¿Te acuerdas de MySpace y Friendster? Esta es la historia de las redes sociales

Aunque no lo creas, estamos viviendo el segundo boom del social media.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Depositphotos.com

La llegada de Internet, hace ya algunos años, generó un antes y un después en las diferentes civilizaciones, abriendo paso a una nueva manera de comunicación entre usuarios que no necesariamente necesitaban estar dentro de la misma habitación. Por ejemplo, con el correo electrónico, las páginas web o los foros. La interacción entre personas empezó a ganar, poco a poco, más y más fuerza, eliminando -entre otras cosas- gran cantidad de fronteras culturales o idiomáticas.

En aquellos tiempos, nadie se imaginó el poder que llegarían a adquirir, ni cómo cambiarían tantos aspectos de nuestra vida, desde la forma de relacionarnos, vivir experiencias nuevas, manejar una cuenta de banco, estudiar y hasta de ligar.

En 1997 se creó SixDegrees, la que puede considerarse como la primera red social del mundo; una red que permitía localizar a otros miembros de la red y crear listas de amigos, y que se basaba en la teoría de los seis grados de separación, que afirma que es posible conectar con cualquier otra persona del mundo en tan solo 6 pasos. En 2001 SixDegrees desapareció, pero fueron solamente necesarios unos meses más para que los entonces afortunados usuarios digitales pudieran empezar a disfrutar de nuevas redes sociales, como Friendster, que se creó en 2002 como una red social para amantes de los videojuegos, o MySpace y LinkedIn, que aparecieron en 2003, considerándose redes mucho más profesionales y orientadas a empresas. 

Y hasta 2004 un joven universitario procedente de la Universidad de Harvard colocó la guinda del pastel, y creó la red social más importante, en la actualidad, del mundo: Facebook. Solamente un año más tarde, en 2005, surgió una nueva revolución, que hoy en día se mantiene como una de las redes sociales más importantes: YouTube. Una red creada por Chad Hurley, Steve Chen y Jawn Karim en San Bruno, California, para posteriormente en 2006 surgió, en San Francisco y de la mano de Jack Dorsey, Noah Glass, Biz Stone y Evan Williams, la red social de microblogging: Twitter, que inicialmente se llamó twttr, para evolucionar después al nombre actual. Y a partir de entonces el lanzamiento de nuevas redes sociales no ha parado de crecer, ejemplos como Twitch, TikTok, Vine, Snapchat, por mencionar algunos.

Los tiempos han cambiado bastante y las necesidades de los usuarios también, las redes sociales se han convertido gradualmente en vehículos para que las personas socialicen y hoy en día estamos entrando a una nueva etapa de la era digital, teniendo un porcentaje de uso en México de alrededor del 70% de la población mundial de conexión a alguna red social.

Actualmente en México hay 100 millones de personas que hacen uso de las diversas plataformas de redes sociales, lo que representa un 77.2% de la población mexicana activa en internet.

Del total de usuarios que utilizan las redes sociales el 98.9% acceden a través de sus dispositivos móviles. En el primer lugar de preferencia está YouTube con 94%, le sigue Facebook con el 95% de las visitas y luego, WhatsApp con el 91%. Messenger de Facebook fue usado por el 79% de los mexicanos y en quinto lugar aparece Instagram con el 77 por ciento.

Para enero del 2021, el uso de las redes sociales en México se incrementó 12%, es decir 11 millones de usuarios nuevos. La crisis derivada del COVID-19 hizo que la rapidez de “los tiempos modernos” se convirtiera de un segundo a otro en un vértigo cada vez más incierto, pero con un renovado futuro para las redes sociales, y en sí un promisorio futuro a todo lo que provea de un toque más humano a la deshumanizada realidad que vivimos.

Para enero del 2021, el uso de las redes sociales en México se incrementó 12%, es decir 11 millones de usuarios nuevos / Imagen: Depositphotos.com

Claramente la tendencia habla de una instancia de evolución hacia crear experiencias y mundos virtuales para socializar, comprar, viajar, divertirse y todas las posibilidades que ofrecerán los mundos virtuales.  La realidad virtual y aumentada son dos desarrollos que cambiarán ampliamente los entornos sociales en la próxima década. Compañías como Facebook están realizando grandes avances para poner en funcionamiento Oculus (lentes de realidad virtual) en cada vez más servicios y Facebook Spaces, la red social de Realidad Virtual que continúa ampliándose donde puedes comunicarte con amigos en un entorno 3D donde cada persona tiene su propio avatar y para interactuar con otros hay que utilizar mensajes de voz.

Nuestros entornos sociales serán muy distintos en los próximos cinco años, las redes sociales serán un mundo lleno de experiencias digitales. Experiencias cada vez más tangibles. Un ejemplo claro de esto es el aprovechamiento de los formatos y dispositivos en el consumo audiovisual como lo han hecho por ejemplo Epic Games, el ya mencionado Facebook (proyecto Horizon), Microsoft, Google, Amazon, Sony, Magic Leap, Apple, Alibaba, Valve, Improbable, Unity, construyan nuevas piezas, surgirán continuamente durante la próxima década. Singularity6, Novaquark, Niantic y Pinduoduo, por nombrar solo algunos.

Pero en camino a lograr esas realidades virtuales paralelas, existen varias tendencias que por ahora, están cambiando el formato de las redes sociales. Una de ellas es la idea de crear redes más pequeñas y más cerradas, donde la actividad sea más segura, más allá de las publicaciones públicas. En un principio las redes sociales querían que toda la actividad fuese pública, pero esto ha cambiado. En la próxima década las grandes compañías que ofrecen redes sociales trabajarán por conseguir intimidad de nuevo. Un gran ejemplo de esta tendencia son las redes sociales “only audio”, redes sociales basadas en audio, una de ellas es Clubhouse, donde se tienen salas de chat virtual de “solo audio” donde las personas pueden escuchar a otros discutir un tema y unirse a la conversación si así lo desean. Sin fotos, sin video. 

Otra señal de que el audio puede ser el futuro de la comunicación en línea es que los gigantes tecnológicos Apple, Amazon y Google invierten dinero constantemente en sus aplicaciones de control por voz. Aunque su sueño de hacer portales de Siri, Alexa y Google Home para compras rápidas en línea no se ha cumplido, todavía están invirtiendo fuertemente en tecnología de comunicación basada en audio. Quizás también vean el potencial del audio como un nuevo medio de elección para la interacción en línea.

Además de estas tendencias, es notable y muy importante hablar del rápido crecimiento de la economía en la industria tecnológica, será aún mayor en la próxima década y permitirá crear más oportunidades para más actores. La descentralización de las acciones en Internet permitirá a pequeños negocios crecer más. Si las redes sociales permiten a alguien vender directamente a través de Instagram, atender a sus clientes a través de Messenger o enviar dinero de forma instantánea a través de WhatsApp será el comienzo de Blockchain.

No podemos olvidarnos de la Inteligencia Artificial y su papel, cada vez más importante en las redes sociales. La IA puede ayudar hoy en día a realizar un análisis de un gran volumen de datos con el fin de identificar patrones de comportamiento de los usuarios. Los algoritmos basados en inteligencia artificial permiten realizar segmentaciones más efectivas, mostrando al usuario un contenido muy personalizado, adaptado al uso que hace de la red social y sus intereses. Las plataformas de redes sociales en general han comenzado ya a poner en marcha tecnología de inteligencia artificial y las agencias de mercadotecnia ya exploran nuevas formas de usar esta tecnología en el universo social media.

En BNN pensamos que se trata, a su vez, de un entorno en constante evolución, cambian las plataformas, el comportamiento de los usuarios, las herramientas y los formatos. Lo que sí estamos seguros es que el futuro estará lleno de experiencias con tecnología, mundos virtuales y tecnología nueva, tendremos una vida completa en uno o varios mundos virtuales donde haremos todo lo que hacemos hoy en nuestra vida diaria y nuestro trabajo es explorar todas las posibilidades para llevar a nuestros clientes y a sus consumidores hasta allá.

Ingresa Ahora