Consultoría

8 personas tóxicas que debes sacar de tu vida

Los empresarios necesitan estar enfocados, y convivir con personas tóxicas pone obstáculos innecesarios en su camino.
8 personas tóxicas que debes sacar de tu vida
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Rodearte por personas tóxicas puede ser completamente agotador, además de tener un impacto negativo en tu camino hacia el éxito.

Los empresarios necesitan estar enfocados, y convivir con personas negativas pone obstáculos innecesarios en su camino, así que ¡es mejor evitarlas!

Probablemente conoces a varias personas tóxicas; algunas podrían ser amigos cercanos, o incluso alguien con quien vivas. Una cosa es segura: entre más pronto las destierres de tu vida, mejor. Éstos son 8 tipos de personas tóxicas que deberías quitar de tu camino:

1. Las que critican todo el tiempo

Estas personas siempre encuentran la forma de criticar lo que les rodea. Puedes tomarte el tiempo de explicarles algo con gran detalle, pero lo que entrará por un oído saldrá por el otro. Alcanzan sus conclusiones antes de escuchar los hechos; no prestan atención y son pésimas para comunicarse. Pedir consejo o retroalimentación de una persona así es una completa pérdida de tiempo.

2. Las envidiosas

Ser emprendedor puede ser un viaje muy accidentado, lleno de altas y bajas. Mientras que es importante tener un grupo de simpatizantes en tu esquina durante los tiempos difíciles, también es importante contar con partidarios que estén allí para reconocer tus logros. Las personas envidiosas no se sentirán felices por ti… nunca. Sentirán que lo que te sucede debería sucederles a ellas y nada más.

3. Las fanáticas del control

Las personas controladoras nunca quieren escuchar; no tienen que hacerlo, porque, según ellas, lo saben todo y siempre encuentran la mejor manera de hacer las cosas. Si bien estas personas pueden ser una molestia en tu vida privada, es una pesadilla lidiar con ellas en un entorno empresarial. Una estructura de negocio exitosa requiere que los miembros del equipo escuchen y sigan instrucciones. Si tienes fanáticos del control en tu equipo, podrías enfrentarte a un problema de "demasiados cocineros en la cocina".

4. Las arrogantes

No hay que confundir seguridad con arrogancia: la gente segura inspira, la arrogante, intimida e irrita. Una persona con una actitud arrogante siente que es mejor que cualquiera a su alrededor. En el ámbito privado esto puede ser molesto, pero en una situación profesional, puede crear un ambiente bastante incómodo.

5. Las víctimas

Una persona que adopta el papel de víctima siempre tendrá excusas y culpará a los demás de sus errores. Éstas son de las personas más tóxicas que existen; nunca aceptan su responsabilidad y siempre señalan con el dedo, provocando un efecto dominó de culpa en un entorno laboral. Destiérralas de tu negocio y elimina ese dolor de cabeza.

6. Las negativas

Las personas negativas drenarán tu energía positiva de inmediato; ellas crecen a medida que tumban a todas las personas que las rodean. Nunca recibirás palabras de aliento de una persona así. Desacreditarán todas tus ideas, y en lugar de apoyarte, harán lo posible por señalar tus tropiezos, en lugar de concentrarse en tus posibilidades y tu potencial. Son grandes vampiros de energía.  

Relacionado: Las claves de la energía según el Dalai Lama

7. Las mentirosas

Para tener éxito debes rodearte por personas exitosas en las cuales puedas confiar, y sepas que estarán ahí para ti. No puedes confiar en las personas mentirosas, y es difícil contar con ellas porque nunca sabes si están mintiendo o no. Esta incertidumbre es desgastante. Elimina a los farsantes de tu vida y no tendrás que preguntarte si te están diciendo la verdad.

8. Las chismosas

La gente crea chismes por inseguridad –no sabe cómo separar los hechos de la especulación y, cuando la verdad se retuerce y se transmite la información incorrecta, se hieren sentimientos y nacen los enemigos–. Tener a un chismoso en tu negocio es más destructivo de lo que crees: puede ser un cáncer y crear rápidamente un ambiente negativo.

Si alguno de los tipos anteriores te suena familiar, entonces existe una buena posibilidad de que te estés exponiendo a individuos tóxicos. Considera eliminarlos de la ecuación para mantenerte cien por ciento enfocado en alcanzar tus metas sin distracciones innecesarias. Eliminar a las personas tóxicas te permitirá crear un mejor ambiente, tanto en tu vida laboral como privada.