Emprendedores

Emprender es todo un arte

El actor y músico Mario Iván Martínez apostó por la autogestión con una productora teatral y audiolibros para niños.
Emprender es todo un arte
Crédito: Depositphotos.com

Mario Iván Martínez es un conocido actor de televisión, cine y teatro. Uno de sus trabajo más recordados es su interpretación del doctor John Brown en la exitosa película “Como agua para chocolate” de Alfonso Arau, por la que ganó un Premio Ariel (el más importante de la cinematografía mexicana). Pero un día, al también cantante le quedó chico el circuito comercial de la actuación y la música. “Me di cuenta de que los autores que a mí me interesaban no eran importantes ahí”, recuerda. 

El actor apostó entonces por la autogestión de sus proyectos, un proceso en el que tuvo que aprender duras lecciones sobre planeación, gestión de recursos, ventas y liderazgo. “Al principio da mucho miedo, sobre todo porque los artistas somos muy imaginativos, creativos y audaces, aunque un desastre para organizarnos y para los números”, reconoce. “Pero siempre tuve claro por qué camino no quería ir. Tener mi objetivo definido fue una ventaja.”

Lo que Mario Iván quería era renovar la oferta de espectáculos y productos de entretenimiento para el mercado infantil con las grandes obras clásicas de la literatura y la música. Y probar que autores como Shakespeare o Mozart no tenían por qué ser aburridos para los niños. “No me auguraban mucho éxito; sin embargo, me pareció que hacía falta una oferta infantil que se saliese de lo predecible, lo desechable y lo oportunista que a veces pueden resultar las obras comerciales”, comenta. “En general, se menosprecia muchísimo al público con productos improvisados y de ínfima calidad”.

Fue en 2001 cuando el actor fundó su propia productora, Un Rato para Imaginar Producciones. Su primer proyecto fue la adaptación y musicalización de “El príncipe feliz”, de Oscar Wilde, y “Los reyes de las hadas”, de William Shakespeare, en formato audiolibro, una obra que luego se tradujo en un espectáculo teatral unipersonal. Diez años después, la productora ya lanzó 19 CDs, que distribuye y vende en las principales cadenas de librerías del país, como las de Fondo de Cultura Económica (FCE), Gandhi, El Péndulo y Educal.

Entre los audiolibros más exitosos figuran “¿Qué me cuentas Don Quijote?” (sobre el clásico libro de Miguel de Cervantes Saavedra), “¿Conoces a Wolfi” (acerca de la vida de Wolfgang Amadeus Mozart) y “Cuentos de Navidad” (de Charles Dickens). El actor también apostó por la tradición cultural del país con obras como “Leyendas del México Antiguo” y “Descubriendo a Cri Cri” (con las canciones de Francisco Gabilondo Soler).

De números y liderazgo

Para sacar adelante el emprendimiento y no descuidar el lado artístico del proyecto, Mario Iván optó por apoyarse en una estructura familiar. Su tía, Rosa María, es su representante. Su tío, Fernando, se ocupa de  la contabilidad, la venta de patrocinios y la distribución de los CDs. Su madre, la actriz Margarita Isabel, lo apoya con la puesta en escena de los espectáculos teatrales.  Y la esposa de su tío, Carmela, es la encargada de manejar la oficina de la productora.

“Somos 11 personas en total. Es una empresa familiar, que trabaja con gran eficiencia y en la que cada uno conoce perfectamente cuáles son sus tareas y responsabilidades”, explica. “Para lograrlo fue indispensable que aprendiera a delegar, algo que me costó mucho trabajo porque soy bastante detallista.”

Su otra filosofía es la “mejora continua” de la productora, por lo que organiza reuniones de trabajo periódicas para evaluar con todo el equipo qué ha salido bien, cuáles han sido los errores y cómo mejorar procesos. Además, ha impulsado la capacitación de todos los empleados en diversos rubros. “El éxito de un líder también radica en el respeto y la confianza en el trabajo y la capacidad de los demás”, asegura. “Cuando uno conoce a la persona y lo que es capaz de hacer, hay que darle libertad”.

Para financiar sus proyectos, al principio Mario Iván tuvo que invertir sus ahorros. Luego sumó un esquema de patrocinios, basados en la temática de cada disco. Por ejemplo, los audiolibros basados en obras de autores británicos interesaron a The Anglo Mexican Foundation. El parque zoológico Africam Safari, de Puebla, apoyó el volumen 2 de “Cuentos de bichos” y Telcel “Cuento de Navidad”. Mientras que Ricolino apostó por la serie “Cuentos en dulce” y “Fábulas de mi granja”. “Yo entro en escena cuando ya tenemos la cita con la persona encargada del patrocinio y hay que hacer la presentación del proyecto”, dice.

El próximo disco de Mario Iván ya tiene nombre: “Cantando con mis amigos”, que incluirá 16 poemas musicalizados de su autoría. “Un Rato para Imaginar Producciones es mi proyecto de vida, la mejor inversión que he hecho”, finaliza.