Plan de Negocios

Abre una escuela de natación

Te compartimos el plan de negocios para emprender con este deporte que es el segundo con más adeptos en México.
Abre una escuela de natación
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La natación es el segundo deporte con más número de adeptos en México (sólo después del futbol); pero los clubes que cuentan con instalaciones para su práctica apenas atienden el 10% de la demanda. Apuesta por esta actividad y conquista por igual a niños y adultos con un centro que lo mismo imparta clases de gimnasia prenatal o estimulación temprana acuática que entrenamiento de alto rendimiento.

Modelo de negocio. Escuela de natación. Ofrece clases de estimulación temprana para bebés, sesiones de gimnasia prenatal, aqua aerobics e instrucción para niños y adultos. Abre de lunes a viernes, de 7:30 a.m. a 9:30 p.m. Sábado de 8:00 a.m. a 2:00 p.m. Las clases son de 50 minutos.
Público objetivo. Bebés a partir de tres meses de edad; niños, hombres y mujeres de todas las edades con gusto por las actividades acuáticas e interés por aprender a nadar.
Infraestructura. Terreno de 800 metros cuadrados ubicado en una zona comercial, con alto flujo vehicular y peatonal; de preferencia, localizado cerca de escuelas, comercios y centros de trabajo. Cuenta con dos albercas techadas de 80 metros cuadrados cada una. Tiene estacionamiento.  
Equipamiento. Recepción, área para padres, zona de snacks y tienda de artículos especializados. El servicio de regaderas se divide en bebés, mujeres y hombres. Regaderas y zona de vestidor para ocho personas. Hay un salón con equipo de entrenamiento cardiovascular (caminadora, escaladora y bicicletas fijas). Tiene equipo de audio e iluminación, y un circuito cerrado de televisión.
Personal. Dos recepcionistas, dos personas de limpieza, dos coordinadores, ocho instructores y un contador. Dos valet parking. Dependiendo de la temporada, se contratan maestros eventuales.
Inversión inicial. $768,000
Margen de utilidad. del 20 al  30 por ciento.

Opciones de negocio hay muchas, aunque pocas tan nobles y con tantas líneas por explorar como una escuela de natación. La ventaja es que puede enfocarse a la gimnasia prenatal o a la instrucción de niños y adultos; también a la estimulación temprana de bebés, ejercicios acuáticos, clases para niños especiales y entrenamiento de equipos de alta competencia.

En todo caso, se trata de un giro que en la última década se ha renovado al amparo de nuevas técnicas de enseñanza, innovadores métodos de construcción y mantenimiento de albercas, y una estricta regulación sanitaria.

Lo anterior ha derivado en la profesionalización de los emprendedores del giro. Conscientes de la trascendencia ética y formativa que implica la enseñanza de la natación, todos ellos coinciden en la importancia de cumplir tres requisitos básicos para el desempeño exitoso del negocio: instalaciones adecuadas, seguridad y calidad de la instrucción.

Si cumples estos parámetros, te gusta el giro de los servicios y además cuentas con un terreno propio o en renta con opción para montar una o dos albercas, una escuela de natación podría ser tu próximo negocio.

La oportunidad

Emprender en este giro puede resultar atractivo al considerar el alcance de su mercado. A decir de la Federación Mexicana de Natación (FMN), esta actividad es la segunda con mayor número de seguidores en la República. “Contamos con 12,000 asociados y, si consideramos el número de afiliaciones, podemos inferir que somos el segundo deporte con más adeptos, sólo después del futbol. Esta cifra no es ni el 5% de la cantidad real de nadadores en el país”, dice Jesús David Quintero, vicepresidente de la FMN.

De acuerdo con el federativo, existe una gran demanda de clases privadas de este deporte, ante la falta de abasto por parte de los clubes públicos. “Tenemos una afiliación de 200 clubes públicos y privados, pero no es ni el 10% del total que existen. Por tanto, hay oportunidad para más escuelas. Así, donde abran una, seguramente va a haber (buena) respuesta, porque muchas albercas públicas ya están rebasadas en su capacidad”, apunta.

El mercado meta es enorme, a juzgar por los resultados del Módulo de Práctica Deportiva y Ejercicio Físico, una encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) a mayores de 18 años de edad, durante febrero de 2014. El sondeo revela que casi seis de cada 10 mexicanos (56.4%) mayores de edad “es inactivo físicamente” (38.7% hombres y 61.3% mujeres), convirtiéndolos automáticamente en un público meta (potencial).

De las personas que hacen ejercicio, los varones son quienes destinan más tiempo con 3.49 horas semanales, frente a las 3.20 horas que invierten las mujeres. Ahora bien, ¿cómo es la preferencia del lugar para ejercitarse? La encuesta dice que las instalaciones públicas ocupan el primer lugar, al contar con la preferencia de seis de cada 10 individuos. El resto es tu mercado meta, pues es el que acude a centros privados como gimnasios, clubes, instalaciones de los centros de trabajo o estudio, o incluso en domicilios particulares.

Este estudio recoge otros detalles clave para facilitar la operación de tu escuela. Tómalos en cuenta antes de hacer tu plan de negocios. Por ejemplo, el horario que los mexicanos prefieren para realizar actividad física: 43.5% aprovecha las primeras horas de la mañana; 30.9% busca ejercitarse por la tarde; 16.1%, en la noche; y 9.5% en cualquier momento del día. Eso sí, la salud es el principal motivador para practicar el deporte, revela la encuesta.  

La ubicación

El primer paso para abrir una escuela de natación consiste en ubicar un terreno, propio o en renta, para instalar una o dos albercas cuyas dimensiones pueden variar, dependiendo de la superficie y del proyecto de negocios.

Obed Abasolo, CEO de Grupo Aguaviva, comenzó con una alberca de 10 x 6 metros en un terreno de 400m2 en el Distrito Federal. Con el paso del tiempo, creció su negocio y ahora tiene dos albercas de igual dimensión en una superficie del doble de tamaño. “Parte de nuestro mercado objetivo son los bebés, a quienes impartimos clases de estimulación temprana; por eso, es muy importante que nuestras albercas estén techadas”, explica el emprendedor.

En este rango se encuentran las albercas de Interaqua, un centro de enseñanza localizado en la colonia Las Águilas, al sur de la Ciudad de México, con una dimensión de 75m2.

“Nosotros modulamos la alberca, creando albercas pequeñas para que el niño aprenda con base en la escala de su tamaño. Es un método muy innovador que ha tenido gran éxito”, explica María Elena González, propietaria de esta escuela que recientemente desarrolló su modelo de franquicia.

Hay quienes tienen albercas de mayores dimensiones, como la de Cecilia Rubio y Alejandro Muñiz,  propietarios de Club Cañada, una escuela de natación ubicada en el Pedregal de San Ángel, en la capital del país. El negocio consiste en dos centros de enseñanza en la misma zona, separados por tan sólo 300 metros de distancia. Uno con una alberca de 8 x 6 metros, y el más reciente con una de 20 x 12.5 metros. En ambos centros se imparten clases para mujeres embarazadas, bebés, niños y adultos.

El tamaño de la alberca depende de las expectativas del empresario, su presupuesto y el tamaño del terreno. “Nosotros recomendamos albercas con fines comerciales de 25 x 12 metros con 1.30 metros de profundidad. Se trata de una medida semiolímpica que se puede seccionar para crear ‘minialbercas’ para cada uno de los grupos”, señala Gerardo Lavana, socio de Acro Piscinas, empresa especializada en servicios de mantenimiento, remodelación, construcción y equipamiento de albercas.

Al margen del tamaño de alberca que deseas montar, es importante que definas los pros y contras de rentar o comprar un local. De inicio, no es sencillo hallar un terreno en renta que cuente con alberca. Si lo encuentras, probablemente se trate de una escuela que cerró sus puertas, por lo que deberás trabajar en el posible reacondicionamiento del sitio –con la inversión económica que esto implica– y en el posicionamiento de tu marca.

A lo anterior deberás sumar el tema de las rentas, las cuales, junto con la nómina, significan el gasto más importante en este negocio. Los emprendedores del giro recomiendan arrancar en un local propio con dimensiones de entre 400 y 1,000m2 y con estacionamiento.

Equipamiento

Uno de los aspectos más importantes de una escuela de natación es el equipamiento, que determina, en gran medida, el atractivo, seguridad y funcionalidad de las instalaciones. Por ello, la sugerencia es contratar a una empresa especializada en construcción y mantenimiento de albercas, ya sea para edificarla desde cero en el terreno que tengas previsto, o para dar mantenimiento a la que hallaste en un local en renta.

Una alberca se puede construir en cualquier tipo de terreno, de preferencia plano. “Podemos instalarla en zona de piedra volcánica, como es típico de la zona sur de la Ciudad de México, en colonias como San Jerónimo y el Pedregal; o en terrenos fangosos, como los de Ciudad Neza”, aclara Gerardo Lavana, de Acro Piscinas.

Es fundamental que el proveedor sea experto en instalaciones hidráulicas y eléctricas, pues cualquier fallo en este aspecto puede ir en detrimento de tu inversión o en perjuicio de las instalaciones. También hay que cuidar que los equipos de filtración, calefacción, iluminación y accesorios sean de marcas reconocidas y respondan a normas de calidad internacional.

“Uno de los aspectos críticos en la operación es el sistema de calefacción, del cual depende que haya agua caliente todo el año. Hay opciones de gas, solares y eléctricas”, asegura Bernardo Hernández, director general de Albercasa Sport, compañía especializada en construcción de albercas, áreas deportivas y canchas de tenis.

El experto señala que está el calentador de gas, pero la operación resulta cara por el precio del combustible. El solar, por su parte, tiene la ventaja de usar energía libre y gratuita, aunque el inconveniente de la falta de servicio en días nublados. En tanto, el calentador eléctrico a base de resistencias puede ser muy económico; sin embargo, su precio inicial es elevado.

Finalmente, agrega, está la bomba de calor, que es una opción muy rentable porque usa energía del medio ambiente y la electricidad para elevar la temperatura del agua. Su desventaja es el precio inicial de adquisición y la imposibilidad de calentar agua por debajo de 8oC.

“Recomiendo utilizar un sistema híbrido: paneles solares y bomba de calor”, dice Gerardo. Por ejemplo, señala que para una alberca semiolímpica se requieren tres bombas de calor para alcanzar los 27 o 28º C. “Los paneles no nos cuestan en energía, pero por cada bomba se pagarán al bimestres unos $4,000 o $5,000”, aclara.

Respecto a los acabados, los proveedores del ramo coinciden en que estos dependen del gusto y presupuesto, aunque lo más utilizado es el recubrimiento cerámico tipo veneciano, o la geomembrana, un material plástico de buena duración. En todo caso, es importante que sean instalados por un profesional; esto a fin de evitar bordes o filos que puedan causar un accidente a los usuarios.

Respecto a los andadores y pasillos, los proveedores aconsejan que sean de granito antiderrapante o módulos de plástico forrados con lyner, un acabado poroso que evita los resbalones. También prevé comprar una cubierta. Puede ser manual o automática. La más común es la de lona de burbujas, que es térmica y evita la pérdida de calor, además que es higiénica. Las automatizadas funcionan con motores neumáticos y son muy seguras; sobre todo para cuando hay niños. La desventaja es su precio elevado, destaca Bernardo, de Albercasa Sport.

A esto hay que sumar el techo o domo de la alberca, el cual puede ser de lámina o de acrílico. Aunque este aspecto puede representar una inversión inicial de entre $200,000 y $250,000, es una buena alternativa para evitar que el agua se ensucie más de la cuenta, al tiempo que te permitirá ofrecer un mejor servicio a tus clientes, sin importar la época del año.

“La inversión en el proyecto es variable. Por ejemplo, una alberca de 12.5 x 25 metros puede costar entre $1.8 millones y $2.5 millones, dependiendo del equipamiento y tipo de calefacción”, indica Bernardo. Por último, no olvides considerar que la duración de la obra arquitectónica puede ser de tres meses o más, según las dimensiones y requerimientos del proyecto.

Mantenimiento

Una manera de optimizar los gastos de operación en tu alberca, consiste en gestionar un buen mantenimiento del agua. Para ello, existen dos caminos: contratar a una empresa experta en el ramo que de manera periódica acuda a realizar el servicio, o resolverlo in situ previa capacitación de tu personal.

El llenado inicial se recomienda hacerlo con pipas, porque el agua de la red municipal puede resultar muy costoso, al sobrepasar el límite de litros promedio para el local comercial. Posteriormente, para el relleno, Bernardo aconseja el agua entubada.

El mantenimiento del líquido depende del uso y grado de suciedad del mismo; aunque con cuidados adecuados, puede durar hasta 30 años. “El agua no se cambia, sólo se rellena el volumen que se pierde cuando se hace el retrolavado con un equipo de filtración y bombeo. Este procedimiento filtra el agua y la limpia de cualquier suciedad, dejándola en óptimas condiciones para que el usuario nade con seguridad. Generalmente se hace una o dos veces a la semana. Para ello, hay equipos económicos que rondan los $150,000”, explica Gerardo Lavana.

¿Cómo saber que el agua es ideal para nadar? A razón del PH, cuyos parámetros para albercas comerciales están establecidos en la Norma Oficial Mexicana 245 de la Secretaría de Salud, que habla de la calidad de agua y requisitos que deben cumplir las albercas y a la cual debes apegarte si quieres abrir un negocio en este giro.

Su objetivo es prevenir y minimizar riesgos a la salud pública por enfermedades gastrointestinales, de la piel y otras, ocasionadas por ingestión, contacto e inhalación de microorganismos patógenos y sustancias químicas en el agua de albercas.

Los especialistas en mantenimiento cuentan con diferentes herramientas, como cloro en varias presentaciones, ácido seco (PH-), alcalino (PH+), ceniza de sosa, alguicidas, honguicidas, clarificador, cristalino y sal de grano de mar. A lo anterior se suma otro procedimiento: un generador de cloro a base de sal, que elimina la necesidad de usar químicos que, a decir de Diana Ruiz, directora general de Amisa, compañía dedicada al mantenimiento profesional de albercas, es uno de los métodos más innovadores de limpieza de agua, no sólo porque elimina la necesidad de usar químicos, sino porque tiene un enfoque ecológico.

Para mantener a raya todos los contaminantes posibles y conservar a punto el agua de tu alberca, los expertos recomiendan que los usuarios se den un “regaderazo” antes de ingresar a la alberca (esto para eliminar rastros de crema corporal, maquillaje o bloqueadores).

Asimismo, recomiendan mantenerla cubierta todo el tiempo que no se utilice. Esto a fin de evitar que caiga polvo, hojas de árboles, ceniza volcánica o polen.

Puntos medulares

La operación de una escuela de natación requiere de un emprendedor entusiasta, con gusto por el servicio al cliente, pasión por la natación y, de manera deseable, conocimiento del giro. Además, debe tener don de mando, capacidad de organización, facilidad de comunicación y habilidades para trabajar en equipo. ¿Cumples el perfil?

“La fórmula para tener éxito combina varios aspectos: capacidad instalada, un segmento de mercado perfectamente definido, un modelo de negocio y un de plan de trabajo. Si tienes todo esto, puedes empezar sin problema, pero si algo falla, con seguridad van a surgir problemas”, advierte Obed Abasolo, CEO de Aguaviva.

Por ejemplo, puedes arrancar con una alberca de 10 x 8 metros y 1.20 metros de profundidad, y crecer tu capacidad a medida que te hagas de público, considerando el espacio correspondiente para edificar una nueva alberca de dimensiones similares en un futuro. Al margen de la piscina, deberás construir una zona de regaderas y vestidores para ocho personas, y delimitar áreas para padres y recepción. Recuerda incluir servicios sanitarios para niños y adultos.

También puedes acondicionar un salón con equipo cardiovascular (caminadora, escaladora y bicicletas fijas), donde tus clientes pueden ejercitarse antes o después de sus clases; así como un espacio para la venta de equipo y ropa para nadadores, como goggles, gorras, tablas, aletas y trajes de baño.

Respecto al horario de operaciones, debes saber que se trata de un giro muy absorbente, pues por lo general se abre de lunes a viernes en horarios de 7:00 a.m. a 9:00 p.m. y sábados de 8:00 a.m. a 2:00 p.m. Las clases por lo general duran 50 minutos, tiempo suficiente para que las personas realicen el calentamiento necesario y lleven a cabo su entrenamiento.

¿Qué tipo de clases ofrecer? Prácticamente de todo. En Aguaviva, por ejemplo, se imparten clases prenatales, sesiones acuáticas de acondicionamiento físico posparto, sesiones de estimulación temprana bebé/papás, y clases para niños y adultos.

Existen otros modelos, como el de Centro Acuático Integral, que inició operaciones en 1995 por el rumbo de Ecatepec, Estado de México, y que a la fecha ofrece clases para bebés, niños y adultos; aunque también imparte sesiones de fisioterapia en la alberca, para el tratamiento de lesiones deportivas y otros problemas del sistema musculoesquelético.

“Aprovechamos el horario de las 11:00 a.m. a las 2:00 p.m. para dar este servicio. En este periodo las clases normales bajan y recibimos pacientes que tienen lesiones y desean rehabilitarse. Para ello, contamos con un consultorio adjunto”, indica Eduardo Luna, propietario del Centro Acuático Integral. Al igual que estos emprendedores define un mercado objetivo y desarrolla tu currícula de acuerdo con sus necesidades. Apóyate en un estudio de mercado. Recuerda que una clave para triunfar en los negocios es definir hasta dónde quieres llegar y cómo vas a lograrlo, aspectos que sólo puedes determinar a través de un plan de negocios.

Recursos Humanos

El éxito de una escuela de natación depende, en gran medida, de la calidad de la instrucción, por lo que si quieres destacar en este medio debes hacerte de una plantilla de profesores expertos en la técnica y con un perfil ético y humano que facilite la enseñanza.

En Club Cañada, por ejemplo, los profesores no sólo deben comprobar sus aptitudes para la instrucción, sino también presentar un examen psicológico. “Somos una escuela muy estructurada, y el reto es encontrar personal adecuado, con actitud adecuada y comprometida”, dice Cecilia Rubio.

Para esta emprendedora es fundamental que sus entrenadores cuenten con el aval del Sistema de Capacitación y Certificación para Entre­na­dores De­por­tivos (SICCED), el cual surgió en 1995, frente a la necesidad de contar con un modelo que respondiera a las demandas del desarrollo deportivo y a los compromisos contraídos en el Programa Nacional de Educación Física y Deporte. Dicho sistema avala las competencias de los entrenadores, planteando de manera didáctica los principios y fundamentos del proceso de entrenamiento. ¿Dónde puedes encontrar maestros? En la Escuela Nacional de Educación Física (ENEF) y haciendo casting con personal de otras acuáticas.

Otro punto esencial es que tu centro cuente con un método propio de enseñanza, que incluo puede convertirse en tu principal diferenciador frente a la competencia. Para desarrollarlo, la mejor alternativa es la capacitación, por lo que aparte del curso del SICCED, puedes buscar el aval de organizaciones internacionales como la Swim School Association de Estados Unidos.

Toma en cuenta que el rol de actividades está alineado a la demanda y capacidad instalada. En este sentido, los expertos recomiendan armar un calendario siguiendo una regla básica: por la mañana clases de ejercicio prenatal, clases para bebés, acondicionamiento físico en agua y terapia física; por la tarde (entre 2:00 p.m. y 5:00 p.m) niños prescolares; y después de esa hora, sesiones para niños más grandes, adultos y alta competencia. Los grupos deben ser reducidos; en el caso de estimulación temprana, el límite es de nueve personas. Si son principiantes, un grupo puede ser de máximo cinco personas. Esto permite dar una atención adecuada y segura a cada alumno. El rol de clases y el número de actividades determinan el tamaño del staff técnico.

Por ejemplo, Grupo AguaViva tiene una plantilla de ocho instructores y un coordinador, en un horario de servicio de 7:30 a.m. a 9:30 p.m. Capacidad suficiente para atender, en promedio, a 110 personas por día. “La gente elige si quiere asistir entre una y cinco veces por semana. Mi recomendación es dos o tres veces, lo que arroja un pago promedio por persona de $1,200 al mes”, aclara Obed Abasolo.

Por otro lado, destaca la importancia de una buena administración anual, toda vez que la escuela de natación presenta un ciclo de desarrollo y un retrociclo. “Este negocio funciona a partir de que inicia el calor (en febrero) y tiene declive pronunciado a mediados y finales de octubre”, comenta.

Para contrarrestar el impacto puedes hacer promociones de temporada, ofrecer costos preferenciales, sortear becas y dar beneficios por pago anticipado. Además, suma otras líneas de negocio como medio para aumentar tus ingresos y compensar esas épocas del año cuando baja la demanda del servicio.

Por ejemplo, imparte cursos de verano, clases personalizadas, cursos intensivos o haz convenios con escuelas para impartir el servicio de instrucción. En este caso, puedes rentar la alberca por hora o cobrar una iguala mensual por alumno. Respecto a la utilidad, los emprendedores del ramo calculan un promedio de 20% a 30% anual, con tendencia a la baja en diciembre y enero.

“La nómina es lo que consume gran parte de la utilidad. Lo mejor es pagar sueldos fijos y otorgar algún bono de productividad. Esto te ayuda a saber cuánto tienes que generar”, aclara Obed. La paga de un instructor promedio es de $80 la hora, pero si es de estimulación temprana, el estándar sube a $150. Estas cifras te ayudarán a determinar una paga mensual para tus instructores, considerando el número de clases que imparten al día. “Mi aconsejo es dar a los empleados todos los beneficios legales. Esto da estructura a la empresa y genera lealtad y compromiso en los empleados”, añade el emprendedor.

Por otra parte, no pierdas de vista el tema de la seguridad. Así que pide a todos tus alumnos un examen médico antes de inscribirse y elabora un expediente que incluya nombre, dirección, teléfono particular y para emergencias, alergias, tipo de sangre, médico de cabecera y los datos de su seguro médico (particular y de seguridad social). A la par, contrata un seguro de responsabilidad civil y ten a mano los teléfonos de los servicios de emergencia.

La sugerencia es contar con un plan de acción en estos casos y renovar de forma permanente la licencia de guardavidas (se trata de un curso de primeros auxilios que imparte la Cruz Roja). Ojo: todos, absolutamente todos en la empresa, deben saber dar primeros auxilios; incluso el personal de limpieza.

Finalmente, recuerda que todo negocio exige una buena dosis de paciencia, perseverancia, conocimientos y sentido común. Por lo que no está de más buscar asesoría profesional. Capacítate y trabaja para cumplir tu sueño de ser un emprendedor exitoso.

Algunos contactos

Adasa
Mantenimiento, construcción
y equipamiento de albercas
(55) 5646 7742
Distrito Federal

Agua Máxima Ingeniería
Mantenimiento correctivo y preventivo a sistemas de filtración
y purificación de agua
Distrito Federal

Albercas Drops
Construcción de albercas
(55) 5590 8374
Distrito Federal

Albercas y Equipos
Sistemas y equipamiento
(55) 3673 0147
Zapopan, Jal.

Distribuidora de Productos Químicos y Mantenimiento de Albercas
(55) 5399 0883
Distrito Federal

Hidrocom Sistemas y Equipos de Bombeo
(55) 5746 3759
Distrito Federal

Sistemas Hidráulicos Almont
(55) 5543 0294
Distrito Federal

Swimquip de México 
Pisicinas y químicos
(55) 5540 4091
Estado de México

Tapi
Pipas de agua
(55) 5757 9116
Distrito Federal

Toallas La Josefina
(55) 5728 9908
Distrito Federal

Todo para su alberca
(55) 5514 4359
Distrito Federal