Consultoría

Claves para ser productivo desde casa

Convierte tu hogar en las oficinas centrales de un negocio eficiente, innovador y productivo.
Claves para ser productivo desde casa
Crédito: Depositphotos.com

Trabajar desde casa puede ser conveniente para los empleados y ayudar a que las empresas ahorren dinero, pero no es lo mejor para todas las personas. Las distracciones son muchas cuando estás en tu casa y sólo los más disciplinados pueden ser productivos y eficientes.

“Trabajar desde casa debería ser considerado peligroso y podría ser un desastre cuando consideras el impacto potencial en tu calidad de vida” advierte Grant Cardone, autor de “Si no eres el primero, eres el último”. “El nivel de disciplina que toma para trabajar desde casa y generar resultados sólidos es intenso y mucha gente falla por esto.”

Si tu idea de trabajar desde casa involucra usar pijamas y hacer cosas personales y laborales al mismo tiempo, es tiempo de poner en orden tus prioridades. Sigue estos tips para manejar efectivamente tu trabajo y tu vida.

1. Ten un espacio apartado para tu oficina. Sólo porque no tengas que ir a una oficina y sentarte detrás de un escritorio no quiere decir que debas quedarte en tu cama o frente a la televisión con tu laptop tratando de completar el trabajo.

Los expertos recomiendan hacer un espacio exclusivo para trabajar en tu casa para que puedas “ir a trabajar” y no distraerte con los platos sucios, un niño llorando o tu programa de televisión favorito.

2. Establece límites claros. Tener un lugar dedicado para trabajar es la mitad de la batalla, también necesitas establecer reglas sobre quién y qué puede entrar a tu oficina. “Pon límites en donde no puedan entrar niños, perros o esposas/os”, dice Cardone. El espacio laboral debe estar vacío de distracciones. Por ejemplo, olvídate de poner una televisión en tu oficina o revisar Facebook cinco veces al día.  

3. Trabaja cierta cantidad de horas. Tener un horario de oficina puede ayudarte a ser más productivo. De acuerdo con Joel Garfinkle, autor de "Getting Ahead: Three Steps to Take Your Career to the Next Level", no sólo deberías estar apegado a un horario laboral, sino que debes asegurarte de que tu familia y amigos respeten estas reglas.

Además de hacer esto, los expertos sugieren que es una buena idea no trabajar todo el día en pijama. Ten una rutina de preparación, toma una ducha y vístete, aunque tu oficina esté al final del pasillo. “La gente presume sobre trabajar en su casa en su ropa interior, pero ésa no es la manera de hacer crecer un negocio”, dice Cardone.

4. Cambia tu mentalidad. Evitar largas horas de trabajo y tener más flexibilidad en tu horario es muy tentador, pero puede haber repercusiones. Es más conveniente no tener que ir a una oficina, pero eso no puede ser una excusa para no hacer nada. “Aunque los emprendedores son mejores para trabajar en casa, ser un comunicador proactivo es el “arma secreta” para ser exitoso.”

5. Debes saber cuándo tirar la toalla. Si tu productividad está bajando o es difícil tener un balance entre trabajo y vida personal, tal vez sea el momento de reevaluar tu situación laboral. Quizás necesites tener interacción con compañeros de trabajo o jefes, o pueda que estar en tu casa te distrae mucho. Lo  importante es ser honesto contigo mismo.