Plan de Negocios

Mide, luego crece

Las cifras que se miden e informan son las que finalmente crecen. ¿Cómo le va a tu negocio?
Mide, luego crece
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Nuestra compañía, Padre Rico, ha crecido rápidamente. Aunque estoy agradecido por esta expansión, un problema recurrente era que cada departamento tenía diferentes prioridades y formas de medir el éxito. Esto significaba que la empresa crecía a buen ritmo, pero en distintas direcciones. Para redirigir el negocio hacia un objetivo en particular, tuve que encontrar sola variable que todos pudiéramos rastrear y medir. Y, por qué no, divertirnos haciéndolo. Decidimos medir el número de clientes que participan en nuestro juego Cashflow (Flujo de Efectivo) cada semana.

De esta forma, todos los martes por la mañana las oficinas de Florida y Utah sostienen una videoconferencia. El primer punto en la agenda es la misma pregunta siempre: "¿Cuántas personas participaron en el juego de Cashflow?".

Mi deseo de medir esta actividad es para que la compañía se concentre en el número de personas que atendemos, pues considero más importante este elemento en comparación a cuánto dinero ganamos. Creo que los ingresos que captamos se incrementan cuando aumentan los servicios a clientes. Por eso, nuestra compañía unificada se concentra en la cantidad de personas que se divierten al aprender y participar en nuestro juego educativo.

Al principio, los informes eran extraños y las cifras no siempre eran exactas. Pero, durante el año pasado, los reportes se hicieron mucho más precisos. Además, surgió una competencia entre nuestras tres oficinas para ver cuál de ellas reportaba las cifras más altas. Poco a poco, y con paso seguro, los números han crecido -y también las ideas creativas acerca de cómo seguir esta tendencia positiva. El resultado neto: una compañía concentrada en clientes satisfechos, quienes acuden a nosotros para aprender y crecer.

Obtuve esta idea de "El efecto Hawthorne", que fue probado en la década de 1930. En pocas palabras, los investigadores de "El efecto Hawthorne" descubrieron que cuando algo se mide, mejora. Más aún, cuando algo se mide e informa, mejora exponencialmente. En consecuencia, el número de personas que participaban en nuestro juego aumentó y, después de un año, comenzó a crecer de una manera asombrosa. Al principio, las cifras de cada oficina se encontraban entre 20 y 200. Hoy, se cuentan en miles. ¿Y quién sabe cuántos serán el año que viene?

El siguiente proyecto que consideramos medir es el bienestar físico de nuestro equipo. Es un hecho que la mala salud está afectando a los trabajadores y los altos costos de los servicios médicos aniquilan a muchos negocios. Todavía no tenemos los deta-lles, aunque planeo medir el peso, la presión arterial, el colesterol y otros indicadores de salud de manera bimestral. Para com-plementar este plan, contrataremos a un entrenador experto en salud y bienestar físico para que capacite a los empleados. Así, construiremos un negocio más saludable y económicamente más fuerte. Estas mediciones no aparecen en los estados financieros, sin embargo, estoy convencido que afectarán a nuestros principales indicadores económicos.

www.SoyEntrepreneur.com