Marketing

Cómo ser creativo frente al cliente

Los resultados y las metas suelen concentrar gran parte de la atención al momento de emprender un negocio Pero no te olvides tus clientes
Cómo ser creativo frente al cliente
Crédito: Depositphotos.com

Muchas veces, al momento de emprender un negocio, analizamos por sobremanera a nuestra competencia y perdemos de foco que gran parte de nuestra fortaleza son los clientes. Los clientes son uno de los pilares fundamentales para poder tener una empresa exitosa, por lo que existe una gran variedad de tácticas para poder conseguirlos. Al menos, una de ellas es a través del marketing.

Philip Kotler afirma que el marketing no es el arte de vender lo que se produce, si no que de saber qué producir. Además, agrega que es el arte de entender y definir lo que quiere el consumidor, y de crear las respuestas que lleven satisfacción al cliente, utilidad a los productores y ganancias a los accionistas.

Y pese a que el marketing es un recurso muy utilizado por las empresas para atraer futuros interesados en sus productos, cabe destacar que como emprendedor debes buscar el factor diferenciador, el que te distinga de las demás marcas y por sobre todo de la competencia.

La creatividad marca la diferencia

¿Qué publicidad recuerdas en este momento? Casi con toda probabilidad no serán muchas y entre ellas, por motivos obvios, la de sus principales competidores. No hay un único motivo por el cual la publicidad pase tan desapercibida, pero entre estos está la falta de creatividad.

Tomar como referencia lo que otros hacen se ha convertido en una práctica común en el mundo del marketing, sin duda es una buen política para no correr riesgos, pero también para conseguir una escasa diferenciación respecto a sus competidores.

Así, si la innovación y la creatividad se han convertido en los pilares de la competitividad en los países industrializados, al menos estos también deberían ser el motor del nuevo marketing de nuestra compañía.

Consejo: Apuesta por campañas innovadoras orientadas a reforzar el vínculo emotivo con su público objetivo y el compromiso de su organización con sus clientes.

El modelo tradicional de la publicidad repetitiva y funcional alrededor del producto está cambiando hacia una publicidad que pone el acento en la creatividad y las emociones. Una publicidad capaz de reinvertarse, despertando la curiosidad y el interés de una audiencia saturada de la clásica publicidad.

El foco siempre es el cliente

El marketing no son sólo campañas publicitarias. En este caso, también puedes usar excelentes ideas en la atención que le darás a tus clientes, cuando estos ya se sientan atraídos por tu producto. En este caso, la tecnología es una buena opción, porque tiende a convertirse en una herramienta que permite mejorar el servicio.

En ese sentido, no hay que olvidar que la falta de interés y atención tiene entre 3 y 5 veces más importancia en la pérdida de clientes que las propias características del producto.

Consejo: Los pequeños detalles cuentan mucho. Así, un simple correo electrónico de respuesta agradeciendo la participación de un cliente en una campaña puede marcar la diferencia. Parece algo simple pero es muy poco habitual.

Un estudio de Pew Trust informaba que el 94% de los encuestados, es decir prácticamente todo el mundo, había descrito como muy frustante la experiencia de llamar a una empresa y oír una grabación en lugar de a un ser humano.