El siguiente paso para las startups: impulsar a las mujeres fundadoras

Existen casi 600 startups mexicanas, pero es aquí en donde nos encontramos un hueco que hay que llenar: solo el 16% por ciento de las mismas tienen mujeres fundadoras.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Depositphotos.com

México se está convirtiendo en un país clave para el desarrollo de nuevas startups que ayudan a abordar las necesidades actuales de las personas dentro y fuera del país. Este año hemos visto cómo han crecido y comienzan a brillar los primeros unicornios en el país que además, le abre el camino a otros emprendimientos.

De acuerdo con datos de Crunchbase, existen casi 600 startups mexicanas, pero es aquí en donde nos encontramos un hueco que hay que llenar: solo el 16% por ciento de las mismas tienen mujeres fundadoras. La brecha de género en temas laborales se ve reflejada nuevamente en el mundo de los negocios. Según datos de Endeavor Intelligence, sólo el 25% de los emprendimientos tecnológicos de la región son dirigidos por mujeres, y estas firmas son en promedio tres veces más pequeñas que las dirigidas por hombres. Esto nos levanta una alerta de que es indispensable crear más oportunidades para impulsar a las empresas fundadas por mujeres para que logren el mismo crecimiento.

Las startups son pieza fundamental de la recuperación económica del país. De hecho, la OECD indica que este tipo de negocios se están convirtiendo en los impulsores del crecimiento económico, ya que son clave en conseguir innovar dentro de las economías locales y en la creación de empleos. Al ver este panorama alentador, es imposible no preguntarnos qué está pasando entonces con las startups lideradas por mujeres. Lo que he visto en mi rol liderando la aceleradora de Google en Hispanoamérica, es que las startups de mujeres avanzan un poco más lento que aquellas fundadas por hombres. Esto se debe a varios factores, pero sobre todo a que hay muy pocos programas en los que ellas puedan participar. Muchos de los programas de impulso existentes limitan la participación a aquellos negocios que están en etapas muy avanzadas de su crecimiento. La mayoría de las startups de mujeres no se encuentran en estos niveles de crecimiento, por lo que quedan rezagadas en un limbo en el que ya no son emprendimientos chiquitos, pero al mismo tiempo no pueden alcanzar los requisitos para participar en programas avanzados. De igual manera, los fondos que reciben también son menores y la gran mayoría los obtienen de ahorros propios, o por medio de familiares o amigos.

No obstante, en mi experiencia trabajando con este tipo de emprendimientos, me he encontrado con planes de negocio sólidos, con ideas innovadoras y con una forma de trabajar impecable, lo que me hace llegar a la conclusión de que el hueco que hay que llenar está en el apoyo que se les da. Se requieren más programas de calidad con contenido y herramientas para las mujeres emprendedoras.

Este año, en Google lanzamos la primera edición de Google for Startups Women Founders Community, especializado en ser un campo de entrenamiento y aceleración para startups lideradas por mujeres en etapa temprana. La visión del programa es empoderar a las mujeres aportando lo mejor de Google, nuestra gente, tecnología, y mejores prácticas, para que alcancen su máximo potencial. En esta primera edición tuvimos 15 startups de Argentina, Colombia y México y trabajamos con las organizaciones estratégicas Endeavor, Laboratoria y Co-Madre. El resultado fue muy exitoso y recibimos muchas más aplicaciones de las que imaginamos, por lo que estamos apostando por hacerlo un programa recurrente que pueda llegar a más negocios.

Adicionalmente a este programa, el 4 de octubre lanzamos  LAC Women Founders Accelerator en colaboración con WeXchange de BID Lab y con el apoyo de Centraal, el hub de emprendimiento en la Ciudad de México. El programa de aceleración para startups de mujeres en América Latina y el Caribe consta de 10 semanas en las que se siguen las mejores prácticas del programa de aceleración de Google, incluyendo acceso a una red de mentores de primer nivel y contenido técnico. Recibimos más de 300 registros de toda la región y trabajaremos con 20 startups de 9 países en 11 distintas industrias.

El aprendizaje es claro, conforme impulsemos a más negocios creados por mujeres, el ecosistema crece, aumentan los empleos y la economía se fortalece. Lo que necesitamos es conocer cuáles son las necesidades de este tipo de negocios para crear programas dedicados a los mismos y que realmente tengan contenidos útiles que ayuden en su crecimiento. Son estas iniciativas las que han logrado romper barreras de género en la sociedad y las que nos han permitido ver un universo de posibilidades relacionadas a la tecnología y al bienestar.

Ingresa Ahora