Plan de Negocios

Vende tu Plan de Negocios

10 consejos para cautivar a los inversionistas en menos de 30 minutos.
Vende tu Plan de Negocios
Crédito: Depositphotos.com

Una vez elaborado el plan de negocios te toca enfrentar la prueba más difícil: convencer a los posibles inversores de que tu proyecto es la mejor alternativa.
Lo común es que dispongas de un escaso tiempo para esta prueba vital. Normalmente te darán unos 30 minutos para lograr tu objetivo. El problema es que para muchos este tiempo puede alcanzar sólo para explicar la introducción y agregar un “gracias, señores”.

Desde luego, la clave reside en elegir correctamente qué es lo que mostrarás en esos escasos minutos y utilizar todas las tácticas y herramientas necesarias. Aquí te explicamos las mejores prácticas para realizar una presentación efectiva ante tus potenciales inversionistas y lograr convencerlos de apostar por tu proyecto:

1. La consistencia del emprendedor
Además del proyecto, en la presentación estarás vendiéndote a ti mismo. Es fundamental inspirar confianza en el potencial inversor, lo cual empieza con tu puntualidad y cortesía al saludar, y lograrás conquistarlo de verdad si muestras pasión por tu proyecto, iniciativa, creatividad y capacidad de gestión.

Además, debes aprender a dominar tu lenguaje corporal, acuérdate que las posturas y los gestos son incluso más importantes que las palabras, por lo que debes evitar morderte las uñas, bajar la mirada o cruzarte de brazos. Si hablas pausado, con voz firme, gestos claros y con una buena sonrisa, serás más convincente.

También, presta atención especial a tu imagen: tu vestimenta debe ser formal, pero debes sentirte cómodo con lo que traes puesto. Evita el uso exagerado de perfume o de maquillaje, y siempre cuida el aspecto de tu pelo y barba, y asegúrate de que tu ropa esté limpia y planchada.  

2. El diseño
Todo entra por los ojos. Entonces, es importante cuidar las imágenes, los gráficos y los diseños de las diapositivas que utilices. Utiliza colores alegres y no llenes las diapositivas de palabras y de texto, sólo de bullets o frases necesarias que te ayuden a acordarte de los datos y para que tu público te siga en la presentación.

También es aconsejable invertir en el diseño de las carpetas y de tu Plan de negocios. Mientras más cuidado sea el diseño, más profesional parecerá tu proyecto. Asegúrate de que la letra sea legible (de preferencia usar la fuente Arial o alguna parecida y en algún tono oscuro), evita que sea muy larga la presentación e incluye imágenes y gráficas que hagan la lectura más entretenida.  

3. Entrega sólo lo fundamental
Dado que sólo dispones de unos pocos minutos para presentar el proyecto, habla sólo de lo más importante, es decir, de lo que debes incluir en tu resumen ejecutivo: la oportunidad de negocio, las características de tu producto o servicio, el mercado al que te diriges, tu modelo de negocios y tus principales acciones de marketing o promoción. Básicamente habla sólo de lo necesario para dar a entender por qué tu empresa es rentable y cuáles son sus ventajas competitivas.

Deja el resto para posibles preguntas. No te metas en temas que no dominas y evita responder “no sé”, mejor comprométete a investigarlo.

4. Prepárate
Las buenas presentaciones no nacen del azar. Todo es cuestión de preparación. Antes de exponer ante los inversores, deberías ensayar ante personas que no formen parte del grupo de trabajo. Ellos podrán darte un valioso feedback que te servirá para ajustar la exposición y generar el efecto deseado.

Además, asegúrate de que conoces tu proyecto a la perfección, así como el mercado en el que te insertarás. Adelántate a las posibles preguntas y ten una respuesta preparada para ellas.

5. Preevalúa tu escenario
Evalúa previamente a la presentación quiénes formarán tu audiencia, qué grado de interés tendrán en el proyecto y cuánto tiempo tendrás disponible para exponer. Conocer el perfil de las personas que te entrevistarán te ayudará a saber cómo hablarles, qué tipo de lenguaje usar y en qué puntos hacer mayor énfasis para atraer su atención.

6. El tiempo justo
El suficiente para exponer todo lo importante sin aburrir a la audiencia. Evalúa la atención a medida que vas hablando, si ves que la gente está cansada, acorta tu discurso o empieza a exponer otros aspectos del proyecto. Es preferible hablar menos y dejar que los interesados pregunten a alargarse y hacer que pierdan todo el interés en tu proyecto.

Una presentación de 20 a 30 minutos es más que suficiente para hablar de estos temas y dar a conocer tu idea de negocios.  

7. Una conclusión matadora
Al igual que las conclusiones del plan escrito, los últimos cinco minutos de la presentación son claves para conquistar al público. Es el momento para utilizar la pasión y poner las cartas sobre la mesa. Aquí puedes ser subjetivo y utilizar frases como "estoy convencido(a) de que esta empresa va a ser un éxito", o "tengo absoluta certeza de que podré llevar adelante este proyecto".

8. El documento escrito
La versión escrita del Plan de negocios puede ser entregada al comienzo o al final de la presentación oral. Debes asegurarte de tener suficientes copias para todos los presentes y que el formato y la presentación sean adecuados y atractivos. Lleva copias de más por si acaso se agrega alguien más al grupo. 

9. Presentación Power Point
Las diapositivas son una forma clásica y efectiva de realizar una presentación visual. Las imágenes deben ser de calidad fotográfica y estar bien utilizadas. Otra ventaja es que puedes regular los tiempos mediante un control remoto. También es recomendable que hagas una presentación social media: Haz discusiones previas en Twitter y Facebook y presenta los resultados (a través de widgets de Google que muestren RSS feeds), agrega videos y otros elementos como encuestas.

10. Pizarrones o rotafolios
Siempre es bueno tener a mano un lugar para escribir. Las presentaciones en computadora o proyectadas son efectivas pero dejan poco lugar para lo espontáneo. Un lugar para graficar pensamientos, hipótesis y relaciones no está de más. Para ello puedes usar las herramientas online que te permiten escribir sobre los textos de una presentación.