Emprendedores

Ser emprendedor

Ser emprendedor
Crédito: Depositphotos.com

Ser emprendedor Ser Emprendedor Comienza la Aventura Llega la Pesadilla Contacto

Ser Emprendedor

Un tenaz empresario comparte con nosotros sus secretos para lograr eléxito en los negocios.

Por Wendy Solís

Un día, a principios de la década de los noventa, Jorge Gamamiraba la televisión y se sintió muy atraído por uno delos comerciales que transmitían: se trataba de un anuncio de productospara adelgazar que estaban disponibles únicamente en Estados Unidos.

El empresario se preguntó si él podría distribuir esosartículos en México. No se quedó con la duda, asíque marcó el número que mostraban en pantalla e hizo una cita.Acto seguido viajó a Miami y con todo su poder de convencimiento y US$500 de inversión, consiguió la representación exclusiva deesos productos en su país.

Esa fue la incursión del emprendedor regiomontano en el mundo de losnegocios de belleza. Años más tarde, Gama fundaría Mi Ser,empresa que en 1999 facturó en total US$ 2.5 millones.

Si bien ese fue su primer gran paso, Gama es un empresario por tradicióny convicción. Su familia tenía un negocio que se dedicaba a laimportación y venta de piezas de automóviles. Aun cuando Gamaestuvo un tiempo al frente de ese negocio, la dificultad para importar lollevó a la quiebra y se quedó sin dinero y sin trabajo.

&flashquotDespués de haber sido empresario, mi miedo más grande fue tenerque convertirme en empleado. Fue eso lo que me impulsó a dedicarme a lasventas&flashquot, comenta Gama.

En esa búsqueda se topó en México con la empresaHerbalife, de la que se convirtió en agente de ventas. Un añomás tarde fue nombrado el mejor vendedor de esa firma en elpaís.

&flashquotGracias a esta experiencia de multinivel, pude darme cuenta de que sípodía ser un buen vendedor, y con las ganancias que obtuve pude ahorrary confirmar que en los productos de belleza y salud hay un gran nicho demercado&flashquot, dice Gama.

Comienza la Aventura

A pesar de su éxito en Herbalife, Gama comenzó a tener lainquietud de diversificarse y de abrir un negocio propio. A decir delentrevistado, notó que el sistema de multinivel tiene una falla deorigen: pueden ingresar prácticamente todos los clientes potenciales ytransformarse en vendedores. Luego ocurre que se limitan a comprar directamentea la distribuidora y a precio de agente de ventas únicamente losproductos que consumen, por lo que el mercado se agota.

Fue en ese tiempo cuando descubrió la línea de productosestadounidenses y comenzó a introducirlos en México. Elartículo estrella era una faja de látex que moldeaba la figura.La trajo al país y colocó pequeños anuncios en diversosperiódicos. Pronto su teléfono estuvo copado de llamadas,principalmente del público femenino solicitando su linea de productos.

El éxito fue inmediato. En poco tiempo, las ventas se incrementaronconsiderablemente. Mi Ser es el nombre de la empresa que Gama fundó enla ciudad de Monterrey, Nuevo León.

A finales de 1994, ya contaba con 200 vendedoras y había establecido dossucursales, una en la ciudad de México y otra en Guadalajara;además, participaba en un programa televisivo de temas de belleza, en uncanal de Monterrey, ésta era su principal promoción.

Llega la Pesadilla

Jorge Gama ha aprendido a sortear las crisis y salir adelante. &flashquotUn periodo muydifícil fue cuando se devaluó el peso en 1994, ya que lamayoría de mis transacciones estaban tasadas en dólares. Antes minegocio crecía y crecía; después de la devaluación,entré en una pesadilla. Empecé 1995 con apenas 20 vendedoras ysin personal en mis sucursales&flashquot.

Gama había invertido varios miles de dólares en abrir unasucursal en Guadalajara y luego habría de encontrar personal de primernivel. &flashquotAsí fue cuando aprendí que lo más importante es elfactor humano, que primero hay que encontrar a la gente que saque el negocioadelante y luego montar oficinas de lujo&flashquot, asegura.

Durante los dos años siguientes las ganancias fueron mínimas. &flashquotMifamilia y amigos me preguntaban por qué continuaba con un negocio que nome dejaba nada más que problemas y preocupaciones&flashquot, recuerda. Pero paraGama era imposible abandonar una empresa que le había costado tantoestablecer: &flashquotno podía dejar morir el negocio sin haber hecho todo loposible por rescatarlo&flashquot, cuenta Gama.

Así que buscó nuevas opciones: en 1997 encontrómaquiladoras que fabricaran el producto en México y con la mismacalidad. Surgieron, entonces, nuevas ideas para retomar el mercado.

&flashquotMi empresa ya tenía cierto prestigio, que no podía ignorar;sólo cambié de estrategia, modifiqué ligeramente elproducto. También lancé una promoción de dos fajas en una,es decir la misma faja, pero con dos hileras de broches, con la finalidad deque al reducir de medidas, la clienta no tuviera que comprar una tallamenor&flashquot.

Con estas innovaciones y con la desaparición de costos deimportación, comenzaron a crecer sus ventas y ganancias.

&flashquotDespués nuevamente crecí en mi número de agentes deventas, y me expandí hacia otras ciudades del país. Actualmente,cuento con 14 sucursales entre Torreón, Celaya, Tampico, Tijuana,Villahermosa, Toluca, Distrito Federal, Guadalajara y Puerto Vallarta,principalmente.&flashquot

En la tienda matriz de la ciudad de Monterrey trabajan 28 empleados. Hoy endía, Mi ser cuenta con 600 promotoras, y además de proporcionarun excelente servicio de ventas por teléfono, ofrece una gran variedadde productos de salud y belleza, aunque el principal continúa siendo lasfajas de latex.

Jorge Gama opina que &flashquotlo más importante para lograr nuestros objetivoses la pasión y la entrega; tener claro lo que se debe hacer, no versimplemente el factor económico sino también tener claro lasmetas y no dejarse vencer por miedos sino hacerlos aliados. La pasión esun factor importante. Si te gusta lo que haces, podrás superar cualquierproblema&flashquot, aconseja. &flashquotMe dí cuenta que todos podemos ser vendedores&flashquot,concluye Gama.

Contacto

Mi Ser, 20 de noviembre 390, piso 2, depto. 3, Col. María Luisa54040, Monterrey, NL Tel. MEX (52-8) 342-0868, Email: miser@miser.com.mx ,Internet: http://www.miser.com.mx