Franquicias

Emprende siendo bróker hipotecario

El director de finYA habla de las ventajas que ofrece este modelo a los franquiciatarios y a las personas que buscan casa.
Emprende siendo bróker hipotecario
Crédito: Depositphotos.com

Si estás buscando casa, seguramente ya visitaste el espacio de tus sueños; sabes en qué colonia o zona quieres que esté ubicada y cuántas habitaciones debe tener. Si bien esto sería lo que la mayoría de las personas haría en un primer momento, Edgar Martín, director de franquicias finYA, afirma que este paso en realidad debería ser el último.

Martín sugiere que para iniciar con el ‘pie derecho’ esta importante búsqueda debes preguntarte cuál es tu presupuesto y qué opciones de crédito existen en el mercado para hacerlo realidad. Aunque esta propuesta parece un tanto menos romántica, para el empresario es básico “saber antes si te alcanza y después emocionarte”.

Sin embargo, con tantas instituciones en el país que ofrecen estos productos, ¿cómo saber cuál es la mejor para mí? Es en la respuesta a esta interrogante donde, en 2001, Fernando de Abiega encontró una oportunidad de negocios. Por un lado, los consumidores muchas veces desconocen los términos y las condiciones; y por otro, las instituciones bancarias no poseen una fuerza de ventas suficiente para promover sus créditos hipotecarios – y además les resulta demasiado costoso.

Entonces Fernando se acercó a un banco, donde encontró a su primer cliente, y poco a poco las demás instituciones decidieron apostar por sus servicios. Así, mientras las personas no pagan por la asesoría personalizada ni por la tramitación, los bancos tienen una opción para colocar sus créditos a través de un sistema de comisiones. A la fecha, finYA tiene convenios con las principales entidades bancarias del país.

De negocio a franquicia

Edgar Martín sabía que el modelo de finYA podría crecer y ser altamente rentable. Por eso, hace más de tres años se acercó a Fernando con una idea: convertir el negocio en franquicia.

Martín se encargó de todo el proceso, desde la creación de los manuales hasta la comercialización de las unidades -otorgando las primeras a brókers destacados de su red-, con la intención de crear la franquicia pionera en México en el giro de brókers hipotecarios. A la fecha cuentan con 65 franquiciatarios repartidos en toda la República.

Pero  para el director de finYA , este negocio no se trata de créditos ni de hipotecas sino “del desarrollo de la gente”. Y es que la principal meta de la franquicia está en la satisfacción de los franquiciatarios. “Queremos empoderar a nuestros miembros a convertirse en líderes de equipo, ya que es la única forma de crecer”, afirma Martín.

Para convertirse en franquiciatario de esta marca no se necesita ningún tipo de experiencia, debido a que la empresa se encarga de la capacitación intensiva, ni de personal o local físico; con una computadora y un teléfono puedes empezar operaciones desde tu casa. De hecho, Martín destaca que buena parte de sus miembros son amas de casa que desean la independización económica.

finYA tiene proyectado cerrar el año con 75 franquicias y colocar créditos a aproximadamente 3,000 clientes.  Pero para Martín el principal reto de la marca es darles a conocer a los clientes los beneficios de sus servicios, los cuales “ahorran tiempo y dinero en la búsqueda de un hogar”.