Trabaja por metas

¿Tienes la agenda saturada? Descubre cómo hacer más productivo tu día aprendiendo a fijar y cumplir objetivos.

Muchas veces el trabajo cotidiano llega a abrumarte y, conforme adquieres más responsabilidades, te colmas de tareas que no te permiten concentrarte ni avanzar. Esto puede alcanzar el punto de sentir que estás dejando de lado oportunidades valiosas, pues la carga laboral te rebasa. La solución: rompe el círculo vicioso introduciendo metas simples en tu planeación. A continuación algunas recomendaciones para lograrlo.

Cero tolerancia. Haz una lista de las cosas que puedes dejar de hacer, para que ese tiempo lo utilices en metas que son más importantes para tu negocio. Por ejemplo: no revises Twitter ni actualices tu perfil en Facebook entre una tarea y otra, tampoco escribas reportes que no te corresponden, ni respondas todos los correos electrónicos en el momento que llegan. Lo mejor es asignar un espacio específico para ello durante el día.

Regla de los tercios. Empieza a cronometrar tus tiempos. La meta: dedicar un tercio de la jornada a prospectar compradores potenciales, otra a ejecutar tareas del negocio, y el resto a brindar soporte a los clientes cautivos. La mayoría de los personas comete el error de enfocarse sólo en una o dos de esas áreas. Por lo que la recomendación es dedicar el tiempo suficiente a nutrir cada parte de la comunidad que conforma la empresa. Pregúntate: ¿cuál es tu punto débil y a qué parte no le estás prestando la atención suficiente?

Cinco personas a quienes agradecer. ¿Quiénes son tus clientes más importantes? Empieza a mandarles una nota regularmente para saber cómo van y de qué manera puedes ayudarles. Concéntrate en cinco a la vez, para que esto no te tome mucho tiempo. De tal manera que todos se sientan atendidos y, en un futuro, regresen el favor ya sea a través de una nueva compra o refiriéndote compradores potenciales. Pero cuidado, no seas demasiado insistente.

30 minutos de multimedia. Dedica media hora, dos veces por semana, a subir un video con un mensaje personal para tus clientes, colaboradores o prospectos. Esta sencilla práctica te puede ayudar a crear una mejor imagen de tu negocio y a encontrar nuevos contactos. El video no debe durar más de cinco minutos, así que primero escribe un guión breve para aclarar tus pensamientos y estructurar adecuadamente el mensaje.

Después, dirígete a la cámara (incluso la webcam de la computadora puede funcionar) y expresa tus ideas. Otra buena opción es entrevistar a tus colaboradores o clientes para que hablen sobre algún aspecto de la empresa; pídeles que platiquen sobre los logros que han obtenido a partir de que trabajan contigo o te compran, respectivamente, más que hablar acerca de tus productos o servicios. Eso le dará fuerza a tu mensaje.

10 respuestas al día. El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tiene la rutina de responder 10 cartas al día. Sigue su modelo y dale respuesta a este mismo número de mensajes de voz, correos electrónicos, posts de blogs o tweets. Este simple gesto motiva y genera mayor lealtad entre la comunidad que te rodea.

Divide tu día en tres: prospectar, ejecutar tareas del negocio y atender a tus clientes.

Tecnología para ser más eficiente

Estas herramientas te pueden ayudar a planear tu día de forma eficiente y a tener un mejor control de tus actividades.

LISTHINGS
Cuenta con un pizarrón virtual que te permite colocar listas de pendientes. También puedes compartir la información con otros usuarios.

EVERNOTE
Esta herramienta es ideal para tomar notas y actualizar los contenidos desde tu smartphone, tablet o lap-top.

ACTION METHOD
Te permite dividir las distintas tareas por pasos para que puedas realizarlas a medida que vas avanzando.

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue