Tecnología

Un dispositivo que convierte todo en música

Ototo es un circuito tamaño bolsillo que permite que cualquier objeto, desde un lápiz hasta una planta, sea un instrumento musical.
Un dispositivo que convierte todo en música
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La música y la tecnología han sido buenos amigos desde que se inventó la primera guitarra eléctrica. Pero crear tus propios instrumentos musicales puede ser muy retador, y no cualquier persona sin entrenamiento puede lograrlo.

Éste es exactamente el dilema que la agencia creativa británica, Dentaku, decidió resolver al crear el Ototo, un circuito tamaño bolsillo diseñado para ser un “kit de invención musical”. Traducción: este aparato puede convertir virtualmente cualquier objeto en un instrumento musical.

Lo suficientemente simple como para que cualquier persona pueda usarlo, el Ototo permite que hasta el más inepto musical o mecánicamente cree un instrumento musical de prácticamente todo, sin requerir soldaduras ni códigos. Este dispositivo consiste en un control pequeño del tamaño de un cassette, que tiene una bocina y 12 entradas triangulares que vienen pre-programadas, de manera que puedas usarlas como teclas de piano.

Aún más diversión puede tenerse cuando se usa la serie de cables incluidos para conectar al Ototo a cualquier objeto, incluso cuando sea poco conductivo, permitiendo que transformes ollas y sartenes, barras de chocolates e incluso plantas en instrumentos musicales. Otros accesorios funcionan como pedales, permitiendo añadir una mayor variedad de sonidos.

También es compatible con la plataforma de prototipos open-source Arduino. Así que si tienes inclinaciones mecánicas o electrónicas, las posibilidades son ilimitadas. Los sonidos creados por el Ototo remiten a los sintetizadores antiguos Moog, con una sensación divertida y futurística, que sólo incrementa cuando te das cuenta que hasta un lápiz puede generar música.

Cuando fue el momento de que los diseñadores de Dentaku buscaran financiamiento para el Ototo, decidieron dejar el exitoso modelo de crowdfunding de Kickstarter y aplicar por becas artísticas tradicionales. Un programa de artes británico, llamado Near Now, encontró a su idea lo suficientemente interesante como para financiarla. Near Now se enfoca en arte y tecnología en la vida cotidiana, y Ototo es un ejemplo del arte interactivo que promueven.

El director de Near Now, Mat Trivett, explica en Wired que están ‘emocionados’ con el potencial de Ototo como ambos: como una herramienta asequible para aprender las bases de la computación física y el diseño interactivo, así como el de una herramienta avanzada para la expresión artística.