Emprendedores

5 tips para quienes se creen especiales

De niño Steve Jobs lloró porque sus padres biológicos lo dieron en adopción. Pasó su vida demostrando que era importante.
5 tips para quienes se creen especiales
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Los Millennials han adquirido la mala reputación de ser una generación de malcriados narcisistas. Aunque no creo que sea justo etiquetar a todo un grupo de personas basándonos sólo en la edad, o cualquier otro criterio, aun si es cierto, ser narcisista no es tan malo como suena.

En realidad, ser presumido puede ser un gran motivador en la vida.

Si realmente te crees muy especial, tienes una necesidad desesperada de ser importante y trabajas duro para probarlo, la lógica dice que lograrás el éxito. Es como la realización de una profecía de éxito personal. Casos así suceden todo el tiempo.

Cuando era niño, Steve Jobs le dijo a una niña que vivía frente a su casa que era adoptado. Cuando la pequeña le preguntó si esto significaba que sus padres biológicos no lo habían querido, el futuro emprendedor se puso a llorar y corrió a su casa. Fue entonces que su madre adoptiva le dijo que ella y su marido lo habían elegido específicamente entre un grupo de niños. Desde entonces, Jobs siempre creyó que era especial.

El camino para la realización de la profecía personal es más cíclico de lo que crees. Aunque su familia adoptiva sí lo eligió, Jobs estaba consciente de que sus padres biológicos lo dieron en adopción. Es muy probable que la obra de su vida haya sido resultado del deseo de querer probar que, de hecho, sí era especial.

Este tipo de mecanismos es muy común en las personas altamente exitosas. ¿Y adivinen qué? Creer que eres especial es un gran comienzo, pero sólo es el principio del camino al éxito. No basta con tener motivación, se tienen que tomar ciertos pasos para que se dé la realización de la profecía personal y para que alcances todo tu potencial.

1.Tienes que tener el talento que te respalde
No me importa si es inteligencia, habilidades, instintos o alguna combinación de estos elementos, el punto es que o naces con el talento o usas tu voluntad para desarrollarlo. Claro que puedes ir por la vida pretendiendo que sabes hacer las cosas, pero difícilmente serás feliz contigo mismo si no te preparas para lograrlas.

2.Definitivamente, no basta con tener pensamientos positivos
Muchas personas se confunden en este punto. Los traumas de la niñez pueden iniciar la hoguera de la necesidad de probarte a ti mismo. Enfocarte sólo en las partes positivas nada más sirve para crear una falsa realidad en tu mente que no se traduce en algo positivo en el mundo material.

3.Tienes que trabajar como loco
Puedes creerte tan importante como Donald Trump o Mark Cuban, pero esa autoestima no valdrá si sólo te sientas a esperar a que te lleguen cosas buenas. La combinación de narcisismo con el sentirse con el derecho de recibir cosas nunca termina bien. Antes que nada, debes trabajar para probar que realmente eres tan importante como te crees. Punto.

4. Debes tomar decisiones inteligentes
Puedes tener la motivación, la inteligencia, el talento, trabajar sin parar, pero al final todo se reduce a las decisiones que tomas para el futuro. Cada elección juega un papel determinante en tu vida y tiene el potencial de transformar tu existencia para bien o para mal. El éxito siempre depende de tomar las decisiones correctas.

5. Tienes que perseverar
Este mecanismo suele ser eterno para ciertas personas: pueden triunfar y triunfar y nunca sentirse satisfechas. Esto puede ser una maldición o una bendición dependiendo del efecto que tenga en tu vida. Por el lado positivo, esta característica te dará la fuerza para soportar los momentos difíciles.

Al final, aquello que te hace sentir especial también te puede dar la motivación necesaria para lograr grandes cosas y cumplir tu profecía personal.