Estos emprendedores, que participaron en Shark Tank México, ofrecen un servicio de agua on demand

Esta marca nació en 2020 con una primera ronda de inversión friends & family de aproximadamente un millón de pesos.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

¿Servicio de agua on demand? David Amezcua, diseñador gráfico de profesión, se especializó en el diseño tecnológico y pronto se vio a sí mismo trabajando para grandes startups. Ahora el joven tuvo la oportunidad de presentar su servicio de agua bajo demanda frente a los tiburones de Shark Tank México

Cortesía de Shark Tank México

“Antes de Watify estuve en Rappi, fuí parte del equipo que inició operaciones en México... Arrancamos Guadalajara y Monterrey, pero esto fue cuando Rappi aún no era conocido, entonces lo vi nacer en cuatro ciudades hasta el momento en que me salí que eran más de 500 ciudades y más de 2,500 colaboradores”, comenta David Amezcua en entrevista para Entrepreneur en español

Imagen: Cortesía de Shark Tank México. 

Alinear sus habilidades con la empresa familiar 

El padre de David es un ingeniero químico que siempre se ha dedicado y especializado en el tratamiento del agua, razón por la cual el joven emprendedor estuvo cerca del tema toda su vida. Sin embargo, no encontraba cómo conectar sus habilidades con el negocio de su padre. 

“Él tiene una empresa en la cual producen agua para compañías muy grandes a niveles increíbles y da servicios a un nivel muy industrial, entonces siempre estaba tratando de empujarme hacia allá”, explica David. 

La experiencia del joven emprendedor es meramente en la parte tecnológica y de innovación, por lo que empezó a buscar la manera de relacionar eso con la producción industrial del agua, y de esta forma nació Watify, marca de agua alcalina que se distribuye on demand.

“Ya existen muchas marcas de agua alcalina, pero muy pocas lo manejan a nivel garrafón, casi todas son embotelladas, digo te deja un poco más de margen, pero al final nosotros queríamos hacer algo más exponencial, que pudiéramos ir escalando. De ahí nace, un poco familiar, pero a la par con algo que yo sabía hacer y de esta manera tomé el control de Watify”, expresa. 

Esta marca nació en 2020 con una primera ronda de inversión friends & family de aproximadamente un millón de pesos, “de ahí compramos el equipo, rentamos la primera sucursal y empezamos con toda la parte de estrategia”. 

Ese mismo año, la empresa logró abrir tres sucursales, y vender cerca del millón de pesos. Asimismo, en 2021 tienen una expectativa de ventas de un millón 800 mil pesos mexicanos. Aunque todavía solo se encuentran en Guadalajara, Jalisco. 

“La verdad de este servicio o de esta industria es que una vez que le gustas a un cliente es muy difícil que te deje, entonces tenemos una recurrencia muy alta, a la par seguimos integrando nuevos usuarios, pero contamos con una base de usuarios que piden todos los días y con los que podemos ir creciendo y aprendiendo de cierta forma”

Servicio personalizado de la mano de la tecnología

¿Necesitas agua? Este emprendedor quiere llevártela a tu casa. ¿Qué tenemos que hacer? Escribir un mensaje de WhatsApp o entrar a la página de la empresa y hacer el pedido. De acuerdo con David, quieren entregarte tu garrafón en menos de tres horas desde que lo pides.  

Unos bots o “robotcitos” reciben tu pedido, lo envían al sistema y la parte logística de la compañía se encarga de mandarte tu agua. El servicio cuenta con dos vertientes: puedes pedir on demand o programar el envío de tu agua para el día y la hora que mejor te convenga. 

Mientras tanto otra parte de los colaboradores de la empresa se encargan de recopilar y analizar los datos de los diferentes clientes. 

“Lo que hacemos es digitalizar un servicio que no se ha actualizado en los últimos años, y a la par analizamos la data de cada uno de los clientes, observamos comportamientos, y por ejemplo, nos damos cuenta de que algunas personas piden cada 15 días, entonces tratamos de anticiparnos, les mandamos notificaciones y nos ponemos de acuerdo con ellos para el día y la hora de la recarga o entrega del agua”, comenta.

¿Se sumaron los tiburones? 

Imagen: Cortesía de Shark Tank México. 

David llegó a Shark Tank México, que se transmite todos los viernes a las 21:30 horas por Canal Sony, en busca de un millón 200 mil pesos, a cambio del 10% de la marca. Y, aunque, se llevó varios consejos y una buen “review” por parte de los tiburones ninguno estuvo interesado en la oferta. 

“Nos dijeron: está alta la valuación, pero te vemos mucho potencial… Entonces nos quedamos muy tranquilos”, dice el emprendedor. 

Abre tu mente

David Amezcua, empezó su carrera en grandes empresas donde se desarrolló en el área tecnológica, mientras se encontraba en ellas observaba que “invertían muchísimo” para un crecimiento de uno o dos por ciento anual. Este paradigma cambió cuando el joven empezó a trabajar con startups, donde comenzó a ver cifras de crecimiento del 20% y 30% mensuales. 

“Eso fue el como el quiebre que tuve que hacer para empezar a acostumbrarme ahora sí a un ritmo que era totalmente diferente, el de las startups, en el que creces todo el tiempo super agresivo y una vez que se me quitó eso, se me abrió el cerebro, me quite muchísimas trabas que tenía, muchísimos bloqueos y ahora todo lo que pienso es en como crecer así tan exponencial, cómo crezco el 20, 30, ó 40% para poder llegar a metas que la gente a veces se toma como imposibles, pero cuando ejercitas la mente para que sea posible resulta relativamente sencillo”, explica David. 

En este contexto, el joven emprendedor nos regala tres consejos para abrir la mente a nuevas oportunidades: 

  • Identifica tus bloqueos 

“Debemos quitarnos de la cabeza muchos bloqueos que tenemos ya sea por cultura o por como estamos acostumbrados a trabajar. Creo que eso es lo importante para sacar una empresa a flote. Ejecuta y hazla crecer todo el tiempo, esa es la única forma de llevar una compañía o un proyecto al siguiente nivel, quitarse los bloqueos y pensar siempre en el crecimiento”. 

  • Mantente informado 

“Existen herramientas como YouTube, en las que puedes investigar, encontrar y aprender algo si no lo sabes, temas de crecimiento, desarrollo de tecnologías. Por ejemplo: yo no sabía mucho de tecnología, y me tuve que meter, para empezar a hacer muchas cosas… No necesitas empezar proyectos grandes para aprender, lo puedes hacer desde tu casa con internet”. 

  • Aprende a delegar 

“Al principio cuesta mucho soltar o delegar varias tareas y eso te va limitando a que no crezcas o no avance tu empresa como quieres. Tienes que confiar en las personas y empezar a dejarles tomar decisiones importantes para que ellos avancen y empiecen a ver que tú tienes confianza en ellos y de repente te das cuenta de que los equipos funcionan solos”. 

Ingresa Ahora