Consultoría

No oponga resistencia

No oponga resistencia
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

No oponga resistencia No Oponga Resistencia Conózcase Conozca a sus Empleados ¡Suelte las Riendas! Contacto

No Oponga Resistencia

Aprenda a delegar y haga crecer su negocio

Por Sean M. Lyden

Imagine que inicia una empresa a sus 24 años y cuando cumple 28 yagenera ingresos anuales por más de US$3 millones. ¿El sueñode todo emprendedor? Sí, pero Marc Hausman, 28 años, presidentede Strategic Communications Group Inc., de Silver Sring, empresa demercadotecnia y relaciones públicas, lo está viviendo en carnepropia, pues su negocio pasó de 10 a 35 empleados en el últimoaño. El catalizador, dice, ha sido delegar de manera eficaz.

La palabra clave aquí es &flashquoteficaz&flashquot. Todo empresario sabe que debe delegarpara que el negocio crezca. Pero un error común de los nuevosemprendedores es delegar su pasión, aquello que los motivó ainiciar el negocio, para enfocarse en deberes administrativos y gerencialescotidianos.

Los empresarios que caen en esta trampa inadvertidamente se convierten enobstáculos para el crecimiento de su empresa, pues canalizan la mayorparte de su tiempo hacia actividades que no disfrutan del todo y para las que,probablemente, no son muy aptos.

Hausman sabe esto por experiencia. Hace un año descubrió quehacía más trabajo de contabilidad, administración yrecursos humanos (que no disfruta ni le sale bien) y menos tiempo a reunirsecara a cara con clientes para planear las relaciones públicas y trabajarcon los medios (lo cual le encanta).

El cambio se dio cuando Hausman trató de que su banco le diera unalínea de crédito de US$250,000. El banquero le dijo quenecesitaba buscarse un director de finanzas porque, desafortunadamente,él no tenía la habilidad de manejar la relación con elbanco. Según le informaron, no le darían una línea decrédito a menos que encontrara a alguien con más experiencia ycapacidad. &flashquotMe di cuenta , dice, de que si realmente quería llevar estaempresa al siguiente nivel, debía empezar a soltar las riendasadministrativas.&flashquot

Entonces contrató a un director de finanzas, el cual habíaocupado un puesto financiero de alta jerarquía en BlueCross BlueShielddurante 20 años. Esta persona ha sido la piedra angular del nuevoprograma de ahorro para empleados, del programa de seguro de vida, discapacidady del programa de reembolsos por inversiones en educación, lo cual hapermitido que Hausman dedique más tiempo a hacer lo que le encanta:desarrollar relaciones con los clientes. &flashquotA él le tomó tres meseshacer lo que a mí me hubiera tomado por lo menos tres años&flashquot,afirma Hausman.¿Cómo evitar ser un obstáculo para elcrecimiento de su empresa? ¿Cómo delegar sin relegar lapasión? Estas tres recomendaciones le ayudarán:

Conózcase

¿Por qué inició el negocio en primer lugar? ¿Quées lo que más le gusta de él? ¿En qué sedesempeña mejor? (En otras palabras, ¿cuál es su puntofuerte?) ¿Cuáles son sus limitaciones principales? Las respuestas aestas preguntas le ayudarán a verse de manera objetiva y dilucidarqué responsabilidades conservar y cuáles delegar.

Conozca a sus Empleados

Tómese el tiempo para evaluar sus puntos fuertes y limitaciones, lo queles agrada y lo que no. Podría descubrir que ya tiene a alguien quepudiera darle la libertad para enfocarse en su pasión. Eso es lo queHausman descubrió. Poco después de contratar al director definanzas, Hausman reubicó a una empleada de un puesto deadministración de cuentas, a otro relacionado con las operaciones,debido a la atención que prestaba a los detalles. Al final, le encantasu nuevo papel y ha librado a Hausman de una gran carga administrativa para quepueda dedicar más tiempo a los clientes.

¡Suelte las Riendas!

Según Hausman, reconocer la necesidad de delegar responsabilidadescríticas para el negocio puede ser un proceso doloroso y difícildebido a que, como empresario, se tiende por naturaleza a conservar el control.Pero hay que dejar ir las riendas de ciertos asuntos por el bien del negocio.También es necesario admitir que la persona en quien se deja laresponsabilidad no hará las cosas como uno, pero esto realmente no tieneimportancia . . . casi siempre, lo hace mejor.

Contacto

Strategic Communications Group Inc., e-mail: mhausman@scg1.com