Consultoría

Atisbar al precipicio

Atisbar al precipicio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Atisbar al precipicio Atisbar al precipicio En contexto

Atisbar al precipicio

La diferencia de la reacci?n emprendedora frente a una ca?da

Por Geoff Williams

Si eres padre de un muchacho de 12 años y no le has enseñadoqu? es un riesgo, hay una posibilidad de que se te est? pasandoel tiempo. El norteamericano Todd McFarlane artista del libro de historietas,conocido principalmente por la serie Spawn, ha creado un imperio de ladiversi?n que muestra muchos superh?roes amantes de los riesgos.As? que no causa sorpresa que al preguntarle su opini?n sobre elriesgo, conteste recurriendo a algunas im?genes visuales agradables.

Seg?n ?l, un empresario necesita dar un salto de fe de vez encuando: &flashquotLa persona com?n y corriente subir? con cautela a unrisco, atisbar? al vac?o y se dar? cuenta de que es unaca?da de 60 metros. Ver?n que haya colchones en el suelo, perohar?n todas estas preguntas y tal vez si habla con ellos suficientetiempo, dar?n el salto... si llevan consigo tres paraca?das a laespalda.

&flashquotCuando un empresario ve un precipicio, en realidad retrocede unos 15 metrospara tomar vuelo. Se lanza al vac?o y cuando va m?s o menos a lamitad de la ca?da (entonces) pensar?: `Ay, me pregunto sihabr? alguna pista adecuada para aterrizar.' El temor al fracaso es loque menos le preocupa [a un empresario], porque nos motiva el potencial, algom?s que creemos vamos a obtener&flashquot.

McFarlane, de 41 años, sabe de lo que habla. Su primer riesgo formalempez? cuando decidi? dejar su puesto como el artista dehistorietas mejor pagado de Estados Unidos, ilustrando El hombrearaña, para Marvel Comics. En 1991, parti? para crear supropia serie de historietas, Spawn, que lleg? a generar ingresosbrutos por US$85 millones cuando se present? como largometraje en 1997.La serie Spawn, y otros 35 t?tulos de historietas, han vendidom?s de 150 millones de ejemplares en todo el mundo desde 1992.

McFarlane es el director ejecutivo de Todd McFarlane Productions, la casamatriz de Todd McFarlane Toys (juguetes), Todd McFarlane Entertainment (cine yvideo) y McFarlane Design Group (foto y diseño). Y si bien ?l nocomenta nada sobre las cifras evidentes, se dice que sus negocios producenUS$50 millones al año. Entre tanto, se dice que McFarlane vale US$130millones, lo que significa que puede hacer realidad sus propiasfantas?as: en 1998, pag? US$2.7 millones por la pelota deb?isbol con que Mark McGwire anot? su home runn?mero 70.

Sin embargo, nada de esto habr?a sucedido sin correr lo que muchosempresarios consideran un gran riesgo. Todd McFarlane Productions, con sede enPhoenix, con alrededor de 120 empleados, nunca ha recurrido a investigacionesde mercado para crear sus juguetes y escribir sus libros de historietas.McFarlane s?lo conf?a en su instinto.

&flashquotHe aplicado algunas t?cnicas de mercadeo y realic? variassesiones de grupo, para conocer la reacci?n de los posiblesconsumidores, a trav?s de Hollywood y (con) otrascompañ?as; y odio decirlo, pero pens? que casi todohab?a sido una p?rdida de tiempo&flashquot, comenta McFarlane, &flashquotporque alfinal sali? a la luz que casi todo era cuesti?n de sentidocom?n. Pensando todo el tiempo, la energ?a y los recursos que unodebe invertir para obtener tres o cuatro datos valiosos que se puedanaprovechar, prefiero ir a la escuela de la vida. S? cu?l es mip?blico porque durante la mayor parte del tiempo yo fui esep?blico. As? que en casi todo lo que hago me planteo estapregunta: `¿Qu? es lo que personalmente quiero?'.&flashquot McFarlane admiteque no siempre tiene ?xito, &flashquotpero uno aplica lo que aprende en el futuro&flashquot.

En contexto

C?mo correr riesgos

El todo por el todo

El plan B

Asumiendo el riesgo

De pizzas & riesgos

El que no arriesga, no gana