Consultoría

¿Quieres consejos? Busca “espejos”

Identifica personas en las que confíes para que sean honestas contigo y te ayuden a mantener el enfoque en lo importante.
¿Quieres consejos? Busca “espejos”
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Al igual que los espejos te permiten ver tu apariencia real, otras personas en tu vida pueden ayudarte a ver más allá de tus suposiciones y puntos ciegos. No importa qué tan seguro estés de tus propias habilidades, llegará un momento en el que no sepas cuál es el siguiente paso. En esta situación, es importante tener a alguien que ayude a mantenerte alineado y te recuerde lo que es verdaderamente importante para ti y tu negocio.

Primero pregúntate: ¿Hay personas en tu vida que tengan completa libertad de decirte honestamente lo que ven (aunque sea feo o incómodo)? Este tipo de relaciones no son fáciles de cultivar, debido a que necesitan ser personas que respetes y en las que confíes, y que estén dispuestas a expresar sus preocupaciones acerca de tu bienestar y no pensar únicamente en el suyo. Pero si identificas a unas cuantas personas que puedan desempeñar este rol, te puede servir para aumentar tu confianza y seguridad en ti mismo.

Estas sencillas claves te ayudarán a implementar esta práctica:

Encuentra tus espejos. Busca personas con las que te encuentras regularmente a lo largo del día y con quienes exista confianza y respeto mutuo. Idealmente, son gente que forma parte de tu equipo, aunque mientras los veas seguido, pueden cumplir ese rol (como tu pareja, un socio o un familiar). También es recomendable que tú cumplas el mismo papel para ellos.

Diles qué deben observar. Puedes pedirles a los “espejos” de tu vida que evalúen temas como qué tan bien estás viviendo tu ética y valores. Por ejemplo, si quieres traer energía al espacio de trabajo, ellos podrían ayudarte a identificar las veces en las que estás deprimiendo o contagiando sentimientos negativos. También pueden motivarte en áreas en las que estás cumpliendo con tus estándares.

En este punto es muy importante que les compartas tus metas y ambiciones, y pidas que observen tus comportamientos en torno a ellos cada semana. Cuando sabes que alguien está vigilando que realmente actúes, los proyectos a largo plazo dejarán de acumular polvo.

Establece una hora regular para conectarte. Define en tu calendario una hora (de preferencia regular) para reunirte con tu “espejo” y hablar con él o ella acerca de cómo va el trabajo, discutir sus observaciones y motivarse mutuamente a dar su mejor esfuerzo.

Esto te dará un sentido de urgencia para observar los aspectos clave y encontrar formas de hacer mejor tu trabajo. Recomiendo reunirte con esta persona al menos una vez a la semana. Asegúrate de haber hecho la tarea para que sepas exactamente qué preguntarle. No desperdicies el tiempo del otro al no prepararte para la reunión.

Sé completamente honesto. Independientemente de lo que lo pidas a tus espejos que observen, asegúrate que se sientan completamente libres de hablarte sobre ello. Deben tener la habilidad de destacar problemas potenciales antes de que sean dañinos, especialmente si se trata de cosas que tú ignoras.

Tienes que estar dispuesto a escuchar la verdad, aunque te incomode. Nadie gana cuando se modela la verdad para hacerla más digerible; la honestidad directa y agresiva es el bálsamo que cura la evasión.

Ajústalo regularmente. La meta es tener a alguien que te ayude a mantenerte enfocado en lo que es importante para ti, pero este énfasis probablemente cambiará de una temporada a otra. Actualiza con regularidad a tus mentores para hacerles saber lo que deben observar. Tus espejos pueden mostrarte dónde estás fallando, dónde te estás quedando corto y dónde estás teniendo éxito.

Tener un espejo en tu vida puede ayudarte a seguir tu intuición y a mantener tu enfoque, tiempo y energía en el lugar correcto.