Plan de Negocios

6 fuentes de ideas para tu empresa

Si estás buscando soluciones e ideas frescas para tu negocio, te decimos en qué tipo de personas y medios las puedes encontrar.
6 fuentes de ideas para tu empresa
Crédito: Depositphotos.com

Si estás buscando ideas frescas que impulsen el crecimiento de tu empresa, nuevas soluciones a tus problemas o estrategias innovadoras que te ayuden a posicionarte en el mercado recuerda que no estás solo.

No esperes a que se te “prenda el foco” y que automáticamente generes cientos de ideas por ti mismo. Existen muchas personas a tu alrededor -dentro y fuera de tu organización- que pueden darle una visión diferente a tu empresa, generar nuevas ideas y encontrar áreas de oportunidad que tú no habías identificado.

Te compartimos cinco fuentes que puedes consultar y que te aportarán ideas en beneficio de tu negocio:

1. Empleados y colaboradores

Nadie conoce mejor una empresa que quienes diariamente trabajan en ella. Por ello, es importante que crees un ambiente de participación y colaboración donde todos los empleados aporten ideas y soluciones. Y lo más importante: donde sientan la confianza de expresarlas.

Una recomendación es que contrates a personas con diferentes perfiles; de distintas edades, niveles socioeconómicos, culturas y áreas de profesionalismo. Crea reuniones periódicas que tengan como única finalidad el ser una “lluvia de ideas” donde todos participan y  comentan; a éstas invita a personas pertenecientes a distintas áreas.

Es muy importante que establezcas una cultura de innovación donde constantemente se propongan e implementen cambios. Presta especial atención a la decoración y disposición de tus oficinas: evita que tus instalaciones sean demasiado aburridas o tradicionales. Tanto el ambiente físico como el anímico deben invitar a la creatividad y a la generación de ideas.

Si cuentas con colaboradores externos -que no laboren directamente contigo- es importante que constantemente te pongas en contacto con ellos y les pidas su opinión sobre cómo mejorar tu empresa, así como propuestas de crecimiento. Ellos aportarán ideas y soluciones frescas, con una visión desde fuera de la misma compañía.    

2. Tus clientes

Pedirles directamente a tus clientes que te den sus ideas, sugerencias e incluso quejas puede ser una de las estrategias más efectivas. Escuchar a los clientes te permitirá darles lo que realmente quieren.

Pídeles abiertamente que respondan encuestas –online o físicas- que incluyan preguntas abiertas o área de sugerencias y que participen en focus groups (sesiones grupales).  Te sorprenderá la cantidad de ideas que podrás obtener de sus comentarios y retroalimentación.  En Procter & Gamble ésta ha sido el origen de muchos de sus productos.

Una tendencia que ha cobrado fuerza en los últimos tiempos es el crowdsourcing. Ésta consiste en dialogar con los seguidores de una marca (en especial en redes sociales) para que suministren alternativas creativas ante problemas reales de la empresa, a cambio de una recompensa. Lo mejor es que esta estrategia es de bajo costo y te ayudará a encontrar talento y nuevas ideas para tu empresa.

3. Coach ejecutivo

Un coach ejecutivo es una persona con experiencia que integras a tu equipo (por lo general, a lo largo de algunas semanas) con la intención de que te ayude a resolver problemas, potenciar tu crecimiento o detectar áreas de oportunidad.

Este tipo de asesoría le facilita al emprendedor mejorar sus habilidades empresariales y lo más importante: obtener nuevas ideas y una visión no viciada del negocio.

Es cierto: como dueño, tú eres quien mejor conoce su empresa. Sin embargo, el papel de esta figura es otorgar retroalimentación y evitar la “miopía” común que ciega a los empresarios. Dejarte guiar por un coach empresarial no sólo mejorará tu desempeño, sino también te ofrecerá la experiencia y los conocimientos de alguien que ha trabajado con muchos CEOs -de todo tipo- y que puede resultar en la generación de buenas ideas que ayuden a crecer y expandir tu negocio.

4. Internet y las redes sociales

Internet es una gran e inagotable fuente de información. En la Web encontrarás diversos sitios, blogs y plataformas donde personas de diferentes perfiles y nacionalidades comparten información.

Por eso, es recomendable que te mantengas actualizado y que consultes diariamente las notas y los posts en diferentes lugares. Suscríbete a los newsletters o al servicio de RSS de diversos sitios y participa en foros de discusión. Dentro de éstos podrás pedir la opinión de los usuarios acerca de un problema o de un producto o servicio y recibirás diversas ideas y comentarios.

Las redes sociales son otra notable fuente de nuevas ideas. En ellas no sólo puedes encontrar a gente con intereses comunes, sino también puedes hacer consultas y concursos masivos y conocer las tendencias del momento.

Pero, sin duda, una de las mayores ventajas en social media es que tendrás una audiencia cautiva, de calidad y dispuesta a participar. Antes de lanzar un producto o cuando estés diseñando una estrategia de promoción o una idea para expandir tu negocio, pídeles a tus seguidores su opinión. Por lo general estarán gustosos de apoyarte y te entregarán grandes ideas que pueden revolucionar tu negocio. En Facebook una opción es hacer sencillas encuestas (Facebook polls) o dejar una pregunta abierta en el muro de tu página de fans; en Twitter puedes usar hashtags y en Google Plus abrir una discusión.  

5. Networking

Si tu empresa está atravesando una crisis de creatividad o problemas de liquidez, una opción es asociarte con alguien o establecer alianzas estratégicas.

Cuando estés buscando un socio es muy importante que evalúes a detalle el perfil de la persona que necesitas. No se trata sólo de asociarte con un amigo o un familiar, sino de establecer una relación beneficiosa para tu empresa. Contacta a alguien que tenga características y habilidades distintas a las tuyas. Es recomendable que no te asocies con un “mini-yo”, es decir, una persona que sea idéntica a ti, puesto que de la diversidad podrás obtener ideas más innovadoras y encontrar oportunidades y amenazas donde tú no lo hubieras imaginado.

Para cualquier emprendedor, el networking es una estrategia necesaria para conocer socios, establecer alianzas y generar grandes ideas. Es importante que periódicamente asistas a eventos relacionados con tu giro e identifiques a los influenciadores y expertos en tu industria y les pidas su opinión acerca de tu producto o servicio. Seguramente te proporcionarán información valiosa y te mostrarán áreas de mejora, así como los puntos fuertes y débiles de tu proyecto.

6. Amigos y familiares

Aunque pareciera una opción obvia o poco profesional, en las personas más cercanas a ti puedes encontrar buenas ideas para mejorar tu negocio.

Existen dos factores destacables de preguntarle a tus allegados: confianza y diversidad. Es decir, tanto en tu familia como en tu círculo de amistades seguramente hay personas de distintas edades, personalidades y profesiones, que tendrán la confianza de decirte la verdad acerca de lo que piensan de tus productos o servicios.

Recuerda que puedes aprender de todas las personas y que las ideas más revolucionarias pueden surgir de la menos esperada.