Consultoría

6 detalles para cuidar tu imagen

Antes de lanzar tu empresa, ten en consideración los siguientes consejos para cuidar la imagen de tu negocio y la personal.
6 detalles para cuidar tu imagen
Crédito: Depositphotos.com

Cuando se trata de tu imagen personal, los detalles cuentan y pueden hacer la diferencia. Aquí te comparto seis puntos importantes que debes cuidar:

¿El nombre de mi empresa es importante?
El nombre lo es todo, es el primer contacto que tienes con el cliente. Recuerda que debe ser fácil de escribir y que, a la larga, será recordado como marca.

La recepcionista: una extensión de nuestra empresa
Es importante que la persona responsable de responder las llamadas telefónicas reciba un entrenamiento en el que se le den algunos lineamientos vitales para atender el teléfono:

- Imagen personal
- Saludo
- Información general
- Cuándo decir “sí” y “no” en una llamada telefónica
- Seguimiento a llamadas
- Tolerancia a la frustración (en caso de ser una empresa que reciba un alto volumen de llamadas)

Toma en cuenta que la recepcionista es la primera persona con la que los clientes hablarán, por lo que debes estar muy atento en cómo responde y se comunica con las personas, proveedores y empleados.

¿Eres puntual?
¿Sabías que la manera más rápida de crear una mala impresión es desperdiciando el tiempo de los demás?

La puntualidad tiene como premisa el respeto a los individuos. No sólo tomes en cuenta esto para una cita, sino también para todo lo que esté relacionado con tu cliente (entrega de materiales, presupuestos, información, etc.)

¿Sabías que tu tarjeta de presentación es la primera impresión en los negocios?
No sólo es una identificación profesional, sino una manera efectiva para establecer nuevos contactos.

Cada detalle, color, tipografía, datos y hasta la ortografía es importante, ya que es una extensión tanto de tu persona como de la empresa.

¡Ojo con el correo electrónico!
Hoy en día es la herramienta más común en los negocios, por lo que tu ortografía y redacción son extremadamente importantes. Cuando envías un correo con errores, además de que se puede malinterpretar el mensaje, se puede ver afectada tu imagen y credibilidad.

Es por esto que debes cuidar todos los detalles a la hora de enviar un email. Si crees que tu redacción no es lo suficientemente buena, o tienes dudas de cómo se escribe una palabra, busca apoyo en libros o con los expertos.

Todo, todo, todo cuenta
Desde cómo te expresas, cómo te presentas en una reunión de trabajo hasta cómo agradeces cuenta para ir construyendo tu marca, por lo que te sugiero que a partir de hoy le pongas más atención a los pequeños detalles.