital se ve diferente, porque cada empresa experimenta necesidades únicas y persigue sus propios objetivos. Por lo tanto, la base de cualquier transformación sólida es la documentación completa de las necesidades de la empresa. Modelar el proceso comercial al principio permite priorizar las preocupaciones específicas y cuestionar qué tareas ralentizan los plazos de entrega. Por ejemplo, definir qué actividades consumen mucho tiempo y pueden automatizarse, o qué datos deben ser accesibles para mejorar las experiencias de los clientes.

Las Pymes están atravesando por un nivel de madurez tecnológica en etapas y velocidades distintas / Imagen: Depositphotos.com

Por otro lado, tener una presencia digital es un no-negociable para ser competitivo. Un sitio web no es suficiente, es necesario optimizarlo para que cubra las necesidades tanto del negocio como de los consumidores. Éste debe tener en cuenta a los clientes finales para poder introducirlos en el embudo de ventas de manera eficiente. También deben asegurarse de que su sitio web esté optimizado para dispositivos móviles, ya que hay más de 3 mil millones de usuarios con dispositivos móviles inteligentes. 

Otra recomendación importante para las Pymes es que aprovechen los datos para anticipar sus estrategias de negocio. La era digital se basa en datos que todo tipo de empresas pueden analizar, sin importar su tamaño. Esto les permite estudiar el comportamiento de los usuarios y tomar mejores decisiones. Las interacciones previas del usuario es información que se puede analizar para saber cómo reaccionaría un usuario en una situación particular, de manera que la empresa puede anticiparse a estos comportamientos.  

Finalmente, la digitalización es algo que se debe ver a nivel integral del negocio. Los usuarios no son específicos de una plataforma, sino que buscan una experiencia integrada cuando interactúan con el negocio ya sea en línea o de manera física. Esto exige de las empresas una presencia omnicanal para promover sus productos y servicios y llegar a su público. Tener una estrategia que digitalice todas las áreas del negocio también facilitará las operaciones.

Me gustaría cerrar minimizando el miedo de la palabra “transformación” en las pequeñas y medianas empresas. Pensar en un cambio puede generar preocupación, pero esta transformación no tiene que darse de golpe. Es posible arrancar con algo pequeño, pero lo importante es ser constantes para así poder llegar a la meta con fuerza, priorizando las necesidades comerciales y dividiendo la estrategia en fases. Para ello es posible apoyarse de herramientas que ya existen y que son gratuitas, como Google para Pymes, que ofrecen una guía para ir integrando herramientas a un ritmo recomendable.

La transformación digital es un camino que todas las Pymes deben empezar a recorrer para ir al ritmo de sus consumidores, por lo que es mejor comenzar antes aunque sea con un pequeño paso. 

Ingresa Ahora