Consultoría

8 distractores que afectan tu productividad

Todos buscamos tener más tiempo durante el día para hacer más cosas. No desperdicies valiosos minutos haciendo las siguientes actividades.
8 distractores que afectan tu productividad
Crédito: Depositphotos.com

Como emprendedor, sabes lo valioso que es cada minuto de tu día. Todos haríamos casi cualquier cosa por tener más tiempo. A veces tu ambiente laboral y hábitos personales pueden desperdiciar minutos valiosos sin siquiera saberlo.

Aquí hay ochos distracciones comunes responsables de matar la productividad:

1. Redes sociales. La actualización del estatus de Facebook, Twitter y las fotos de Instagram es una gran forma de estar conectados con los amigos y la familia, pero también pueden absorber tiempo valioso de tu día. Nuestra cultura es adicta a las redes sociales. A menos que estés usándolas para promocionar tu negocio, puede esperar. Esas actualizaciones no se van a ir a ningún lado.

2. Celulares. No sólo las llamadas y los mensajes de texto son grandes distractores, sino que la mayoría de nosotros tenemos Facebook, Instagram, Twitter y otras aplicaciones en nuestros smartphones. Aunque poner tu celular en silencio es mejor que nada, puede vibrar en el escritorio robando tu atención y provocando que lo revises. Si de verdad quieres eliminar la distracción, apágalo o ponlo en modo de avión mientras trabajas.

3. Ambiente caótico de trabajo. Tu ambiente en la oficina puede ser un gran distractor cuando tratas de terminar un trabajo. Aunque es bueno ser accesible para tu equipo entero, es también importante tener un espacio silencioso cuando sea tiempo de hacer el trabajo. Establece una política de puerta cerrada y pon una pizarra en la puerta para que los miembros de tu equipo puedan dejarte una nota con lo que necesiten cuando esté cerrada.

4. Síndrome de revisar el email. Muchos emprendedores podrían pasar todo su día respondiendo correos. ¿Alguna vez te has encontrado constantemente actualizando tu email? Prográmalo para que se actualice cada 30 o 60 minutos. Puedes verlo rápidamente y responder a cosas urgentes, dejando lo demás para otro momento. Responder a los emails es lo primero que debes hacer en el día, hazlo de nuevo a mediodía y luego otra vez antes de que salgas de la oficina.

5. Búsquedas en internet. Es muy fácil llegar a un sitio y pensar que vas a estar ahí máximo un minuto, pero pueden pasar hasta horas. Revisar puntajes en los deportes, leer tu blog favorito y rastrear los últimos chismes de Justin Bieber puede esperar.

6. Tomar citas no programadas. No sólo esto evitará que seas productivo en el día sino que manda el mensaje a ciertas personas que tu tiempo no es valioso. Claro que las emergencias surgen y a veces necesitas tener una cita al último minuto, pero no lo hagas un hábito.

7. "Breaks" de cigarro. En los años 70 podías prender un cigarro en la oficina pero actualmente la mayoría de los complejos han designado áreas de fumar afuera requiriendo que los fumadores tomen las escaleras o el elevador para ir por su dosis de nicotina. Un par de minutos para recoger tus cosas, otro par para salir y para fumar y luego otros para platicar. Multiplica esto con varios breaks durante el día y te dará una gran cantidad de tiempo que aprovechar para otras cosas.

8. Visitas inesperadas de amigos y familia a la oficina. Eres un emprendedor, lo que significa que tienes amigos y familia que piensan que te sientas todo el día dando órdenes mientras tomas una copa. Las visitas inesperadas te distraen y ponen un mal ejemplo.