Consultoría

Un sector de múltiples posibilidades

La comercialización de productos y servicios a través de la venta directa, o sistema de multinivel, es otra oportunidad de negocio disponible para los emprendedores que busquen una inversión baja y con un nulo nivel de riesgo
Un sector de múltiples posibilidades
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Las alternativas que muchas personas buscan para generar ingresos adicionales al que obtienen en sus empleos, o bien a quienes desean iniciar un negocio propio con una inversión muy baja, también pueden encontrarse en los negocios que siguen el modelo de multinivel -el cual es un sistema de ventas directas, o de persona a persona-, apunta Pedro Lizardi, especialista en el sector, quien ostenta una calificación de diamante ejecutivo en la organización Amway de Estados Unidos y América Latina, con una red aproximada de 100 mil empresarios independientes.

No existe duda de que la industria de la venta directa --que nació hace 40 años en Estados Unidos--, sigue vigente como semillero de oportunidades de negocios accesibles para mucha gente que quiere construir una fuente alterna para generar dinero, ya que el desarrollo y éxito de este tipo de empresa no se restringe a género, edad, educación ni experiencia previa.

Para Lizardi, "la principal materia prima que requiere la venta por multinivel -cualquiera que sea la empresa- es un estado emocional, es decir, la voluntad de querer hacer las cosas, y como en todo, el conocimiento del negocio y de los productos que se manejan. La capacitación, el conocimiento, siempre serán los pilares del éxito en cualquier ámbito".

Las ventajas que ofrece el multinivel es que puedes iniciar un negocio, con base en la libre empresa -es posible ganar lo que quieras, sin tener que invertir en infraestructura, todas las herramientas físicas las pone la empresa-, explica este millonario de 45 años, originario de Puerto Rico.

"Tú pones tu capacidad de tratar con la gente y vender los productos que fabrica la marca, y si no sabes hacerlo, la compañía tiene programas de capacitación en donde te da toda la información que necesites para que seas un buen distribuidor. A cambio de ello, tú recibes puntos, porcentajes de ganancias, viajes y bonos, según tu propio esfuerzo y trabajo".

Sin embargo, este empresario no recomienda dejar una fuente de ingresos fijos para dedicarse a la venta por multinivel, "por lo menos al principio".

Aunque él afirma, que si el emprendedor se dedica de lleno y pone todo su esfuerzo en esta empresa, "a los seis meses puede tener ingresos de entre dos mil y cinco mil dólares mensuales, sin problemas", señala que "como en todo negocio, el aprendizaje del sistema es un proceso, en el que la educación y adquisición de experiencia es fundamental para lograr tener un negocio de éxito. Lo mejor es tomarlo primero como algo paralelo al empleo -si este es el caso-; ahora que cuando se está desempleado, sin duda es una gran oportunidad".

En su momento, que es diferente para cada quien, los resultados del esfuerzo y trabajo invertidos serán los indicadores de que ya es hora de independizarse, pero "no recomiendo dejar el empleo actual", enfatiza.

En cuanto a la legalidad y credibilidad del sistema, el especialista en venta directa y multinivel, José Luis Monroy, dice que los temores de la gente a ser víctima de un eventual fraude, al incursionar en este sistema, "a estas alturas deben estar en general superados, pues de su legitimidad dan testimonio empresas tan exitosas como Avón, Ebel, Fuller o Jafra, por mencionar algunas marcas".

Asimismo, Lizardi responde a la pregunta de cuál es la diferencia con las pirámides y de la legitimidad del sistema: "Hasta hoy no he conocido ninguna empresa que no sea una pirámide. Si un día un empleado gana más que el dueño de la compañía, algo está mal, ¿cierto? La pirámide se invertiría y eso no sucede en ningún lado. Ahora, en términos de legalidad, el sistema de multinivel no es una pirámide porque en las transacciones se involucran productos y servicios, a cambio de dinero; es decir, no hay únicamente dinero de por medio, como en las pirámides o tandas que están completamente fuera de la ley. En este sistema, hasta que el producto no está en las manos de consumidor final, no circula el efectivo".

Quien se integra a este modelo de negocio debe estar dado de alta en hacienda para poder ser un empresario independiente.

Para Monroy, como para otros expertos en la industria, el futuro del sistema es promisorio: "Veo a la industria en crecimiento sostenido. Está madurando. Registra crecimientos anuales de hasta siete por ciento en promedio en los últimos diez años. Nunca ha habido un retroceso. Por todo ello, dice, el sistema multinivel ofrece cada vez mayores garantías de permanecer y seguir vigente".