La Secretaría de Economía revivirá la marca "Hecho en México" para promover las compras locales

Ante el escenario económico adverso las empresas que fabriquen productos en México podrán solicitar el uso de un emblema que remite a los años 80.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19 y el conflicto militar entre Rusia y Ucrania ha hecho que una marca que fue muy utilizada a finales de los años 70 y durante la década de los 80 vuelva a estar a la vista de los consumidores. Se trata del sello Hecho en México que desde su creación en 1978 busca comunicarle al consumidor que un producto fue elaborado por una empresa y mano de obra mexicana.

Justin Sullivan | Getty Images

Aunque haya quien se empeña en negarlo, la realidad es que el 2022 ha sido un año complejo en el que se han registrado incrementos en básicamente todos los productos y la inflación más alta de los últimos 22 años. Según el Índice Nacional de Precios al Consumidor julio terminó con una inflación del 8.15% (una variación del 0.74% contra el mes de junio).

Buscando fomentar el consumo local y, de alguna manera, ayudar a las empresas mexicanas, la Secretaría de Economía y Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) tomaron la decisión de volver a utilizar la imagen del águila con la leyenda "Hecho en México" en productos que hayan sido producidos en el país.

En una reunión del sector José Medina Mora, presidente de COPARMEX, explicó: "Habrá un relanzamiento de la marca 'Hecho en México' y es una oportunidad que tenemos de identificar lo que se hace en el País".

Hecho en México: El uso recurrente de una marca

La verdad es que la marca viene y va de sexenio en sexenio. En febrero de 2017 se comenzó a usar la marca de nuevo y se publicó un acuerdo mediante el cual se establecían los requisitos para que una empresa pudiera utilizarla. El emblema podía ser tramitado por compañías grandes, medianas y pequeñas y buscaba reafirmar la presencia de productos nacionales en un mercado saturado de competidores extranjeros. El documento fue actualizado en 2018 y seguramente recibirá una revisión para que se ajuste a las condiciones actuales del mercado.

Medina Mora explicó que se busca que por medio de la marca se fomenten también la competitividad, el fortalecimiento del mercado interno, la simplificación regulatoria y la inclusión laboral: "Se pondrá énfasis en la participación de las mujeres. Se reconoce que su incorporación en las empresas ayuda a aumentar la productividad y el crecimiento económico".

Aunque aún no hay detalles en torno a los requisitos para solicitar el uso del emblema, en ediciones pasadas lo que se pedía era que: el bien fuera producido enteramente en México con materiales que calificaban como originarios según los Acuerdos Comerciales de los que México forma parte y que el bien fuera resultado de un proceso de producción en México (aunque algunos insumos vinieran del extranjero).