Los códigos QR llegan Instagram: ahora puedes compartir tus Reels y posts por medio de uno de estos códigos

Aunque desde hace tiempo era posible compartir tu perfil por medio de un código QR, la red social ha ampliado esta funcionalidad a los contenidos.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Cuando los códigos QR aparecieron por vez primera en 1994 con el fin de poder ubicar las partes de un automóvil durante su proceso de ensamblaje, abrieron una serie de opciones para el mundo de la comunicación. Cuando empezamos a contar con dispositivos móviles y personales capaces de escanear esos códigos para desplegar ante nuestros ojos información novedosa, las marcas comenzaron a utilizarlos como una herramienta para comunicarse con sus consumidores potenciales.

SOPA Images | Getty Images

Los códigos QR se hicieron presentes en todos lados hasta que se convirtieron en parte del paisaje y poco a poco perdieron su encanto (más no su funcionalidad) para empezar a erosionarse.

Cuando brotó la pandemia del COVID-19 y empezamos a vivir con miedo al contacto, los códigos QR regresaron y de pronto estuvieron presentes en los menús de los restaurantes, en las tiendas departamentales (en lugar de volantes físicos), en portadas de revistas, en letreros y espectaculares que nos permitían escanearlos sin la necesidad de acercarnos.

Ahora los códigos QR se hacen presentes en Instagram como una herramienta para llevar a los demás directamente a un posteo, Reel o incluso ubicación. La red social ha habilitado una opción que te permite generar un código para un contenido específico. Aunque desde hace años Instagram permite compartir perfiles vía uno de estos códigos, no era posible generarlos desde la aplicación para un contenido específico.

La funcionalidad ya ha sido liberada para la mayoría de las cuentas y permite a las marcas, creadores de contenido e influencers incluir el código en su comunicación para llevar a la audiencia directamente a un contenido que quieran destacar. Además, al ser generados, los códigos QR se graban en el dispositivo del usuario para poder ser compartidos por medio de diversas aplicaciones.