Tecnología

La ley en Internet

La ley en Internet
Crédito: Depositphotos.com

La ley en Internet A Regular el E-Commerce Objetivo: Facilitar la Práctica Las Obligaciones

A Regular el E-Commerce

Surgen iniciativas para regular el comercio electrónico... pero faltamucho camino por recorrer

Por Sergio López y José Antonio Ramírez

Recientemente, el Congreso mexicano aprobó una serie de reformas alCódigo Civil de la Ciudad de México; al de ProcedimientosCiviles; al de Comercio y a la Ley Federal de Protección al Consumidorpara dar origen a la Ley de Comercio Electrónico, la cual busca infundircertidumbre a este tipo de operaciones, que cada vez cobran másimportancia.

En octubre próximo, se publicarán estas regulaciones en el DiarioOficial de la Federación. En resumen, esto significa que, por ejemplo,los usuarios de la Red ya podrán presentar inconformidades si no serespetan sus derechos en una transacción electrónica. La leyreconocerá los contratos y convenios electrónicos que se haganpor medios no convencionales (electrónicamente).

Para hacer válidas estas operaciones, aquellos que adquieren productosen Internet deberán guardar copias de las transacciones originales parapresentarlas junto con su queja.

De acuerdo con Philippe C. Bienvenu, director de Asuntos Jurídicos delBanco Mexicano Banamex e impulsor de esta serie de reformas ante el Congresomexicano, esta nueva regulación otorga certidumbre al comercioelectrónico, &flashquotya que por ese medio no sólo se hacentransacciones de compraventa, sino que también se hacen operaciones delevantamiento de pedidos y servicios&flashquot.

En el ámbito mundial, los expertos prevén que la prácticadel comercio electrónico, ya sea por Internet o por otras vías deenlace alternas, como EDI (Intercambio Electrónico de Documentos, sussiglas en inglés), va a incrementarse.

Según estimaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC)&flashquotes posible que el comercio electrónico a través de Internetrepresente el 2 por ciento de todas las transacciones comerciales en lospaíses industrializados dentro de un período de cincoaños&flashquot.

Por su parte, la International Data Corporation (IDC), empresa deinvestigación en materia tecnológica, estima que enAmérica Latina los ingresos por concepto del comercio electrónicocrecerán a US$ 8,000 millones en el año 2003, representando unacifra significativamente mayor a los US $167 millones reportados en 1998.

Este crecimiento se debe, añaden los especialistas, a que por el momentolos gobiernos de los países industrializados y algunos latinoamericanos,como México, están otorgando las facilidades para que esta nuevaforma de hacer negocio llegue a todos los sectores productivos.

&flashquotTodos los gobiernos quieren dar confianza y certeza a las operaciones decomercio electrónico y no quieren que haya inhibidores para supráctica&flashquot, afirma Luis Vera Vallejo, representante legal de laAsociación Mexicana de Tecnologías de Información (AMITI).Menciona que los posibles obstáculos para la práctica dele-commerce podrían ser la imposición de impuestos yaranceles por transacciones, situación que por ahora es muydifícil que se lleve a cabo, en virtud de que los principalespaíses industrializados, como Estados Unidos y los integrantes de laComunidad Económica Europea, declararon una moratoria de al menos tresaños.

Objetivo: Facilitar la Práctica

La firma consultora Ernst &Young señala, en un estudio reciente, queuna de las primeras dificultades es determinar si los productos digitales comosoftware o música, los cuales se pueden bajar fácilmentede Internet, son &flashquotproductos tangibles a los que se le pueden imponer impuestoso productos intangibles que no están definidos en las leyes de impuestossobre las ventas&flashquot.

La respuesta a ello no ha sido, hasta hoy, la más clara posible, aunquelas repercusiones para los negocios pueden ser significativas en caso de que sedecidiera imponer algún cobro fiscal.

Según el estudio, los pequeños minoristas podrían verseafectados por los altos costos de cumplimiento y complejidades que conlleva elcomercio internacional. En tanto se decide la aplicación o no deimpuestos, por ahora y hasta el 2003 todo irá en observar laevolución del comercio electrónico y que su uso se extienda aimportantes sectores de la sociedad mundial, manifiesta.

En el caso de México, otros especialistas consideran que a pesar de laaprobación de la Ley de Comercio Electrónico en México, nose incluyeron otros rubros que podrían ser determinantes para eléxito de las operaciones, entre ellos el uso de firmaselectrónicas, certificados digitales, entidades certificadoras yautenticidad de mensajes electrónicos.

Fueron puntos que quedaron en el aire, explica Claudio HorvelleurMartínez, director de Tecnología de Cromasoft, quien sostiene quepor lo menos la firma electrónica debería ser incluida para unanálisis sobre su conveniencia en el corto y mediano plazo. Recuerda queel marco legal que regirá en la Comunidad Europea para el 2001, secontempla el uso de firmas electrónicas, certificados y sureconocimiento internacional.

La AMECE (Asociación Mexicana de Estándares para el ComercioElectrónico) expone que por ser probatorio en tribunales, las enmiendasbeneficiarán principalmente al consumidor, y sus transacciones.

El crecimiento de usuarios de Internet en México ha sido de 400 porciento de 1997 a 1999, (con más de 2 millones de usuarios) ocupando elsegundo lugar en América Latina, después de Brasil.

Para el año 2002, se espera que el volumen de transaccioneselectrónicas en México rebase los US$ 2,000 millones,correspondiendo el 77 por ciento a transacciones entre empresas y el resto atransacciones empresa consumidor final. Según cifras de InternationalData Corporation, el comercio mundial anual por Internet, seráaproximadamente de US$ 425,000 millones para el año 2002, encomparación con una cifra de US$ 32,000 millones en 1998.

Las Obligaciones

Entre los puntos que se han regulado en materia de comercio electrónicodestacan los siguientes:

* La información que sea proporcionada por el consumidor semantendrá de forma confidencial.

* No se podrá difundir ninguna información sin previaautorización del consumidor.

* Se debe garantizar la seguridad de las transacciones.

* El proveedor del servicio deberá de informar claramente dóndese encuentra físicamente.

* Evitar prácticas engañosas.