4 maneras fáciles de hacer mejoras incrementales en el nuevo año

La vida es un juego de pulgadas, y las mayores mejoras resultan de los cambios más pequeños.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Muchos de nosotros podemos sentirnos abrumados y desviarnos al establecer resoluciones para nosotros mismos, nuestros negocios y nuestro futuro. Si desea llevar el crecimiento personal y profesional a nuevas alturas en el nuevo año, adopte un enfoque incremental para sus nuevos emprendimientos. Al comenzar poco a poco y avanzar poco a poco hacia la mejora, dividiendo los grandes objetivos en aspiraciones diarias más pequeñas, logramos resultados razonables a largo plazo que pueden superar nuestras expectativas.

Establece metas alcanzables

Las resoluciones de Año Nuevo generalmente comienzan con grandes planes para revisar todo, desde la dieta hasta las finanzas, pero los comportamientos toman tiempo para cambiar, y establecer expectativas poco realistas es la forma más rápida de fracasar. Cuando se entrena para un maratón, nadie corre 26,2 millas fuera de la puerta. Primero, acostumbras a tu cuerpo a correr una milla, luego tres, luego cinco, y así sucesivamente.

Lo principal es seguir yendo al menos un paso más allá que el día anterior. Eventualmente, mirarás hacia atrás y verás las muchas millas que has recorrido. La mayoría de nuestros objetivos, ya sea cuidar nuestro cuerpo y mente a través de un estilo de vida saludable o sentar las bases para el éxito empresarial, se pueden lograr de esta manera.

Relacionado: Olvídese de los grandes objetivos. Tome pequeños pasos para pequeñas ganancias diarias

Da lo mejor de ti

Muchas personas buscan trucos para saltar a la "calle fácil", pero cuando nos tomamos el tiempo para dar lo mejor de nosotros y disfrutamos de la experiencia de aprender, reflexionar e interactuar conscientemente con otros para enriquecer nuestro viaje a la cima, la fuerza de nuestro carácter muestra a los demás. El esfuerzo y la ética de trabajo ejemplificados en las acciones cotidianas pueden separar fácilmente la empresa de uno de la competencia.

Las contribuciones que hace a sus clientes cuando aporta una perspectiva concienzuda y completamente enfocada a la resolución de problemas superan con creces la mentalidad de solución rápida. Sus clientes invertirán en su visión con usted porque confían en que usted será metódico y se preocupará por su crecimiento juntos.

Relacionado: El rasgo de personalidad que más a menudo predice el éxito

Crear una cultura positiva

Las personas positivas hacen que los demás se sientan llenos de energía y deseosos de lograr más de lo que podrían lograr por sí mismos. En los negocios, como en la vida, las personas que tienen éxito son las que colaboran y apoyan y promueven la positividad a través de sus palabras y acciones.

Las acciones positivas diarias crean hábitos más saludables y estándares más altos. Siempre es más fácil explicar por qué llegas temprano, por ejemplo, que por qué llegas tarde. La recompensa que obtienes de uno es un subidón, mientras que la recompensa por el otro es una decepción. Con el tiempo, sus ciclos de retroalimentación serán consistentemente positivos o consistentemente negativos, según sus propios hábitos diarios. Como líder, su creación diaria de positividad crea ese mismo ciclo de retroalimentación positiva para sus empleados.

Dirija con el ejemplo diario y su equipo gravitará hacia su misión.

Poseer hoy para ganar mañana

El lunes comienza el domingo, con una estrategia consciente para la próxima semana. Cuando sabe lo que viene a continuación, puede empezar a trabajar. Cada día que comienza con objetivos claros es un día sin la incertidumbre que hace que emprender sea más desafiante de lo necesario. Incluso si sus objetivos diarios son el requisito de limpieza que mantiene su negocio a flote, cuando conquista estas actividades mundanas con entusiasmo, maximiza su contribución al negocio, su comunidad de trabajo y su ecosistema interno.

Un afán por lograr y una actitud positiva que brilla antes del amanecer, después del atardecer y en cada interacción personal y profesional a lo largo del día, con la creencia de que cada día es realmente una nueva oportunidad, es un escenario para el éxito a largo plazo.

Relacionado: Por qué los emprendedores necesitan hacer una cosa a la vez