Columnas

¿Las redes sociales son gratis?

Pensar en las redes sociales como si costaran podría ayudarte a generar mejores mensajes e interacciones de valor.
  • ---Shares

Una de las principales razones por las que hacer marketing en redes sociales se ha convertido en una tendencia en los negocios es porque estos canales son “gratis”. Y es cierto, crear un perfil, enviar un tuit o publicar un post no tiene ningún costo. Pero esta noción no es del todo correcta y menos aún si existe un verdadero interés en generar ventas, clientes o branding a través de ellas.

En primer lugar, porque administrar y evaluar las redes sociales requiere tiempo, mucho más que sólo un par de horas a la semana. Y si realmente quieres ver resultados, necesitas invertir en el desarrollo de estrategias y en la medición de resultados. Además, cada plataforma tiene sus propias reglas, por lo que no hay manera de generalizar u homogeneizar contenido. Esto significa que también debes usar parte de tu tiempo en entender cómo funciona cada una de ellas.

En segundo lugar, porque para conseguir seguidores y fans de tu marca debes ofrecerles algo de valor. Ya sea información útil, contenido de interés o incluso promociones y descuentos. Por lo tanto, crear este contenido te requerirá algún costo, ya sea económico, o nuevamente de uso de tiempo. Además, la persona encargada de tus redes no debe ser un becario o un externo a la marca, sino alguien que verdaderamente conozca el negocio y sus objetivos.

Y en tercer lugar, porque percibir a las redes sociales como medios gratuitos suele terminar en una degradación de las mismas. Es decir, si yo tengo en mente que enviar un tuit, subir un video a YouTube, publicar un post en Facebook o una imagen en Pinterest no tiene ningún precio, entonces soy ‘libre’ de enviar lo que se me antoje. Nada más alejado de la realidad.

Es muy común ver a las marcas enviar tuits o actualizaciones de estado inútiles como: “Ya es viernes”, “¿Qué tal amanecieron?”, “Ya terminó febrero”, “La mañana está soleada”. Como si la audiencia buscara que Twitter o Facebook fueran un calendario o un termómetro. No me malinterpreten, está bien interactuar con los seguidores y preocuparse por crear una relación personal con ellos, pero con estos mensajes definitivamente no estás aportando nada.

Como Community Manager, quizás mi principal consejo es ése: No pienses que las redes sociales son gratuitas. Invierte tiempo (y dinero) en ellas y antes de compartir un mensaje con tu audiencia piensa -a modo socrático- si lo que dices es útil, verdadero y bueno, trasladando esta ancestral filosofía hacia tu marca. ¿Acaso mandarías a hacer un anuncio de televisión o un impreso en una revista sólo deseándole un feliz jueves a la gente? Seguramente no. ¿Por qué? Porque es un desperdicio de dinero y esfuerzo.

Probablemente no es tan recomendable que te tomes tan a pecho tus mensajes en redes sociales. Pero al menos sí deberías pensar en ellos como si tuvieran un costo. Es decir, suponer que si Twitter te cobrara por tuit (aunque sea 10 pesos), ¿usarías parte de tu presupuesto en dar ese mensaje?

Afortunadamente ni Twitter ni Facebook, LinkedIn, Google+, Instagram, YouTube o Pinterest cobran (ahí también radica la magia y popularidad de esos medios), pero imaginar que sí podría ayudarte a construir interacciones más sólidas y contenido de valor para tu audiencia. Y eso, mi amigo, es lo que atrae fans y seguidores.