5 cosas que me hubiera gustado saber antes de arrancar mi negocio

Cuando empecé mi negocio, hace seis años, no sabía ni por dónde empezar. Esto es lo que aprendí y que puede ayudar a otros emprendedores.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Al inicio de mi carrera como emprendedor, me pregunté por dónde empezar y qué pasos seguir para arrancar mi negocio. Mi nicho era, y sigue siendo, el desarrollo de software y WordPress, a pesar de tener muchas habilidades y conocimientos en ese campo, descubrí que tenía mucho que aprender en cuanto a cómo emprender un negocio.

Inside Creative House | Getty Images

Ahora, después de seis años como propietario de un negocio, decidí que era hora de compartir algunos consejos útiles para quien busca arrancar una pequeña o mediana empresa. Espero que esto ilumine el camino de algún emprendedor y que haga su proceso más llevadero y mucho menos turbulento.

Arrancar un negocio puede ser mucho más complicado de lo que crees

Una vez que nos sentimos lo suficientemente seguros de nuestras habilidades y experiencia en un nicho de negocio, es muy común que nos preguntemos:

  • ¿Qué pasaría si ofreciera servicios y productos realmente atractivos a los clientes?
  • ¿Qué pasaría si arrancara un negocio que se posicione rápidamente en la industria?
  • ¿Qué tan difícil puede ser?

Estas son preguntas comunes que la mayoría de los emprendedores se hacen al comienzo de su emocionante, pero desafiante, aventura en el mundo de los negocios. Mi objetivo no es desanimarte al decir que ser dueño de un negocio es complicado, al contrario, la parte difícil del proceso es lo que lo hace atractivo y lo que hace que valga la pena dedicarle tiempo y energía. Todo se resume en tener la mentalidad correcta y un buen plan de negocio para arrancar.

Debemos de tener en mente que a veces la emoción nos gana y nos hace subestimar el proceso de emprendimiento. Y aunque creo que el método de prueba y error puede ser valioso, pues nos permite aprender de nuestros errores, también creo que construir sobre una base sólida nos ayuda a comenzar con el pie derecho y de mejor manera.

A menudo escucho una idea equivocada: se cree que es más fácil mantener a flote una pequeña empresa que una grande, pero eso no es cierto.

Una empresa es una empresa, independientemente de su número de empleados o subdivisiones. Seguirías teniendo clientes, entrevistas, proyectos, necesidad de encontrar un estilo de liderazgo efectivo, reuniones, talleres, distribución de cargas de trabajo, etc. Mi consejo sería no caer en el error de pensar que una pequeña empresa no requiere mucho trabajo, al contrario: la mayoría de las veces incluso requieren más.

Entonces, sin más preámbulos, revisemos cinco consejos que te ayudarán a arrancar tu empresa con éxito.

1. Lo primero es definir el nombre, propósito y misión de la empresa

Lo primero que tienes que hacer es crear una gran identidad comercial. Desde el principio tienes que trabajar en la credibilidad de tu marca, esto es importante para que los clientes te perciban como un negocio profesional y exitoso.

Pero para poder hacerlo, es necesario tener muy bien definida la identidad de tu empresa. Así que tómate un momento (o unos meses) y elabora una visión detallada de tu futura empresa. ¿El nombre que elegiste les dice a tus posibles clientes de qué se trata el negocio? ¿Es corto, sencillo y fácil de recordar? ¿Cuál es el mensaje de tu negocio para la gente? ¿Has pensado en un logotipo? ¿Cómo comunicarás la identidad de marca a tus clientes potenciales? Esas son las preguntas que necesitas responderte antes de iniciar tu negocio y antes de definir tu plan de negocios.

2. Piensa en una estrategia digital

Hoy en día, casi todas las empresas tienen presencia online. No pierdas la oportunidad de recibir todos esos likes, seguidores y menciones, además la mayoría de los clientes buscan, hoy en día, casi todo lo que necesitan en internet. Lo primero que tienes que hacer es comprar un dominio, buscar a alguien que construya tu sitio y contratar un experto que diseñe tu estrategia de redes sociales.

3. Calcula la inversión inicial

No olvides que un negocio siempre requiere de: dinero, esfuerzo y energía. En cuanto al aspecto financiero, es importante que calcules cuidadosamente cuánto dinero necesitarás, al menos, para arrancar tu negocio.

4. No contrates a cualquiera

Muchos emprendedores terminan contratando empleados no calificados con la esperanza de encontrar, más adelante, a alguien con más experiencia. Esto no es recomendable, tu negocio necesita profesionales desde el principio, asegúrate de arrancar con un equipo de expertos que sepan lo que está haciendo.

5. Conoce a tus competidores y sé congruente

A menos de que se te ocurra una idea de negocio realmente peculiar, lo más probable es que tu nicho se encuentre muy competido. Para que tu negocio pueda despegar, debes ofrecer a tus clientes algo distinto e innovador. Para lograrlo es indispensable investigar a tus los competidores y encontrar tu diferencial, eso que hace que tu negocio sea único. La congruencia es indispensable para generar credibilidad: evita cambiar tu tono de voz, logotipo, misión o la imagen que proyectas online.

La conclusión

Comenzar un negocio es un reto desafiante pero emocionante por lo que no debería asustarte. Con una planeación adecuada y una buena mentalidad empresarial, cualquiera puede arrancar un negocio. Los pasos anteriores seguramente te ayudarán. Buena suerte, sigue adelante, el mundo de los negocios espera tus ideas.