Startups

4 mitos (y una verdad) sobre emprender

¿Crees que vas a ser tu propio jefe y serás rico rápidamente? Descubre la realidad sobre iniciar un negocio propio.
4 mitos (y una verdad) sobre emprender
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Sueñas con ser el próximo Uber o Whatsapp? Con tantas historias de negocios exitosos en los medios la mayoría de los aspirantes a emprendedor no escucha lo que el 99.99 por ciento de los dueños de negocios tiene que enfrentar en la vida real.

Aquí hay cuatro mitos comunes, y una gran verdad, sobre el emprendimiento y lo que necesitas saber antes de empezar.

1.Siempre vas a hacer lo que amas
Todos creen que vas a tener más libertad para perseguir tus pasiones una vez que tengas un negocio propio. Mentira.

Cuando diriges una empresa debes supervisar muchos aspectos diferentes, desde el marketing y contabilidad hasta la atención a clientes y más. Al final del día tendrás menos tiempo para hacer lo que amas. Tu trabajo como emprendedor no es una acción única, es manejar todo un negocio.

Así que, si te gusta manejar varios proyectos a la vez, vas por buen camino.

2.Eres tu propio jefe
Cuando tienes un empleo, tu salario, horarios y equipo de trabajo dependen de algunos supervisores. En cambio, cuando tú eres el jefe debes responder a cada uno de tus clientes. Ahora cientos, tal vez miles, de personas tienen el control de tus ganancias y horarios.

Asimismo, tienes que responder a arrendadores de tus oficinas, inversionistas, franquicia, etcétera. Ahora debes entregar cuentas a más personas que antes.

3.El negocio se trata de ti
Hoy en día tenemos más disponibilidad de servicios y productos de la que podríamos necesitar, lo que hace que el entorno emprendedor sea muy diferente a como era hace unos 50 años. Si encuentras un hueco en el mercado en el que los clientes están desesperados por una solución y están dispuestos a pagar entonces DEBES iniciar un negocio.

Recuerda, Ray Kroc no buscó la expansión de McDonald porque estuviera aburrido con su restaurante, lo hizo porque los clientes se lo pidieron. Si quieres hacer algo que solo responda a tus propias necesidades, entonces busca un pasatiempo. Los negocios exitosos son aquellos que tratan de resolver las necesidades del cliente.

4.¡Es fácil!
Hay una razón por la que los fraudes vienen con la frase “Hazte rico rápidamente”. Hacer un buen negocio toma tiempo, a veces entre tres o más años sólo para empezar a emprender. Ser dueño de una empresa no es un boleto mágico para tener seguridad financiera y debes estar preparado para enfrentar los obstáculos que salgan.

5.“Tú puedes” significa lo mismo que “Tú debes”
Sólo porque puedas hacer algo no significa que debas hacerlo. Todo depende de las metas personales que tengas. Tienes que ver las posibles recompensas de las acciones que vayas a tomar y analizar si justifican los riesgos, tanto financieros como cualitativos.

Demasiadas personas cambian un salario fijo y ahorros de toda una vida por la oportunidad de obtener igual o menos dinero trabajando más y con mayor estrés. Asegúrate que el negocio por el que estás apostando todo tenga sentido y que te ayudará a mejorar la calidad de vida que tienes actualmente.

Y una gran verdad: la regla de 3
Voy a sumar tres hechos en uno sólo: todo te va a llevar tres veces el tiempo que antes te tomaba (hacer contratos legales, obtener capital, instalar un sitio web), costará tres veces más de lo que tenías contemplado y será tres veces más difícil de lo que creías.

Aun cuando pienses que estás siendo conservador o realista, es probable que no estés contemplando todo el dinero, esfuerzo y tiempo requerido para arrancar un negocio exitoso.

En resumen, emprender no es para los débiles de corazón así que asegúrate de hacerlo con los ojos bien abiertos y muy consciente de la realidad del medio antes de lanzarte a poner un negocio.