Esta escuela llega a México bajo la dirección de Carlos Lieja para cambiar la manera en que percibimos la educación

Future School ofrece clases de programación a niños para convertirlos en "creadores de tecnología en vez de consumidores de tecnología".

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Vivimos en un mundo digital. Por si te seguías mostrando escéptico al respecto hace algunos años, la pandemia no nos dejó alternativa más que basar la mayoría de nuestras vidas en la red. Poco a poco la tecnología se va infiltrando más en nuestra cotidianeidad y es hora de aceptarla y, más que eso, aprender a manipularla lo más que podamos para que nos beneficie como individuos. BYJU’s es un empresa de tecnología educativa fundada por Byju Raveendran y Divya Gokulnath en India, su vertiente FutureSchool busca hacer justo eso. 

BYJU's

Es una plataforma que da clases virtuales uno a uno para niños entre cinco y 17 años. Tiene varios cursos, incluyendo programación y matemáticas. Esta variante ya tiene presencia en varios países y en febrero del 2021 comenzaron operaciones en México a cargo de Carlos Lieja, el director General de las operaciones en México. 

Desde que comenzaron ya han reunido a más de 4,000 alumnos y 800 maestras. De febrero a julio se enfocaron solo en el el curso de programación, que según contó el director, fue difícil de vender porque los padres no están familiarizados con el tema. En agosto se empezó con el curso de matemáticas y como es más conocido éste curso se vendió fácilmente. 

“Tenemos esta concepción de pensar en programación y pensar en la persona techy del equipo de IT. La realidad es que la programación hoy en día es tu herramienta número uno para poder crear cosas. La misión de la empresa es transformar a los niños en creadores de tecnología en lugar de consumidores de tecnología. Y la forma de crear tecnología es programando. Así es como lo vendemos porque ese motto resuena muy bien con los papás.”, explicó Carlos Lieja en entrevista con Entrepreneur en español.

Los cursos se dividen en principiantes, intermedios, avanzados y profesionales, se les asigna dependiendo de la edad que tengan. Para enseñarle programación a los niños más pequeños, usan programas mucho más amigables de drag an drop. Con los alumnos más grandes ya entran directo con lenguajes más sofisticados como Pyhton o JavaScript. Podría ser difícil de creer que niños pequeños se interesan en saber programar, pero el rango de edades dentro del cual hay más alumnos es de cinco a 11 años. 

Para asegurar el buen desempeño de todas las maestras, pasan por varios filtros antes de ser contradas. Comentó Carlos que de 100 maestras que aplican, sólo contratan a una. Todas tienen un background profesional en el que hayan desarrollado habilidades de programación, algunas son ingenieras, otras se dedicaban a crear softwares. Dentro de todas las maestras que tienen contratadas hasta el día de hoy ya hay al menos una en todos los estados de la República.

“Nos aseguramos que entre la entrevista, el examen, las demostraciones que tienen que hacer y el currículum, acaben siendo muy bien escogidas. Eso nos ayuda mucho a tener credibilidad con los papás, que ven que la maestra está muy bien preparada.”, dice Carlos

La maestra que se le asigna a cada alumno en la clase de prueba se hace de manera aleatoria. Normalmente, los padres deciden quedarse con esa maestra para el resto del curso en el que ayudará al alumno desarrollar las habilidades que están dentro del currículo. Dependiendo de tus necesidades y para qué necesites las clases, hay programas de diferentes duraciones: 8 horas, 48 horas o 144 horas. En el programa más adelantado la hora de clase cuesta $417. Si por alguna razón decides salirte a medio curso, se te regresa el dinero de las clases faltantes. 

Hasta ahora, FutureSchool se encuentra en siete países: India, Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Indonesia, Brasil y México. La idea es abrirse a todo el mercado de Latinoamérica que sea hispanohablante desde México. Según dijo el director, no es muy complicado abrir el mercado en esos países y manejar las operaciones desde México. El currículo está estandarizado al castellano para que no sea sólo con lenguaje regional y lo puedan dar en cualquier parte sin que se le dificulte entender a los niños. 

“Cuando he hablado con Bayju me dice que Latinoamérica les atrae muchísimo porque hay un gap muy grande entre las posiciones/vacantes de puestos que hoy en día requieren de programación y la oferta que hay de gente que lo puede cubrir. El gap es enorme y sólo está creciendo. México es el país de habla hispana más importante que hay, quitando a España. Entonces hace todo el sentido que acá estén las oficinas centrales y no es complicado abrir la demanda a otros países.”, cuenta sobre su trayectoria

Uno de los retos más complicados de crecer este negocio ha sido conseguir talento, comentó Carlos. Edtech es una industria muy nueva que creció exponencialmente durante la pandemia, pero sigue siendo desconocida. Hay que convencer a las personas sobre muchas cosas para que se sumen a la iniciativa. Lo que más le costó trabajo fue lograr que la gente abrazara el proyecto. Él cuenta un poco sobre qué lo convenció de FutureSchool.

“La gente que conocí en el proceso me enamoró. Cuando conocí a Bayju, cuando conocí a mi jefe en la India era gente tan inteligente, tan apasionada que me ayudó mucho a ver que por ahí iba. El producto también, me metí a ver videos, hice mi research y cuando estás convencido del producto que vendes, es más fácil tomar la decisión.”

Esta plataforma se diferencia de las demás que están surgiendo del estilo porque tienen un modelo de educación en vivo, a diferencia de muchos que son videos seguidos de ejercicios. Ellos son dueños de la tecnología, crearon su propio currículo con un grupo de especialistas en los temas de los cursos y la adaptación a todos los idiomas. Para asegurarse de que todos estos elementos sean suficientes para los clientes, a Carlos le gusta programar dos o tres llamadas a la semana con los papás porque disfruta mucho escuchar sus experiencias, ya que de ellos aprende que funciona y que no. 

Consejo de Carlos Leija para nuevos emprendedores:

  • Aviéntate. “No te esperes a tener el plan de negocios perfecto. Para toda la gente que se lo está pensando… la cosa es aventarse, aprender, la vas a regar pero tienes que aventarte a dar el primer paso porque mucha gente se queda en esa planeación perfecta y nunca da el paso. Empieza, por algo, lo que sea.”

Ingresa Ahora