Emprendedores

Emprendedores-635

Emprendedores-635
Crédito: Depositphotos.com

Un Negocio Inflable Los Descalabros Contacto

Un Negocio Inflable

Industrias Kay: de la jugetería artesanal a proveer a losgrandes.

Por Gabriela García Zúñiga

Hace dos años, durante un encuentro clientes-proveedores organizado porNacional Financiera (Nafin) y el Banco de Comercio Exterior (Bancomext), elgigantesco Grupo Modelo, líder en la producción yexporación de cerveza en México, conoció a MaríaTeresa Kasuga.

Kasuga, directora general de Industrias Kay, una empresa que se dedica afabricar, comercializar y exportar productos inflables, se dio cuenta de quelos artículos promocionales de la Cerveza Corona eran, en su

mayoría, importados desde China o Taiwán.

&flashquotElla se acercó a nosotros y nos pidió una oportunidad paraconvertirse en proveedora&flashquot, cuenta Juan Serrat, gerente de Pamapromex, unadivisión del Grupo Modelo que se encarga de coordinar el negocio de losartículos promocionales de las cervezas.

Eso fue hace dos años y hoy, la empresa de Kasuga exporta, através del Grupo Modelo, más del 80 por ciento de los productosque le vende, por lo que sus botellas inflables y otros promocionales hanllegado tan lejos como a Estados Unidos, Japón y el mismo Taiwán.

La historia de Industrias Kay es una historia de sobrevivencia empresarial.Fundada hace 36 años por el inmigrante japonés Carlos Kasuga,esta empresa se inició en un garage, donde Kasuga fabricabajuguetes hechos de celuloide y repartía personalmente en su propio auto.El negocio creció hasta padecer, a principios de los 90, uno de losmás fuertes golpes asestados a la industria del juguete.

Consecuencia de una apertura indiscriminada a productos importados del lejanooriente; una baja productividad

en la industria local y precios con los que, de plano, no se podíacompetir, la industria del juguete en México pasó de agrupar acasi 400 empresas, a apenas unas 100.

No fue este el caso de Industrias Kay que, ya en manos de los hijos de Kasuga(fallecido a principios de los 90) optó por cambiar drásticamentede estrategia para no morir junto con las demás.

Por lo pronto, en 1991 decidieron hacer una separación patrimonial de laempresa, constituyendo un grupo formado por tres empresas enfocadas a distintossegmentos: Industrias Kay de Tlaxcala (fabricante de productos inflables parapromocionales); Vinilonas Kay (sellado electrónico, cortinas corredizasy lonas) y Distribuidora Kay (fabricante de productos como albercas inflables ysalvavidas).

La nueva estrategia incluía un programa de diversificación deproductos; una fuerte apuesta a la exportación y lasubcontratación de maquila para ser competitivos y poder entrar en elmercado estadounidense. Esta funcionó y ahora, Industrias Kay exporta,indirectamente, sus productos a todo el mundo a través de empresas comola mexicana Grupo Modelo y las trasnacionales Hasbro de México y Mattelde México.

Los Descalabros

Pese al éxito de su compañía, Kasuga sabe las dificultadesque todavía deben enfrentar empresas como la suya entre las que destacael tema financiero, la falta de liquidez para comprar materia prima y la faltade proveedores confiables para cumplir con el famoso just in time,(entrega justo a tiempo).

&flashquotLamentablemente, los pequeños y medianos industriales necesitamosfuentes de financiamiento y la banca de fomento sigue sin cumplir sufunción real; no proporciona con agilidad financiamiento para laproducción&flashquot, se queja la empresaria.

Por si fuera poco, las compañías de este sector deben enfrentarla importación clandestina de productos de Asia, India y Pakistánque entran en México a precios muy por debajo del mercado; unapráctica desleal que tiene de cabeza a los pocos sobrevivientes de laindustria juguetera.

Un problema muy concreto de esta empresa mexicana es que existeprácticamente un solo proveedor que les cumple en cuanto a calidad de lamateria prima y, aunque sus insumos existen de sobra en el extranjero, el costosería mucho más alto y los tiempos de entrega, irregulares.

El esfuerzo de Kay como proveedora de los grandes, no obstante, le ha permitidosortear todo tipo de obstáculo. Hoy, cuenta Serrat, su empresalogró reducir una tercera parte de sus importaciones gracias a queestá comprando productos de Kay en el mercado nacional.

Contacto

Industrias Kay, Paz Montes de Oca 78, Col. General Anaya03340,México, D.F., tel.MEX (5) 601-0734, Fax.MEX (5) 688-8493.