'De licenciado a elotero, pero soy el mejor elotero del mundo', dice este emprendedor que participó en Shark Tank México

Luis de la Rosa desarrolló Coraliyo Korn un emprendimiento que lo llevó al tanque lleno de tiburones.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

¿Qué te lleva a cambiar de carrera? En 2011 Luis de la Rosa se graduó de Licenciado en Derecho, sin embargo, tras algunos años de haber ejercido su profesión tomó la decisión de emprender en un negocio de comida que luego lo llevaría a recorrer un camino que lo metería en un tanque lleno de tiburones inversionistas. 

Cortesía de Shark Tank México

“No me gustó ese tipo de vida [de mi carrera profesional], no era la persona que yo quería ser, es una energía muy difícil de manejar, y si no tienes cuidado te conviertes en una persona oscura… Y dije: sabes qué voy a emprender algo, voy a empezar a cocinar para desestresarme, lo hice y así fue como nacieron todos los proyectos de cocina que he tenido”, dice Luis de la Rosa en entrevista para Entrepreneur en español

Luis tenía un restaurante de mariscos y un sábado se le ocurrió que podría ofrecer una “costillita”, puré de papa con almejas y camarón, acompañados de elotes asados y panes. Este platillo fue aplaudido por la gente pero lo que más gustó fueron los elotes asados. 

“La gente me empezó a decir que todo estaba delicioso, pero el elote estaba con todo”, expresa Luis. De esta manera nació Coraliyo Korn, un concepto en el que el emprendedor ofrece elotes de maíz amarillo asados, aderezados con una “mantequilla mágica”. 

¿Coraliyo? 

El emprendedor colocó un asador justo afuera de su restaurante de mariscos, para entonces, no sabía que nombre colocarle a su nuevo emprendimiento, y de pronto, asando uno de los elotes se dio cuenta que se le marcaban unas líneas que los hacía ver como una víbora coralillo.

“¿Cómo se va llamar? No lo sabía, dejé el elote en las brasas y se marcaron las líneas del asador en él como una víbora coralillo y ahí fue cuando se me ocurrió lo de Coraliyo Korn, en ese momento mandé a hacer el logo y mi primer asadorsito lo tenía ahí a un lado del negocio de mariscos”, explica Luis. 

Coraliyo nació en 2018 con seis mil pesos de inversión, sin embargo, la pandemia detuvo, casi por completo, a la industria de los restaurantes y ventas de comidas, quienes se tuvieron que adaptar al negocio del delivery o entregas en casa. 

“Yo empecé esto hace tres años con seis mil pesos, el primer asador ya con todo y elotes, de ahí fue creciendo. Ya a mediados de la pandemia la desesperación de hacer algo me sacó a la calle y me puse en una esquina”, comenta el emprendedor. 

En tres meses logró vender 28 mil elotes, es decir, aproximadamente un millón 400 mil pesos y empezó a sumar equipo de trabajo y más carretas para su producción. Actualmente, Luis cuenta con cuatro carretas en La Ensenada, Baja California. 

Sin embargo, el fundador de Coraliyo pasó por un momento difícil o “de bajón” porque quiso iniciar con un modelo de franquicias que en ese momento no resultó. 

Shark Tank para levantar el ánimo 

“Empezamos a hablar de franquicias, pero no se dieron en su momento, y me agüité porque se me desmoronó todo el negocio, me quedé solo otra vez. En ese momento nos descubrieron y nos invitaron a Shark Tank”, dice Luis. 

Imagen: Cortesía de Shark Tank México. 

Coraliyo Korn llegó a Shark Tank México, que se transmite por Canal Sony, pidiendo 600 mil pesos por el 25% de la empresa, y aunque no recibieron ninguna inversión, el emprendedor comenta que se siente contento de haber participado en el programa. 

“Nos fue bien, fue una buena experiencia, lógico el sueño si es que te inviertan y estar en todo México, pero luego lo analice y me dije: la proyección que vas a tener va estar bien canija, vas super bien, tu negocio va a vender miles de elotes, es el mejor premio a tu emprendimiento”, expresa Luis. 

Ahora Coraliyo buscará distribuir su producto empacado al alto vacío con el objetivo de venderlos en boutiques de carnes. 

La escuela del emprendimiento es diferente 

Decidir cambiar de carrera no es algo sencillo, sin embargo, si no te gusta lo que haces puede que esa actividad sea poco productiva para tu vida en general, en este contexto, y habiendo dado un giro a su vida al cambiar su trabajo en los tribunales por un restaurante, Luis tiene algunos consejos para nosotros: 

  • Vence el miedo 

“Si decides irte por la vida con la escuela del emprendimiento a diferencia de la escuela institucional [tienes que saber] que la escuela del emprendimiento es diferente, en esta universidad tú no pagas tu semestre, pagas con experiencias, con quedarte sin nada, son tus módulos, entonces te recomiendo vencer el miedo, primero busca qué hacer sin dejar tu trabajo anterior, no dejes de aprender, sé aventurero y muévete”. 

  • Busca un negocio que te haga feliz 

“Una vez me dijeron, ‘oye, pero de licenciado a elotero y yo volteé y les dije: soy el mejor elotero del mundo… Eso es lo que te lleva a ser un gran emprendedor”, culmina. 

Ingresa Ahora