Se tambalea el plan de trabajo de cuatro días a la semana en Telefónica España

El esquema contempla la eliminación de un día de trabajo a la semana, pero con un impacto en bolsillo del empleado.

Por

Son varias las empresas alrededor del mundo que piensan ya experimentar con una jornada laboral reducida. La idea de que los empleados cumplan con 32 horas de trabajo a la semana, en lugar de las 40 habituales ha ganado tracción, sobre todo tras el encierro derivado de la pandemia, la efectividad del trabajo a distancia y lo complicado que ha resultado para algunas empresas hacer que la gente regrese a la oficina.

JOSEP LAGO | Getty Images

Buscando esquemas que satisfagan al empleado, pero sin mermar ni la productividad ni la utilidad de las compañías, los departamentos de recursos humanos han ideado diversos esquemas con los que ambas partes resulten beneficiadas. Pero la verdad es que implementarlos es más complicado de lo que parece.

En España, Telefónica diseñó la Jornada Semanal Bonificada en la que el trabajador labora 32 horas a la semana, de lunes a jueves, con una reducción de sueldo correspondiente, pero con una bonificación por parte de la empresa de un 20% (lo que al final implica una reducción salarial de un 16%). Corrió un programa piloto con 150 empleados y tras los buenos resultados decidió que era momento de hacer extensivo el esquema a toda la plantilla laboral. Definió un plazo para que los interesados eligieran el plan que iba del 9 de junio al 15 de julio y a un par de días de que este terminé, el número de inscritos es muy bajo. Solo una decena de los 18,000 empleados invitados a participar en el esquema han optado por él, pese al argumento de que contar con mayor tiempo libre es importante para el trabajador. Claro, el impacto en la reducción salarial pesa, sobre todo en un año en el que la inflación va en aumento (en junio, en España fue del 10.2%).

La propuesta de la semana laboral de cuatro días impulsada por organizaciones como 4 Day Week Global y 4 Day Week UK no implica una reducción salarial. La idea es que la motivación del empleado al trabajar menos días a la semana lo lleve a ser igual o más productivo que cuando trabajaba la semana completa. Al incorporar la variable del sueldo en el esquema (como sucedió en Telefónica) la propuesta se vuelve menos atractiva. Hay más tiempo libre, pero menos ingresos y en los tiempos que corren, ¿a quién le conviene eso?