My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Consultoría

Negocios responsables, ¿nuevo paradigma?

En términos sociales y ambientales, los consumidores cada vez son más exigentes. Integrar la sostenibilidad en tu core business puede ser el camino al éxito.
Negocios responsables, ¿nuevo paradigma?
Crédito: Depositphotos.com
3 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En años recientes, las tendencias de consumo se han redefinido a partir de las “buenas prácticas” corporativas. Los consumidores modernos ya no sólo buscan satisfacer sus propias necesidades: buscan también que las marcas que forman parte de sus vidas sean responsables con su entorno social y natural.

Esta tendencia se ve ejemplificada por iniciativas como el sistema B o B Lab, que incorpora a empresas que operan con altos estándares de transparencia y responsabilidad para con su entorno. Tener una certificación B es sinónimo de buenas prácticas empresariales, y esto es algo que el mercado reconoce. 

Por ejemplo, la reconocida marca de ropa Patagonia desarrolla procesos innovadores a partir de un valor diferenciador: la responsabilidad socioambiental. Una prenda de esta marca puede tener un precio superior a productos similares enfocados al mismo target; no obstante, los consumidores la adquieren porque compran, más que el producto en sí, una experiencia asociada a la sostenibilidad.

Por otra parte, cabe mencionar que los medios masivos de comunicación y las redes sociales han puesto en jaque a las grandes corporaciones que tienen prácticas no éticas asociadas a la contaminación ambiental, la mano de obra infantil y condiciones laborales precarias que sólo benefician sus intereses particulares y que tienen como objetivo único maximizar sus ganancias.

No me malentiendan: no quiero plantear que generar utilidades sea malo. ¡De ninguna manera! La idea es demostrar que con prácticas social y ambientalmente responsables también pueden generarse, y que éstas no se limitan a los beneficios económicos, sino también al beneficio de cuidar nuestro entorno y construirnos una reputación sólida.

Cada vez hay más clientes y consumidores responsables que demandan herramientas para mejorar sus hábitos de consumo (como GoodGuide, que permite conocer la valoración de productos en cuanto a calidad y sostenibilidad). El de Patagonia es sólo un ejemplo de las cientos de compañías que innovan a diario para captar ese segmento de consumidores comprometidos con el verdadero significado de la sostenibilidad, que recae en última instancia, en el beneficio de las generaciones futuras.

 Ahora bien, ¿qué tipo de consumidor eres tú?

Sobre el autor:

Sebastián Escobar ha sido fundador de tres compañías en Colombia. Actualmente es consultor y empresario, lidera el espacio de opinión Sebpartners.co. Síguelo en twitter como @Sebpartners.

¡Todos los emprendedores vivimos con miedo! Pero no tiene nada de malo