¿Qué es una Pop-Up store?

Este tipo de tiendas han cobrado cada vez más relevancia en la industria del retail, pasando de ser algo casi exclusivo de marcas de lujo a una estrategia para empresas de todo tipo.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La pregunta del millón: ¿cómo atraigo a más clientes? Hoy en día hay muchas estrategias de marketing tanto digitales como físicas, pero hay una que es cada vez más común, las Pop-Up store.

Cortesía: Loly in the Sky

En general son tiendas que emergen para que los diseñadores o marcas exhiban sus nuevas colecciones por un tiempo determinado volviéndolo una experiencia exclusiva y efímera. Sin embargo, no solo las marcas de lujo hacen uso de estas. Platicamos con quienes han montado una Pop-Up store, una empresa mexicana y un experto en tendencias sobre el tema.

Una visión omnicanal

De acuerdo con Christian Acquista, experto en tendencias de WGSN, están tiendas se sitúan en un lugar estratégico “ya sea en el centro de las ciudades, en calles transitadas, centros comerciales o incluso festivales de música. Son una excelente opción para diversificar las superficies y ofrecer a corto plazo un formato más cercano al cliente local, con mayor flexibilidad y donde se puede trabajar microsegmentos de forma más eficiente”.

Al respecto, Lorena Vázquez, fundadora y diseñadora de la marca de zapatos mexicana Loly in the Sky, comenta para Entrepreneur en Español, que “la experiencia en las tiendas tipo brick-and-mortar, no está muerta. Aunque los mercados digitales están creciendo, los puntos de venta físicos te dan una experiencia muy diferente”. Una visión onmicanal para una tienda que empezó siendo puramente como ecommerce.

“Para nosotros las Pop-Up stores, se llaman 'Loly Shoe Bar' y son nuestra primera trinchera con nuestras Lolygirls. Un lugar para interactuar con ellas, para que conozcan la marca, vivan la experiencia y darles un pedacito de lo que es el Mundo Loly”.

Aunque la marca lleva ocho años en el mercado, no es un gigante comparado con otras de mucho más renombre, no obstante, pudieron optar por este tipo de estrategia. Hoy en día Loly in the Sky cuenta con siete puntos de venta físicos, los cuales determinaron al hacer un análisis de dónde están sus consumidoras. Pero como todo, es a prueba y error, y esa es una de las mayores ventajas de contar con una Pop-Up store, no hay que comprometerse a largo plazo con un local, sino que puedes cambiar si así lo requieres.

Imagen: Cortesía Loly in the Sky

Las ventajas de una Pop-Up store

Existen muchos tipos de tiendas de esta índole. Desde cómo se construyen, se hace una estrategia, hasta el proceso de compra. Algunas son para presentar colecciones exclusivas, otras para terminarse el stock, lanzamientos innovadores e incluso las hay solo para que los consumidores conozcan los productos e interactúen con la marca para luego, ya si quiere la persona hacer una compra ya en los canales digitales.

Por ejemplo, para Lorena, no se inspiraron en una marca tal cual para crear su propio concepto de Pop-Up store. “Durante un viaje vimos varias marcas que tenían formatos de venta diferentes que nos empezaron a llamar la atención. Sacamos lo mejor de varias de nuestras tiendas favoritas y tratamos de aplicarlo a nuestras de necesidades como marca y así nacieron nuestros 'Loly Shoe Bars'”.

“Más allá de un punto de venta, nuestros Loly Shoe Bars son un lugar donde nuestras Lolygirls pueden conocer los nuevos modelos, verlos en persona, medirse todas las hormas e incluso solucionar algunos problemas para ellas como hacer compras en línea, recibir pedidos para luego recogerlos y hasta hacer cambios de talla”.

Lorena Vázquez también explica que la mayor ventaja que aportan este tipo de formato es que son muy rápidas de ejecutar, mientras que en hacer una boutique puedes llevarte meses. “Nosotros en 4 semanas podremos abrir una nueva ubicación”.

Christian Acquista, comenta que a partir de que la pandemia ha alterado la interacción tradicional, las Pop-Up store ofrecen una salida a los retails que buscan recuperar la conexión con los consumidores. “Las Pop-Up están evolucionando y ganando peso a medida que las marcas adoptan estrategias de venta directa al consumidor y que las empresas inmobiliarias descubren el potencial de las tiendas temporales para ocupar locales vacíos”.

Imagen: Cortesía Loly in the Sky

¿Quién puede tener una tienda Pop-Up?

Lo más común es que estén enfocas en retail de moda y lujo, pero también se pueden armar para tiendas especializadas en arte o tecnología. Christian, el experto de WGSN, explica que se verá un aumento en la tendencia de este tipo de tiendas. En especial, las marcas están apostando por la sostenibilidad con Pop-Up reutilizables, reconfigurables y personalizables.

“Las tendencias que más veremos serán Pop-Ups que jueguen con formatos de diseños divertidos o con aplicaciones de color perfectas para Instagram”.

En resumen, más que un lugar para vender, serán espacios para crear experiencias que no son posibles realizar online. “Los retailers deben considerarlas como una herramienta de recopilación de datos para probar e interpretar ideas como la integración del ecommerce, los pedidos a domicilio y los microcentros logísticos antes de comprometerse con espacios permanentes”, concluye el experto.

Si has pensado en una estrategia onmicanal una Pop-Up store podría ser una buena manera de empezar. Para ello, Lorena recomienda tener una idea innovadora, sorprender al consumidor y en especial buscar caminos alternos. Recuerda que aunque los canales online están en pleno apogeo, no es la única manera de llegar a tus clientes potenciales.

Ingresa Ahora