Plan de Negocios

Establece metas en tu empresa

Diseña tu ruta de acciones para hacer crecer tu negocio y llevarlo al éxito mes con mes.
Establece metas en tu empresa
Crédito: Depositphotos.com

Cada día, el mundo empresarial es mucho más competitivo y requiere que las compañías generen nuevas estrategias para mantenerse en el mercado. Establecer metas es crucial para desarrollar estas estrategias y sobre todo, para lograr los objetivos de crecimiento de tu empresa y medir los avances y resultados que se han obtenido. Recuerda: “las metas son sueños con fecha” y éstas deben ser una de las bases en la mentalidad de cualquier emprendedor.

Sin embargo, para un nuevo empresario definirlas no es una tarea fácil. Por eso, te damos una guía de acciones a seguir y consejos que te facilitarán este proceso. Tómate algún tiempo de tranquilidad o en tu fin de semana para pensarlo y empieza a fijar -y cumplir- objetivos que lleven a tu negocio al siguiente nivel:

A corto y largo plazo
Es recomendable que inicies con las metas a largo plazo; puedes iniciar con planes de tres a cinco años, para poco a poco ir definiendo lo que se debe hacer anual, semestral y mensualmente. Puedes basarte en la visión y la misión que tiene tu empresa: tu visión debe ser tu principal meta a seguir en el largo plazo.

Por ejemplo, si deseas ganar $1 millón de dólares en un año, divídelo en metas pequeñas o submetas (como en 12 meses). Así te será más fácil lograrlo y verás menos complicado alcanzar tu meta final. Por otro lado, ver a largo plazo te permitirá saber qué es lo que quieres obtener con tu emprendimiento y en dónde te visualizas como empresario.

Establece metas específicas
Aunque “ser líder en el mercado” o “aumentar las ventas” suenan como muy buenos propósitos y son frases muy inspiradoras, tanto las acciones a seguir como los resultados son muy difíciles de medir y evaluar. Por eso, te será mucho más fácil fijar objetivos cuantificables como: “conseguir 10 nuevos clientes” o “abrir una página de Internet” o “ganar $10,000 en un día”. También asegúrate que definas cómo y cuándo las vas a realizar y de contar con los recursos y el tiempo necesario para conseguirlo.

Debes tener cuidado con el tipo y cantidad de propósitos que te fijes: éstos no pueden ser muchos y deben tener un verdadero objetivo que será beneficioso para la empresa y no que únicamente cumpla con mantenerte ocupado.

Fíjate un plazo límite
Una de las ventajas de las metas es que se deben cumplir en un cierto plazo para que sean o no exitosas. Por eso, es importante que delimites el tiempo que te ocupará realizarlo. En este punto procura que sea realizable, pero tampoco seas demasiado perezoso: toma en cuenta el tiempo que tardarías en hacerlo, utilizando tu mejor disposición y ganas para conseguirlo y que signifique un verdadero desafío para ti.  

Haz un calendario
Ser organizado es una de las claves para alcanzar cualquier objetivo. Procura siempre tener a la mano un calendario con acciones específicas para llegar a tu meta; así te será más fácil saber tu avance y qué hacer en cada momento. Al final del día, anota una “palomita” si lo lograste: esto te ayudará a sentirte mejor y a entender qué tan cumplido eres con tus obligaciones.

Tus metas inmediatas procura tenerlas cerca siempre de ti: en las notas de tu celular, en un post-it en tu escritorio o en cualquier lugar que te motive a revisarlas constantemente. Toma en cuenta que para alcanzar cualquier objetivo debes ser disciplinado y, en especial: planear.   

Sé realista
Debes estar seguro que todas tus metas las puedas alcanzar. No apuntes “demasiado alto”, debido a que probablemente no lo consigas y afectará tu ánimo para las siguientes ocasiones. Por otro lado, no caigas en la pereza de establecerte únicamente objetivos demasiado fáciles; la clave está en encontrar el punto medio entre querer y poder.

Otra cualidad muy importante que debes desarrollar como empresario es la paciencia. Toma en cuenta que todo requiere su tiempo y que, a veces los resultados no son perceptibles a simple vista pero que, con el tiempo, tu esfuerzo será recompensado.

Comunícalas a tu equipo
Si quieres que tu empresa crezca y se supere constantemente, tu personal debe estar al tanto de qué es lo que quieres lograr y cuál es su papel dentro de estas acciones. Es primordial que comuniques objetivos para hacer que tus empleados los hagan suyos, se identifiquen con la empresa y trabajen a favor de ella. Si se llega a la finalidad, felicita o premia a quienes formaron parte del proceso; esto ayudará a mantenerlos motivados y satisfechos con su labor.

Evalúate
Cada término de semana o mes (incluso diario) revisa el estatus de tu planeación. Haz un análisis de cuánto has logrado, cuánto te falta y si será posible cumplir las metas. Si en realidad las alcanzaste, congratúlate a ti mismo con algo que te guste como un pastel o una tarde libre. Si aún te falta mucho por recorrer o el enfoque de tu empresa cambió no tengas miedo a redefinirlas, sólo intenta no alargar mucho el plazo ni postergar pendientes.